Papa inaugurará Sínodo sobre Medio Oriente

AFP | Oct 08, 2010 | 5:18 PM

Benedicto XVI se reunirá con patriarcas de iglesias orientales

CIUDAD DEL VATICANO - El papa Benedicto XVI inaugurará el domingo un Sínodo especial sobre Oriente Medio en el que participarán los patriarcas de las iglesias orientales católicas, azotadas por conflictos incesantes y la intolerancia religiosa.
El Sínodo, que será abierto con una misa presidida por el Papa, se clausurará el próximo 24 de octubre tras dos semanas de debates a puerta cerrada.
La asamblea de obispos, a la que asistirán 185 prelados, de los cuales un centenar proveniente de Oriente Medio, contará con la presencia de líderes de las iglesias copta, maronita, melkita, siríaca, caldea y armenia, y el patriarca latino de Jerusalén.
Gigantesco desafíoBajo el lema "La Iglesia católica en Oriente Medio: comunión y testimonio. La multitud de los creyentes no tenía sino un solo corazón y una sola alma", los obispos examinarán los mayores desafíos a los que deben enfrentarse los católicos de esa región del mundo, duramente afectada por las tensiones políticas y religiosas.
Entre los problemas que el Vaticano considera fundamental para esa región figura el derecho a la libertad religiosa, que debe ser garantizado para todas las minorías, en particular para aquella cristiana.
"Es necesario que todas las partes de la región se encaminen hacia la justicia", declaró monseñor Nikola Eterovic, secretario general del Sínodo, al presentar este viernes la iniciativa en el Vaticano.
Condiciones difíciles
En algunas zonas, los cristianos "viven en condiciones muy difíciles, debido a la violencia, también por el terrorismo, la emigración y la discriminación", aseguró el religioso.
Muchos de esos cristianos terminan por emigrar con el riesgo de que esa tierra histórica para las tres religiones monoteístas se convierta en una suerte de "museo", como teme Eterovic.
La región cuenta con 20 millones de cristianos, de los cuales 5 millones son católicos, sobre una población de 356 millones de habitantes.
Según el documento preparatorio del Sínodo, realizado en base a cuestionarios a todos los obispos, los cristianos son "las principales víctimas" de la guerra en Irak, están "divididos tanto políticamente como confesionalmente" y tienen "serias dificultades" en países como Egipto.
La postura de Roma
El Vaticano defiende un "laicismo positivo", recordó monseñor Eterovic, al recordar que todos los países de la región firmaron la carta internacional de los Derechos del Hombre que sostiene el derecho a la libertad religiosa.
El diálogo con las otras religiones, judaísmo e islam, en el que los cristianos pueden tener un papel clave, según la Iglesia, será también uno de los temas más importantes del encuentro.
"El diálogo con el judaísmo es uno de los grandes objetivos del Sínodo así como el diálogo con el islam, que es aún difícil", reconoció Eterovic, quien considera que las comunidades cristianas árabes representan un puente natural con el islam.Invitados especiales
Dos importantes representantes del islamismo, entre ellos el ayatolá iraní Seyed Mostafa Mohaghegh Ahmadabadi, y el líder judío, el rabino David Rosen, director de Asuntos Interreligiosos del Comité Judío Internacional, fueron invitados por el Papa a la reunión el 14 y 13 de octubre.
Se trata de la primera vez que representantes de esas dos religiones participan al mismo Sínodo, aunque no se cruzarán.
"Esperamos que se llegue a la paz y que el Sínodo contribuya a ello", resumió Eterovic, quien calificó la reunión de "histórica".
©AFP
Commentarios