Corazón partío... más que una canción

Univision | Feb 18, 2013 | 4:24 PM

Por Dr. Juan Rivera

Esas frases de novela que suspiramos de vez en cuando tras un quiebre amoroso de años, jurando que nos han roto el corazón, pudieran no ser tan exageradas como parecen. Un “corazón partí’o” no sólo es obra de la genialidad de Alejandro Sanz o de tarjetas románticas, sino algo mucho más serio, especialmente para las mujeres. Los científicos han confirmado que el Síndrome del Corazón Roto no tiene nada que ver con cursilería, sino con una enfermedad cardíaca más común de lo que imaginamos. 
Cuando Juanita, una de mis pacientes en el Hospital Johns Hopkins ingresó a la unidad de emergencia, todo indicaba que era víctima de un ataque cardíaco. El dolor en el pecho y la dificultad para respirar lo hacían suponer. Después de todos los exámenes correspondientes no hubo resultados que lo probaran, pues sus arterias estaban perfectas. Sin embargo, un ecocardiograma o ultrasonido mostró que su corazón se contraía sólo una tercera parte de lo normal, como si estuviese adormecido. En ese momento, recordé que Juanita acababa de perder al hombre que la acompañó durante 50 años. Entonces encontré la respuesta a lo que le estaba pasando.
En Estados Unidos se le conoce como el Síndrome del Corazón Roto aunque en realidad su nombre es Síndrome de Discinesia Apical o como se le llama en Japón, Cardiomiopatía de Takotsubo. Los síntomas, como dolor de pecho y dificultad respiratoria,  son muy parecidos a los de un ataque  cardíaco, pero afecta sólo al músculo del corazón y no a las arterias coronarias.
No tiene relación alguna con los factores de riesgo de afecciones cardiológicas comunes, pero sí con estrés, con emociones y con pérdidas. Según los estudios, el trastorno se debe a un aumento de algunas hormonas como la adrenalina en momentos de estrés. Las arterias no se obstruyen como en un infarto, sino que el músculo se resiente y se debilita en exceso. 
Es tan fácil confundirlo con un ataque cardíaco, que se estima que entre un 1% y 2% de quienes son diagnosticados como víctimas de uno, en realidad lo que tienen es el Síndrome del Corazón Roto.
Falta mucho por conocer sobre este fenómeno clínico, pero se sabe que afecta especialmente a mujeres posmenopáusicas y tal como el amor florece en Primavera, al parecer, también las rupturas, pues entre esta estación y el Verano, se dan con más frecuencia los casos de este trastorno.
Vale la pena estar claro que:
-En general, no es un trastorno fatal.
-Con medicamentos y muchas veces cuidado intensivo se cura.
-No deja secuelas.
Para evitar diagnósticos errados, es vital contarle a su médico si está pasando por una situación emocional de estrés como una pérdida. No es tan fácil reconstruir un corazón hecho pedazos, pero en estos casos, con tiempo, tratamiento y una nueva ilusión, siempre vuelve a latir. 
©Univision
Comentarios