Dimisión del Papa no fue por problemas de salud: Vaticano

Univision.com | Feb 12, 2013 | 2:15 AM

SIGUIENTE:

Por primera vez en siglos, el Papa Benedicto XVI presenciará el nombramiento del nuevo pontífice de la iglesia católica.

Benedicto XVI dice que le falta fortaleza mental y física

Tras la sorpresiva dimisión del Papa Benedicto XVI este lunes 11 de febrero el Vaticano hizo hincapié en que ninguna enfermedad específica llevó a que Benedicto tomara la decisión de renunciar. En tanto, el sumo pontífice mencionó que su avanzada edad significa que ya no tiene la fortaleza mental y física necesaria para liderar a los más de mil millones de católicos del mundo.
El cansancio del Papa representaría un diagnóstico absolutamente normal para un Pontífice de 85 años, incluso alguien que no tenga ningún problema de salud conocido y mantenga la mente ágil, reporta la agencia AP.
El doctor Juan Rivera, colaborador de Univisión menciona que antes de que Benedicto XVI asumiera el máximo cargo sufría de varias condiciones de salud.
En 1991 sufrió un derrame cerebral que causó temporalmente una deficiencia en su visión en el ojo derecho. También se sabe que sufre de hipertensión o presión alta, lo que requiere de una dieta estricta y régimen de medicamentos.
Asimismo, se sabe que el sumo pontífice se ha desmayado varias veces, inclusive en el 2009 se desmayó en unas vacaciones y se fracturó la mano derecha.
Sus médicos le han prohibido estar en lugares por encima de los dos mil metros de altitud y por eso ha dejado de viajar.
Además, tiene artritis que particularmente le ha afectado la cadera por lo cual camina con bastón y para recorrer largas distancias necesita desplazarse con una plataforma con ruedas. Como muchos hombres de su edad, ha presentado problemas en la próstata. Por recomendación médica ha reducido sus compromisos públicos.
¿Qué podría pasar con la salud de Benedicto XVI?
Al respecto, el doctor Juan Rivera menciona a Univisión que su cuadro médico podría evolucionar a problemas cardiacos por su historial de infartos cerebrales y el historial de hipertensión arterial, ello podría derivar en un fallo cardiaco congestivo que es cuando el corazón no se contrae adecuadamente; igualmente, Benedicto podría sufrir algún problema neurológico en el que su función mental y motora se podrían ver afectadas.
Por otro lado, AP resalta como la mayor dificultad de salud del Papa la artritis, pues según el Dr. Alan Silma, director médico de la organización británica Arthritis Research, consultado por la agencia de noticias "para alguien que tiene 85 años y sufre de artritis, las actividades de ser Papa son una batalla".
El Dr. Alan Silman dijo que Benedicto probablemente sufre de artritis ósea, que causa la pérdida de cartílago en las articulaciones y dificulta moverse sin dolor, de ser así, "arrodillarse para rezar le dolería mucho, y al levantarse el dolor sería extraordinario", explicó Silman, quien agregó que a las personas con artritis les cuesta trabajo incluso estar mucho tiempo de pie.
Silman señaló que algunos medicamentos pudieran aliviarle el dolor, pero tienen efectos secundarios, como somnolencia y afectaciones del estómago, que serían más serias en una persona de edad avanzada, informó AP.
El médico le pidió no realizar más viajes transatlánticos
Respecto de la salud del Papa, su hermano Georg Ratzinger mencionó que el médico del Pontífice le dijo que no realizara más viajes transatlánticos. De hecho, Benedicto sólo ha viajado al extranjero una vez este año y tenía planeada una visita a Brasil en julio para participar en el Día Mundial de la Juventud de la Iglesia, reportó AP.
Cuando lo eligieron Papa, Benedicto sucedió a Juan Pablo II, quien murió en 2005 a los 84 años. Juan Pablo II fue el Pontífice que más ha viajado en la historia: visitó 129 países en su papado de 27 años y se ganó el afecto del mundo como ninguno otro.
Durante el último año de su vida, Juan Pablo II se vio obligado a reducir sus viajes debido su edad avanzada y a enfermedades, como el temblor que sufría en las manos y dificultades para hablar, la imposibilidad de caminar o mantener la cabeza en alto, así como otros síntomas del Mal de Parkinson.
El Papa estará presente durante el nombramiento de su sucesor
Benedicto XVI se ha convertido en el primer obispo de Roma que renuncia al cargo en 600 años, lo cual significa que por primera vez en siglos, el sumo pontífice estará vivo durante el nombramiento de su sucesor.
Al respecto, Valentina Alazraki corresponsal de Univisión en el Vaticano, menciona que la dimisión de Benedicto XVI es una noticia que conmocionó al mundo y a la Iglesia católica.
El Papa tomó la decisión después de reflexionar durante mucho tiempo debido a su edad y sobre todo al hecho de que sus fuerzas ya se veían reducidas y que para gobernar a la Iglesia se necesitaba mucha fuerza y mucho vigor.
Es una gran sorpresa pero al mismo tiempo entra dentro de un esquema y una coherencia del Papa Benedicto XVI que hace tres años en el libro “Entrevista la luz del mundo” al contestar dos preguntas sobre la renuncia posible de un Papa había dicho que en un momento de dificultad el sumo pontífice no debe huir pero en un momento de tranquilidad y serenidad si siente que sus fuerzas han disminuido que ya no es capaz de gobernar a la Iglesia tiene el derecho de renunciar e incluso el deber.
De todas formas fue una gran sorpresa para todos los que estaban en el consistorio y también para los fieles del mundo.
Benedicto XVI dejará de ser Papa el 28 de febrero a las 8:00 de la noche hora de Roma, a partir de ese momento iniciará la sede vacante, él se trasladará a la residencia de verano de Castel Gandolfo y después a una pequeña residencia dentro del Vaticano que se encuentra en los jardines, en un lugar que antes estaba ocupado por unas monjas.
©Univision.com
Commentarios