Renunciar, una decisión 'muy difícil' para el papa

Univision.com | Feb 16, 2013 | 7:39 PM

Benedicto XVI, sin embargo, dice que era necesario

Sereno y distendido, según su secretario personal, Benedicto XVI prosiguió con su agenda y recibió al presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, al que confió que ha sido "muy difícil" tomar la decisión de renunciar al papado, pero que considera que es una decisión "recta" para la Iglesia.
"Benedicto XVI me ha dicho que cree que es lo mejor para la Iglesia, ya que por su edad y también por sus problemas de salud (padece del corazón) no puede viajar, salir más y que la responsabilidad de la Iglesia es muy grande y que por eso tomó esa decisión", dijo Pérez Molina a la prensa tras mantener un coloquio a solas con el papa durante 25 minutos en su Biblioteca Privada, informó la agencia Efe.
'Agotado desde hacía tiempo'
Por otro lado, el biógrafo del papa Benedicto XVI y autor del libro-entrevista "Luz del Mundo", el alemán Peter Seewald, afirma que Joseph Ratzinger estaba "agotado desde hacía tiempo" y niega que su renuncia tenga que ver con el denominado "escándalo Vatileaks".
Hace ya diez semanas, Benedicto XVI dijo: "no puede esperarse mucho más de mí", según indica en la edición digital del semanario alemán "Focus" Seewald, quien en los últimos meses se reunió repetidamente con el papa en el Vaticano.
La última de estas ocasiones fue hace diez semanas, en que al parecer Ratzinger respondió a la pregunta de su biógrafo acerca de qué más podía esperarse de su pontificado con un "¿De mí? No mucho. Soy un hombre anciano, las fuerzas me abandonan. Creo que basta con lo que hice hasta ahora", citó Efe en otro parte informativo.
Seewald, autor del best-seller "Luz del Mundo", del que se vendieron el año pasado más de un millón de ejemplares, declara a "Focus" que nunca hasta entonces había visto a Benedicto XVI tan agotado y añade que su tercer libro sobre Jesucristo fue completado "con sus últimas fuerzas".
Seewald niega, sin embargo, que la decisión haya sido influida por el llamado caso "Vatileaks", en alusión a las filtraciones de quien fue su mayordomo.
La traición de su ayudante causó "gran decepción" en el pontífice, pero no le condicionó, apunta el biógrafo, según el cual el asunto no le llevó a la desesperación.
Seewald alude ahí a una conversación de hora y media mantenida en Castel Gandolfo con el papa, el pasado agosto, en que no apreció en él "nada parecido a una desesperación" de tal calibre que pudiera haber actuado de detonante de su decisión.
El escritor y periodista afirma, además, que para el papa estaba claro que en la investigación del asunto debía "preservarse la independencia de la Justicia" y que no estaba en su mano actuar sobre la cuestión.
'Todos estamos muy afectados'
Por su parte, el portavoz vaticano, Federico Lombardi, aseguró que todos están "profundamente afectados" tras la decisión de renuncia del papa Benedicto XVI y que ahora se intenta "enfocar el alcance y el significado" de este gesto.
En su tradicional editorial emitido por Radio Vaticana, el jesuita Lombardi habló de la conmoción comprensible que ha sufrido todo el mundo con el anuncio del Pontífice, pues se ha trata de un gesto "tan inesperado como inusual para todos, dentro y fuera de la Iglesia y del Vaticano".
Para Lombardi, "no era falsa humildad" cuando Benedicto XVI al comienzo de su pontificado se definió como "un humilde trabajador de la viña del Señor".
"Siempre ha tenido mucho cuidado a la hora de emplear con sabiduría sus fuerzas físicas no exuberantes para poder desarrollar lo mejor posible el deber inmenso que se otorgó, de manera inesperada y con una edad avanzada", opinó Lombardi.
Lombardi afirmó que la renuncia al pontificado es fruto de una "admirable sabiduría humana y cristiana" y que con su renuncia "indica una perspectiva de renovado compromiso y esperanza".
¿Problemas al interior de la iglesia?
Pero las versiones sobre las supuestas causas de fondo de la renuncia, no han cesado. El presidente de Bolivia, Evo Morales, lamentó la renuncia del papa y, en su criterio, la misma se debe a problemas internos en la Iglesia católica y no a la edad del pontífice.
"Inicialmente, sale una renuncia por razones de edad. No creo que sea por razones de edad, sino al ver (los) problemas internos en la Iglesia católica: violación, corrupción y división", dijo Morales.
Agregó que consideraba importante expresar su solidaridad con el papa porque sus reflexiones sobre esas injusticias le hacían sentir "orgulloso" de ser un miembro de base de la Iglesia católica.
"Expresar mi solidaridad con el papa Benedicto XVI y lamento que en los próximos días abandonará su cargo por decir una verdad sobre la Iglesia. Qué bueno sería que los seguidores, obispos, cardenales recojan este profundo sentimiento del Papa", dijo Morales.
Papa afirmó querer preservar independencia de justicia vaticana
Por otro lado, la Agencia France Press informa que Benedicto XVI quería "preservar la independencia de la justicia en el Vaticano", tras la difusión de documentos confidenciales, conocida como "Vatileaks", que motivó la condena del mayordomo del Papa, indica la revista Focus que se publicará el lunes.
El semanario alemán, que cita partes de una entrevista al Papa realizada en agosto por el biógrafo del Papa Peter Seewald, afirma que Benedicto XVI consideraba importante "que, en el Vaticano, se preserve la independencia de la justicia, que el monarca no diga, 'ahora me encargo yo de las cosas'".
Focus indica que el pontífice también dijo a Seewald que lo ocurrido era "simplemente incomprensible" para él.
El Papa tampoco podía "entender" a su mayordomo. "No logro entrar en su psicología", afirmó.
"Paoletto", como llamaban al colaborador más cercano del pontífice, de 46 años, indultado por el Papa en diciembre pasado, perdió la ciudadanía vaticana y recobró la libertad tras haber pasado 18 meses de prisión en una celda del Vaticano por robo de documentos confidenciales.
©Univision.com
Commentarios