Cardenal mexicano defiende lo hecho por Benedicto XVI con la pederastia

Univision.com | Feb 14, 2013 | 6:29 PM

SIGUIENTE:

Jorge Ramos entrevista al Cardenal Javier Lozano Barragán quien trabajo con Juan Pablo II y acompaño a Benedicto XVI durante su viaje a México.

Pidió comparar el porcentaje de curas pedófilos con el porcentaje de abogados, médicos y padres de familia que violan niños

El cardenal mexicano Javier Lozano Barragán ha servido en El Vaticano a dos papas, Juan Pablo II y Benedicto XVI. Presidió el Consejo pontificio para la Pastoral de los Agentes Sanitarios de la Curia Romana de la Iglesia Católica, el equivalente a ministro de Salud. Conoce de cerca al Papa, lo ha visto innumerables veces y es uno de los prelados que, por su condición de médico, conoce las dolencias del Sumo Pontífice que lo llevaron a dimitir con fecha 28 de febrero. Cardenal Lozano habló vía satélite desde Roma con el periodista Jorge Ramos, presentador del programa Al Punto y del noticiero Univision. Contó que la noticia de la renuncia lo sorprendió y aseguró que Benedicto XVI “es una persona sumamente lúcida”, pero que “de unos meses para aca ha sentido menguado su vigor físico y de ánimo”. Agregó que el Papa ha visto “la incompatibilidad entre ese menguar de sus fuerzas físicas y anímicas y el ministerio petrino llevado de una manera adecuada”, y que por ese motivo tomó la decisión de renunciar y dejar la vacante vacía para que los cardenales elijan a un nuevo Papa. “Para mí fue motivo de admiración y de tristeza a la vez el oír de la renuncia al ministerio de San Pedro”, contó Cardenal Lozano. A la pregunta si en el cónclave previsto a celebrarse entre el 15 y el 18 de marzo los cardenales se inclinarán por una tendencia más moderna que la actual, permitiendo que las mujeres sean sacerdotes, usar anticonceptivos o permitir que los homosexuales sean integrados totalmente a la iglesia, Lozano Barragán dijo que ese concepto de modernismo se trataba de un “absurdo” que “no es correcto”. “Yo no diría más moderno, sino yo diría más adecuada a los tiempos actuales”, apuntó. Y añadió que el Papa Benedicto XVI “lo ha hecho de alguna manera completamente adecuada”. Y luego citó al Papa Juan Pablo II cuando “habló de la cultura de la muerte. Y realmente que yo sepa, no puede haber vida en un matrimonio de personas del mismo sexo. Ahora, llamar a la muerte vida y a la vida muerte, es un absurdo. No creo que lo moderno sea embarcarnos en el vehículo de la muerte”, indicó. ¿Qué opina de la pederastia en la Iglesia Católica? Participe en el Foro de Noticias. El Vatileaks En la carta de renuncia, Benedicto XVI dijo que “después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino”. Y agrega: “Soy muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también y en no menor grado sufriendo y rezando”. Tres días después, la revista italiana Panorama reportó que el Papa decidió renunciar el 17 de diciembre del año pasado, luego de recibir un nuevo informe sobre la fuga de documentos privados y que se conoce como el escándalo Vatileaks. Los documentos, fugados por su ex mayordomo, Paolo Gabriele, desvelaron una "fuerte resistencia" en la Curia romana a las medidas de transparencia que había pedido el Sumo Pontífice, entre ellas el manejo del tema de la pederastia. Benedicto XVI nombró una comisión de tres cardenales para investigar la fuga de sus documentos personales (Julián Herranz, español, de 82 años; Salvatore De Giorgi, italiano, de 82 años, y Jozef Tomko, eslovaco, de 88 años). Al término de su trabajo, donde entrevistaron a unas 30 personas, emitieron un documento donde revelaron una "extendida resistencia en la Curia al cambio y muchos obstáculos a las acciones pedidas por el papa para promover la transparencia". Ante esto, dijo el periódico, el papa quedó "muy impresionado" con los informes y sólo tuvo fuerzas para contárselo a su hermano, Georg. Escándalo