La difícil tarea del nuevo Papa

AFP | Feb 12, 2013 | 2:58 PM

SIGUIENTE:

De hecho, uno de ellos será el nuevo pontífice. La mayoría participará en retiros espirituales antes de ingresar al cónclave.

El futuro Sumo Pontífice de la Iglesia Católica deberá combatir intrigas, escándalos y resistencias

Las intrigas por el poder en el Vaticano, los escándalos por la pedofilia de clérigos, la controvertida gestión del banco de la Iglesia Católica, la difícil relación con el islam y las resistencias de los católicos derrotaron a Benedicto XVI que deja una herencia delicada a su sucesor, según los expertos.
¿Qué opina del escenario para el sucesor de Benedicto XVI? Participe en el Foro de Noticias.
Abusos Sexuales, pedofilia
Es seguramente el asunto más grave. Benedicto XVI llegó con el deseo de apartar a todos los encubridores de abusos sexuales dentro de la Iglesia, pero no lo logró. Muchos obispos tienden a no colaborar con la justicia local, como exige el Papa y un cuarto de las conferencias episcopales no han elaborado las líneas de lucha contra la pedofilia.
En África y Asia el tema es abordado tímidamente y las justicias locales suelen ser deficientes.
La iglesia sigue recibiendo denuncias de abusos cometidos por curas, sobre todo en la década de los años 60, 70 y 80.
Reformas y protestas
Una ola de protestas ha sacudido a la Iglesia en los últimos años. En numerosos países occidentales, entre ellos Austria, Alemania, Francia y Estados Unidos, las organizaciones de base, en las que participan religiosos, religiosas y misioneros solicitan mayor democracia. Algunos sectores piden que se reforme el papado y se permita la ordenación de mujeres, y hasta el matrimonio para los curas.
Algunos teólogos han llegado a tildar de "cisma silencioso" el proceso de modernización que exigen algunos sectores.
Entre los pedidos más urgentes es que se autorice la comunión a los divorciados que se vuelven a casar, un impedimento que ha alejado de la Iglesia a un número elevado de creyentes.
Otro problema es el de la caída de las vocaciones ante un mundo que cambia.
Finanzas del Vaticano y corrupción
Benedicto XVI lanzó una campaña a favor de la transparencia y contra el blanqueo de dinero a través del banco del Vaticano, el célebre IOR.
El despido fulminante en 2012 del presidente del Instituto para las Obras de Religión (IOR), Ettore Gotti Tedeschi, nombrado para intentar limpiar la banca de la Santa Sede, fue interpretado como un fracaso en la batalla por la transparencia.
La corrupción afecta a algunas congregaciones y diócesis, sobre todo en África, y las cuentas del Estado del Vaticano están en rojo, debido a la crisis que afecta al sistema financiero mundial.
Tradicionalistas
Benedicto XVI no logró la reintegración de los ultraconservadores del movimiento 'lefebvristas' que no aceptan la modernización de la Iglesia, aprobada durante el Concilio Vaticano II.
Pese a los esfuerzos del Papa, la negociación está en un punto muerto. Los lefebvristas volvieron a decir que no a la mano tendida por el Papa para su inserción en la Iglesia.
Reforma de la curia
Es otro de los fracasos de Joseph Ratzinger, prestigioso teólogo, pero poco versado en asuntos administrativos.
La Curia Romana, el órgano de gobierno de la Iglesia, se moderniza lentamente. La filtración de un centenar de documentos confidenciales e internos por parte del ex mayordomo del Papa, Paolo Gabriele, el llamado escándalo de Vatileaks, a inicios del 2012, reveló las intrigas y luchas internas por el poder. Fue uno de los mayores escándalos de su pontificado e inclusive se llegó a cuestionar su liderazgo.
Controversia con el Islam
Las relaciones con las autoridades religiosas musulmanas pasaron por un momento delicado en 2005, cuando asumió el cargo. El año siguiente impartió en la Universidad de Ratisbona, en Alemania, una charla en la que comparó fe y violencia desatando la ira de muchos líderes y clérigos musulmanes.
Las relaciones con los judíos en cambio mejoraron mucho después de la histórica visita a Jerusalén en 2009 y con las continuas condenas públicas al antisemitismo.
Pero entre las preocupaciones a las que el futuro Papa deberá enfrentarse figuran las persecuciones que sufren los cristianos en el mundo, en particular en África.
Temas sociales
Eutanasia, aborto y matrimonio gay fueron para el Papa alemán "graves amenazas" para la paz. En el mensaje por la Jornada Mundial de la Paz, que se leyó en todas las parroquias el 1 de enero, el Papa exhortó a perseguir la paz, difundiendo los derechos fundamentales del hombre, como el trabajo y la libertad religiosa, y defendiendo los valores de la vida desde su concepción hasta la muerte natural y de la familia tradicional. Para el jefe de la Iglesia Católica "son valores no negociables" y es posible que su sucesor mantenga la misma posición.
Hay que ver si el nuevo Papa tendrá posiciones más conciliadoras frente a un mundo globalizado y una sociedad post moderna, que pide a gritos mayor apertura.
©AFP
Comentarios