Revelan plan de reforma migratoria de la Casa Blanca

Univision.com* | Feb 16, 2013 | 6:00 PM

SIGUIENTE:

De aprobarse la propuesta, se permitiría la residencia legal de indocumentados por ocho años.

Incluye la residencia en un plazo de ocho años y un camino a la ciudadanía para indocumentados

La Administración del Presidente Barack Obama alista una iniciativa de ley de reforma migratoria que enviará al legislativo en caso que el Congreso no haga nada en un plazo de cuatro a seis semanas.
El diario USA Today reportó el sábado que la iniciativa presidencial permitiría que los indocumentados que califiquen se convertirían en residentes legales permanentes en un plazo de ocho años.
El plan de Obama también prevé más recursos para la seguridad fronteriza y exigir a los empleadores la verificación de empleo de todos sus trabajadores a través del sistema federal E-Verify.
La propuesta permitiría que los 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos puedan entrar a la reforma migratoria, siempre y cuando cumplan una serie de rigurosos requisitos, entre ellos pagan impuestos y carecer de antecedentes criminales.
El diario dijo que el anteproyecto de la Casa Blanca se está escribiendo en consulta con legisladores de ambas cámaras del Congreso, a efecto de contar con una propuesta tripartita.
USA Today dijo que un borrador del plan había sido entregado a diversos sectores para ser revisado. La entrega fue confirmada por un funcionario de la Administración quien dijo que no estaba autorizado para dar a conocer detalles de forma pública.
¿Qué opina de los esfuerzos del presidente Obama para que se apruebe una reforma migratoria? Participe en el Foro de Reforma Migratoria.
Planes sobre la mesa
El pasado 28 de enero un grupo bipartidista integrado por cuatro senadores demócratas y cuatro republicanos dio a conocer los principios de una reforma migratoria basado en cuatro puntos: seguridad fronteriza, camino a la ciudadanía, verificación de empleo e inmigración legal.
Indicaron que el camino a la ciudadanía se abriría una vez se certifique la seguridad en las fronteras, y que los sin papeles que califiquen deberían primero entrar en un estado de no inmigrante que dilataría al menos 10 años. Después de ese plazo, previa revisión de antecedentes criminales, pago de impuestos y cancelación de multas, podrían pedir la residencia, trámites que en la actualidad, en algunos casos, demora hasta 23 años.
El 29 de enero Obama presentó en una escuela de Las Vegas, Nevada, un plan similar al entregado por el grupo bipartidista del senado, pero con algunas diferencias notables. Una de ellas, que la certificación de la frontera debe hacerse de inmediato y simultáneamente arrancar el camino hacia la ciudadanía. Y que los indocumentados que califiquen no pasen por un estado de no inmigrante, sino que vayan inmediatamente en busca de la residencia, pero colocándose al final de la fila y mejorando el sistema para acortar los tiempos de espera por la greem card o tarjeta verde.
Simultáneamente, un grupo bipartidista de la Cámara de Representantes elabora en privado un proyecto que, de acuerdo a filtraciones, estaría demorado porque demócratas y republicanos no se ponen de acuerdo en cuanto al camino a la ciudadanía. El ala ultraconservadora del Partido Republicano se resiste a otorgar este beneficio a los indocumentados y presiona por una legalización fraccionada y limitada.
La legisladora Ileana Ros-Lehtinen dijo recientemente a Univision la semana pasada del plan que elabora el grupo bipartidista de Cámara, Ros-Lehtinen que, “ojala que tengamos la ciudadanía, que es lo perfecto”, y que se no lograrlo incluirá “un estatus legal que no es lo perfecto, pero es lo posible”.
Obama apura el paso
Tras la presentación de su plan de reforma migratoria, Obama se reunió en la Casa Blanca con lideres sindicales y económicos en busca de apoyo a su iniciativa y para presionar al Congreso. Al término del encuentro la Administración advirtió que si en un plazo de cuatro a seis semanas el legislativo no hace nada al respecto, el presidente enviará un proyecto de ley de reforma migratoria a ambas cámaras y pedirá que sea debatido y aprobado de inmediato.