de pederastia El diario The New York Times aportó otros elementos adicionales a la hipótesis sobre la renuncia de Benedicto XVI. Reportó que las conferencias y libros presentados sobre el encubrimiento de la Iglesia al sacerdote mexicano Marcial Maciel durante la visita del Papa Benedicto XVI a México, en marzo de 2012, persuadieron al pontífice para considerar la idea “de hacerse a un lado”. El diario dijo que la renuncia del Papa se realizó en momentos en los que el catolicismo “enfrenta escándalos de corrupción y pederastia en el mundo”, de acuerdo con lo revelado por un experto italiano y oficiales del Vaticano. Y que “aparentemente, Benedicto XVI no se sintió a la altura de la tarea de presidir una institución que ha carecido de un líder fuerte por una década, desde que Juan Pablo II comenzó a sufrir del mal de Parkinson”. Durante la entrevista, Ramos le dijo al cardenal Lozano que una de las principales críticas a Benedicto XVI es que no hizo lo suficiente para proteger a las víctimas de pedofilia y que no puso en la cárcel a cientos de sacerdotes pedófilos. Y que teniendo esto en cuenta, cómo entonces “será visto en la historia Benedicto XVI por esta falta de acción”. Lozano dijo no estar de acuerdo en cuanto a la “falta de acción” por parte del Papa en este tema. “Si hubo alguien que tomó a pecho y llevó a cabo con toda seriedad la solución a este problema y siempre estuvo hablando con las verdaderas víctimas y no propiciando simplemente una demagogia periodística, fue el papa Benedicto XVI”, dijo. “Por tanto no estoy de acuerdo con usted en hablar y decir de la falta de comprensión y de acción de Benedicto XVI. Más aún, puedo afirmar, por experiencia propia, todo lo contrario”. Ramos insistió. Preguntó qué hizo el Papa con el tema de la pederastia, por qué cuando el cardenal Joseph Ratzinger ocupó el cargo de Prefecto en la Congregación para la Doctrina de la Fe (ex Santo Oficio) “no denunció a ningún sacerdote” y que ninguno de los acusados “de ser pederastas terminó en la cárcel”. Lozano dijo que el papa no tenìa poderes de “superobispo” y que el Papa lo que ha hecho durante su reinado (que comenzó en abril de 2005) ha sido “unificar criterios y ser la fuerza y la firmeza de los obispos al tomar sus propias decisiones”.
 “No es cierto” Ramos le dijo a Lozano que no era cierto que el Papa Benedicto XVO había puesto todo el peso de la ley en los violadores sexuales. “Claro que lo puso”, respondió tres veces Lozano. Y luego dijo que “yo puedo acusar a cualquiera de ser el bandido número uno del mundo, pero tengo que probarlo. Y mientras que no lo pruebe en un juicio justo no hay por qué proceder”. Añadió que “justicia significa escuchar las pares y tomar una decisión”, y acusó a Ramos de estar “prejuiciando” los casos de pederastia. “Un prejuicio de ese tipo no se puede hacer. Ahora, ¿usted sabe cuán es el porcentaje de pedófilos en ese sentido? ¿Lo ha comparado con el porcentaje de los padres de familia que hacen lo mismo? ¿Lo ha comparado con los médicos que han hecho lo mismo? ¿Con los abogados que han hecho lo mismo?” Ramos insistió y preguntó qué ha hecho el Papa con los sacerdotes acusados de actos de pederastia. “Esta es una forma solamente de estar atacando e insultando a la Iglesia Católica en lo cual yo no estoy de acuerdo”, fue la respuesta de Lozano. Un reciente reporte de la Agencia Española de Noticias (EFE), da cuenta que en los últimos tres años llegaron al Vaticano 1,800 denuncias de casos de abusos sexuales a menores por parte de clérigos, y que la mayoría de los mismos ocurrieron entre 1965 y 1985, según nformó hoy el "promotor de Justicia" (fiscal) de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Robert Oliver. El mayor número de denuncias se produjo en el año 2004, cuando llegaron al dicasterio vaticano 800 denuncias. En un documento firmado por Oliver, el fiscal de la Congregación para la