Máxima alerta en Viña del Mar y Valparaíso por un incendio fuera de control

EFE | Feb 14, 2013 | 3:48 PM
Las ciudades chilenas de Viña del Mar y Valparaíso han sido puestas en alerta máxima debido a un incendio fuera de control que ha destruido una treintena de viviendas y ha obligado a evacuar a medio millar de personas, informaron fuentes oficiales.
El siniestro, en cuya extinción trabajan denodadamente bomberos, policía y trabajadores forestales, comenzó en una zona alta del sector conocido como Rodelillo en Valparaíso, y ha obligado a cortar la Ruta 68 que une a esta zona del litoral central chileno con Santiago.
"La situación es dramática, tenemos un estado del tiempo, un alto grado de calor, un viento bastante fuerte, y diversos focos", declaró al portal Emol Jorge Castro, alcalde de Valparaíso, ciudad que es Patrimonio Cultural de la Humanidad.
Un oficial de Carabineros (policía militarizada), cuyos miembros también trabajan en la zona afectada, señaló que hay varias manzanas de viviendas afectadas, y que se esperan refuerzos aéreos desde Santiago que se unirían a dos aviones cisternas y a un helicóptero que ya trabajan en la extinción del siniestro.
En tanto, la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), dependiente del Ministerio del Interior, que declaró "Alerta Roja" para los ayuntamientos de Valparaíso y Viña del Mar señaló que el siniestro presentó una rápida propagación en el casco urbano debido a los fuertes vientos.
Por su parte, la empresa Chilquinta decidió desconectar la energía de la subestación Placeres, en Valparaíso, para que los bomberos desarrollen con tranquilidad su trabajo.
Debido a esto los sectores de Cerro Alegre y Altos de Playa Ancha se mantienen sin energía eléctrica, señaló un breve comunicado de la compañía.
Una situación similar afecta a la localidad vecina de Quilpué donde también se declaró alerta roja tras un incendio forestal que afecta a una cinco hectáreas de pastizales y matorrales.
Las altas temperaturas que se han registrado en los últimos días en Valparaíso y los alrededores, además del fuerte viento que ingresa desde el océano Pacífico, han contribuido a que el incendio se propague con rapidez "de cerro a cerro" como han señalado los vecinos
©EFE
Commentarios