Peña Nieto ofrece hacer del país potencia turística

Notimex | Feb 14, 2013 | 12:06 PM

'México es mucho más que hermosas playas'

MÉXICO - El presidente Enrique Peña Nieto anunció la Política Nacional de Turismo 2013-2018 para colocar a México como una potencia turística de clase mundial, basada en cuatro ejes que incluyen seguridad integral y programas para hacer accesible que más mexicanos conozcan el país.
Acompañado por los gobernadores de Jalisco, Quintana Roo, Sinaloa, San Luis Potosí, Tlaxcala y Yucatán, el anfritrión y el gobernador electo de Jalisco, el mandatario declaró listo al país para modernizar y reposicionar su industria turística.
Peña Nieto señaló que esa industria representa el nueve por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), cinco millones de empleos indirectos y 2.5 millones de empleos directos.
En este destino turístico, el jefe del Ejecutivo anunció también la creación del gabinete de turismo, que habrá de encabezar, y el Sistema Nacional de Certificación Turística.
El país tiene todo para convertirse en una potencia turística a nivel global, "lo podemos hacer y lo vamos lograr", dijo al sostener que los salarios en el sector son 30 por ciento superiores al promedio nacional, es decir están mejor remunerados que en otros sectores.
Delineó las cuatro directrices para posicionar a México en el sector: Ordenamiento y Transformación sectorial, con una reestructuración del marco institucional para lograr una mejor toma de decisiones y una eficaz aplicación de los programas orientados a impulsar el turismo.
Además, la política nacional turística será transversal, sumará distintos órdenes de gobierno, así como las acciones y presupuestos de las dependencias federales que tengan una mayor incidencia en el sector turístico.
Instruyó a la creación de un gabinete turístico que esté presidido por el Presidente de la República y que permita de mejor manera articular los esfuerzos para detonar el turismo del país.
En ese sentido, dijo que se busca alinear los esfuerzos con los gobernadores y el jefe del Gobierno del Distrito Federal con la administración federal en esa materia.
La segunda directriz es la Innovación y Competitividad, con lo que se busca diversificar la oferta turística y consolidar los destinos turísticos con los que ya cuenta.
"México es mucho más que hermosas playas o lugares de sol y playa, la diversificación de nuestros productos turísticos es clave para aprovechar nuestras múltiples riquezas y poder competir en la era global", subrayó.
Destacó la importancia del turismo segmentado o de nicho, por lo que adelantó que se habrá de especializar en seis segmentos: sol y playa; turismo cultural; ecoturismo y aventura; turismo de salud; turismo deportivo; y turismo especializado o de lujo.
Para asegurar la calidad del turismo, el mandatario anunció que se va a concretar el Sistema Nacional de Certificación Turística.
"Para ser exitosos no sólo debemos competir en precio, hay que competir por la calidad de los servicios que ofrezca nuestro país".
Sobre la consolidación de la oferta turística, dijo que "se tienen que aprovechar y potenciar los destinos turísticos existentes, en donde hay atracciones, hoteles, infraestructura en materia de comunicaciones con capital humano calificado, es decir destinos con marcas reconocidas internacionalmente.
Dijo que la política tiene que articularse a través de destinos sostenibles y sustentables.
"No podemos cada sexenio estar cancelando la oportunidad de los destinos turísticos que se han venido desarrollando para impulsar nuevos destinos", subrayó.
Por ello, reafirmó que su gobierno quiere dedicar su mayor atención a consolidar los destinos turísticos ya existentes y ampliar su espacio de oferta, y potenciar su infraestructura para proyectarse como destino de clase mundial.
Instruyó a la secretarías de Turismo y Economía para desarrollar una agenda de competitividad para cada uno de los distintos destinos turísticos del país, a fin de identificar qué mercados atiende cada uno, sus requerimientos y cómo serán atendidos desde el gobierno de la República en coordinación con el sector privado y gobiernos locales.
Ordenó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes que el Programa Nacional de Infraestructura considere un enfoque turístico, y adelantó que cumplirá su compromiso de campaña de concluir la carretera de Guadalajara hacia este destino turístico.

Las nuevas directrices

La tercera directriz es el Fomento y la Promoción, en que el Estado asumirá su responabilidad en la planeación del fomento y la promoción de los destinos turísticos, por lo que será un agente conductor y facilitador de los esfuerzos privados.
En cuanto al fomento de la inversión, instruyó al gabinete económico a diseñar nuevos mecanismos legales y financieros que estimulen el crédito y la inversión hacia el sector turístico.
Además de potenciar la confianza de inversionistas en el país y buscar facilitar el crédito de este sector.
Sobre la promoción turística, explicó que se trabajará en dos frentes, por un lado proyectar internacionalmente a México, "queremos proyectar a México entero hacia el mundo, pero también proyectar de él los distintos destinos que tenemos".
Una proyección focalizada de destinos específicos hacia mercados concretos.
La cuarta directriz es Sustentabilidad y Beneficio Social, que crearán instrumentos para que el turismo en México sea una industria limpia, que cuide y preserve el gran patrimonio cultural, histórico y natural, para que se convierta en bienestar social para los mexicanos.
Anunció también que se promoverán programas para hacer accesible el turismo a todos los mexicanos, porque el turismo no puede considerarse como una actividad sólo de unos cuantos o de privilegio para algunos sectores, sino que "la actividad de conocer a nuestro país sea para todos los mexicanos"
Por ello, instruyó a la Secretaría de Turismo a que se desarrollan mecanismos de distintos programas que hagan posible para que más mexicanos conozcan a todo el país.
Admitió que se requiere generar un ambiente a turistas nacionales y extranjeros de seguridad integral, por lo que se seguirá trabajando para mejorar las condiciones de seguridad pública.
Las necesidades de seguridad de un turista son más amplias, explicó, no sólo incluyen la seguridad pública sino también asistencia en caminos, carreteras, servicios médicos de calidad y que en cada destino turístico quienes prestan los servicios hablen los idiomas de los visitantes.
En tanto, la secretaria del ramo, Claudia Ruiz Massieu Salinas, dijo que el turismo representa el futuro de México.
"Bajo el mando del presidente Enrique Peña, el turismo será una palanca de desarrollo de todos los mexicanos", concluyó.
En tanto Jorge Dávila, dirigente de la Concanaco-Servytur, reconoció que el turismo representa el nueve por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y genera alrededor 2.5 millones de empleos directos y cinco millones de empleos indirectos.
©Notimex
Commentarios