Doctrina de la Fe subrayó que las autoridades religiosas tienen que colaborar "obligatoriamente" con las civiles en materia de abusos sexuales contra menores, ya que se trata de delitos. Agregó que, incluso en los países donde ese aspecto no está regulado por leyes específicas, "para la Iglesia sigue siendo una obligación moral colaborar con las autoridades civiles". Un total de 4,450 curas católicos estuvieron involucrados en casos de abuso sexual en Estados Unidos entre los años 1950 y 2002, según un informe de la Conferencia Episcopal Católica difundido por la cadena de televisión CNN en 2004. Otro reporte publicado en enero por la prensa internacional revel`+o que los casos de abusos sexuales del clero le han costado ya a la Iglesia Católica a nivel internacional más de $2 mil millones, según datos proporcionados por los expertos estadounidenses Michael Bemi y Patricia Neal. Sobre las personas que sufrieron abusos, Bemi y Neal señalaron que todavía no existe un estudio a nivel mundial, pero que sólo en Estados Unidos se estiman unas 100 mil, a las que hay que sumar los cientos de víctimas de los casos denunciados en Irlanda, Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, Chile, India, Holanda, Filipinas y Suiza, entre otros países. Ramos le dijo a Lozano Barragán que muchos familiares y muchas víctimas de abusos sexuales no están de acuerdo (con lo actuado por la Iglesia sobre el tema de la pederastia). El cardenal mexicano, molesto, respondió que “mire, cambie de tema, porque no nos... Cambie de tema. No acepto injurias a la Iglesia Católica”.
“Crimen atroz”
En diversas ocasiones durante su reinado como Papa, Benedicto XVI se ha referido al tema de la pederastia. En febrero de 2010, al término de una reunión para analizar los abusos cometidos por sacerdotes de la Iglesia Católica de Irlanda, el Sumo Pontífice la condenó por ser un “crimen atroz“, un "pecado grave que ofende a Dios" y una "herida a la dignidad de la persona humana". La Iglesia en Irlanda vive uno de sus periodos más difíciles tras la publicación –en junio de 2009– del Informe Ryan, realizado por una comisión independiente que documentó miles de abusos sexuales contra menores cometidos por sacerdotes y religiosos, en un lapso de 70 años. A éste siguió el Reporte Murphy: 720 páginas de una investigación solicitada por el gobierno que, tras años de resistencia y silencio sobre el tema, sacó a la luz a 46 sacerdotes acusados de haber abusado sexualmente de unos 400 niños –entre 1975 y 2004– en Dublín. El director de la Red de Supervivientes de los Abusos de Sacerdotes (SNTAP por sus siglas en inglés), David Clohessy, ha dicho que los números que ofrece la Iglesia son inferiores a los casos ocurridos en la realidad. "Los obispos han intentado esconder esto durante años, así que no hay razón para creer de repente que quieren cambiar su manera de actuar", ha señalado. En abril de 2008, durante el viaje apostólico del Papa a Estados Unidos, al referirse al tema de la violación de niños por parte de sacerdotes, el Papa dijo “me da vergüenza y haremos todo lo posible para garantizar que eso no vuelva a repetirse en el futuro. Creo que deberemos actuar en tres niveles:  el primero es el nivel de la justicia, y el nivel político. En este momento no hablo de homosexualidad: este es otro asunto. Excluiremos rigurosamente a los pederastas del sagrado ministerio. Es absolutamente incompatible y quien es realmente culpable de pederastia no puede ser sacerdote. En este primer nivel podemos hacer justicia y ayudar a las víctimas, que han sufrido mucho. Estos son los dos aspectos de la justicia:  uno, los pederastas no pueden ser sacerdotes; otro, ayudar a las víctimas de todos los modos posibles”. Vea la entrevista completa de Jorge Ramos con el Cardenal Javier Lozano Barragán ste domingo en Al Punto a partir de las 10 AM (Tiempo del Este) 1 PM Pacífico.
©Univision.com
Comentarios