El martes, durante la rendición del quinto informe sobre el Estado de la Unión (primero de su segundo mandato de cuatro años), Obama reiteró que era tiempo de la reforma migratoria y le pidió al Congreso que le envíe cuanto antes a su despacho una ley para proceder a firmarla.
Clark Stevens, portavoz de la Casa Blanca, dijo el sábado que la Administración continúa sigue apoyando los esfuerzos bipartidistas en el Congreso encaminados a lograr un acuerdo previo que garantice un voto favorable en ambas cámaras.
Stevens dijo que Obama dejó en claro los principios en los que debe basarse una reforma migratoria. "Seguimos trabajando en apoyo a un esfuerzo bipartidista”, indicó.
El grupo bipartidista del Senado que alista un plan que sería entregado a más tardar en marzo está integrado por los demócratas Charles Schumer (Nueva York), Dick Durbin (Illinois), Robert Menéndez (Nueva Jersey) y Michael Bennet (Colorado), y los republicanos John McCain (Arizona), Lindsey Graham (Carolina del Sur), Marco Rubio (Florida) y Jeff Flake (Arizona).
Los requisitos
USA Today dijo que el anteproyecto de ley de reforma migratoria que escribe la Casa Blanca exige una verificación de antecedentes penales a los indocumentados antes de pedir la residencia y pagar una multa por la permanencia indocumentada en el país. Si califican, se les permitiría residir legalmente en Estados Unidos, tener un permiso de trabajo y podrán salir y reingresar al país mientras esperan la residencia.
Otros requisitos para optar a la residencia incluyen el pago de impuestos y saber inglés. Una vez obtenida la green card, deberán esperar cinco años para iniciar el trámite de la ciudadanía.
En cuanto a la seguridad en las fronteras, tema que los republicanos presionan para que primero se certifique que el gobierno tiene control sobre el ingreso indocumentado, el diario dijo que el borrador pide un aumento no especificado de recursos para la Patrulla Fronteriza y permite que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) invierta en mejoras de alta tecnología a lo largo de la frontera.
La propuesta de Obama añade 140 nuevos jueces para las cortes de inmigración, donde actualmente miles de casos se encuentran atascados por falta de persona y recursos.
Verificación obligatoria
El proyecto de la Casa Blanca también amplía el programa federal E-Verify, que permite verificar el estadio migratorio de las personas que buscan empleo. El plan bipartidista del Senado habla de instalar un nuevo sistema.
Obama recomienda que en un plazo de dos años la herramienta se convierta en obligatoria para todas las empresas con más de 1,000 trabajadoras, tres años de plazo para las empresas con más de 250 empleados y cuatro años para todos los negocios.
El borrador conocido el sábado no menciona cambios en el actual sistema de inmigración legal. Sin embargo, en la página digital de la Casa Blanca un documento publicado a finales de enero señala que el plan del presidente recomienda recompensar a todos aquellos dispuestos a trabajar duro y jugar acatando las reglas.
Agrega que por el bienestar de nuestra economía y de nuestra seguridad, la inmigración legal debe ser simple y eficiente. “La propuesta del Presidente atrae a las mejores mentes a los Estados Unidos ya que ofrece visas a emprendedores extranjeros que buscan iniciar un negocio aquí y ayudando a los estudiantes extranjeros en ciencia y matemáticas más prometedores a quedarse en este país después de su graduación, en lugar de que se lleven sus destrezas a otros países”, indica.
“La propuesta del Presidente también reunificará a familias de una forma oportuna y humana, añade.
Los principios del plan de Obama añaden un capítulo para combate del fraude y eliminar la burocracia, así como mejoras en el sistema de viajes y el turismo.
También menciona oportunidades para inversionistas y responder de mejor manera a inquietudes humanitarias.
©Univision.com*
Commentarios