Obama rindió quinto informe sobre el Estado de la Unión

Univision.com | Feb 12, 2013 | 10:36 PM
Barack Obama: ‘El mom... Barack Obama: ‘El mom...
3 Pausar Auto Play

Estado de la Unión – El mandatario añadió que la economía de EEUU es más fuerte cuando empleamos el talento de inmigrantes llenos de esperanza.

El presidente centró discurso en la economía, anunció retiro de tropas de Afganistán y reiteró apoyo a la reforma migratoria

El presidente Barack Obama rindió el martes ante el Congreso su quinto informe sobre el Estado de la Unión enfocado en la economía y la generación de empleos, y anunció el retiro de 34 mil tropas estacionadas en Afganistán. También defendió reformas clave como el control de armas y una reforma migratoria amplia que incluya un camino a la ciudadanía para millones de inmigrantes indocumentados.
El mandatario prometió reactivar el "motor" de la economía estadounidense. "Es obligación de nuestra generación arrancar nuevamente el verdadero motor del crecimiento económico de los Estados Unidos, que es una clase media próspera y creciente", dijo Obama.
Obama propuso invertir $50 mil millones en caminos y puentes, incrementar el salario mínimo en más de un 20% y destinar $15 mil millones en programas de construcción en un esfuerzo por impulsar el crecimiento económico de manera inmediata.
“Cada día deberíamos hacernos tres preguntas como nación: ¿Cómo atraemos más puestos de trabajo a nuestras costas? ¿Cómo le damos a nuestra gente las capacidades que se necesitan para hacer esos trabajos? y ¿Cómo nos aseguramos que el trabajo duro lleva a una vida decente?", preguntó.
“Entonces, es obligación de nuestra generación arrancar nuevamente el verdadero motor del crecimiento económico de los Estados Unidos, que es una clase media próspera y creciente”, apuntó.
Dijo también que “tenemos la tarea por cumplir de restablecer la premisa básica en que se construyó este país; la idea de que, si uno trabaja duro y cumple sus responsabilidades, uno puede salir adelante, independientemente del lugar de donde uno proceda, de la fisonomía que uno tenga, o de a quién uno ame”.
“Tenemos la tarea por cumplir de cerciorarnos de que este gobierno haga su labor en nombre de los muchos, y no de los pocos; que este fomente la libre empresa, recompense la iniciativa individual, y le abra las puertas de la oportunidad a todo niño en todas partes de esta gran nación que tenemos”, puntualizó.
En otra parte de su informe, el presidente dijo el martes que Estados Unidos fortalecerá su defensa antimisiles y que ayudará al mundo a responder a la amenaza de Corea del Norte que desafió a la comunidad internacional con una tercera prueba nuclear.
Segundo en tres semanas
El discurso del martes fue el segundo pronunciado por el mandatario en menos de tres semanas. El pasado 21 de enero se dirigió a la nación desde un escenario erigido a los pies del Capitolio cuando tomó posesión para un segundo mandato de cuatro años tras ganar las elecciones del 6 de noviembre.
"No es un gobierno más grande lo que necesitamos, sino un gobierno más sensato que establezca prioridades y que invierta en un crecimiento generalizado", dijo ahora, y aseguró que las iniciativas de crecimiento que presenta, a su juicio, no requerirán de gastos presupuestarios adicionales.
El discurso le permitió a Obama delinear y detallar las prioridades del gobierno en el contexto de una economía que aún puja por recuperarse de la peor crisis en décadas y un alto desempleo de 7,9%.
Las palabras del mandatario tuvieron más urgencia, dado que el 1 de marzo entrarían automáticamente en vigor recortes de envergadura, una nueva amenaza sobre la economía, a menos que republicanos y demócratas lleguen a acuerdos antes de esa fecha, escribió la Agencia Francesa de Noticias (AFP).
Obama también insistió en más impuestos a los ricos junto a inversiones en infraestructura, educación y energías "verdes".
El informe sobre el Estado de la Unión fue pronunciado ante un Congreso dividido, con la Cámara de Representantes en manos republicanas, el Senado en manos demócratas, representantes de los otros poderes del estado y fue seguido por millones de estadounidenses que lo vieron a través de las principales cadenas de televisión y sitios de internet, entre ellos Galavisión y Univision.com.
Reforma migratoria
El presidente reiteró que “este es el momento de la reforma migratoria” y pidió al Congreso la aprobación de un plan amplio que incluya un camino a la ciudadanía.
La elección del 6 de noviembre obligó a demócratas y republicanos a colocar en la agenda de Washington el tema de la reforma migratoria. En Estados Unidos viven 11 millones de indocumentados y la mayoría de ellos es de origen latinoamericano. Obama obtuvo el 71% de apoyo de los 12.2 millones de electores latinos, para quienes la reforma migratoria es un asunto prioritario.
A finales de enero un grupo bipartidista de senadores presentó los principios de una reforma migratoria basada en cuatro ejes: seguridad fronteriza, camino a la ciudadanía, verificación de empleo e inmigración legal.
De la seguridad fronteriza exige una certificación previa a la apertura de la vía hacia la ciudadanía para los extranjeros sin estatus de permanencia legal que, entre otros requisitos, sean fichados, hablen inglés, paguen impuestos, cancelen multas y carezcan de antecedentes criminales. Una vez cumplan estos requisitos, entrarán en un estado de no inmigrante que pudiera dilatar 10 años. Una vez cumplido el plazo, serán nuevamente fichados antes de iniciar el pedido de la residencia permanente, que en la actualidad en algunos casos dilata 23 años.
Un día después Obama presentó un plan similar pero con dos marcadas diferencias: certificar la frontera y activar simultáneamente el camino hacia la ciudadanía, y eliminar el estado de no inmigrante.
En señal de apoyo a su plan ante el Congreso, entre los invitados al palco de la primera dama, Michelle Obama, se encontraba un joven mexicano indocumentado que se benefició con una medida conocida como Acción Diferida que la administración puso en vigor el 15 de agosto del año pasado y que frena temporalmente la deportación de indocumentados que ingresaron al país siendo niños y les otorga un permiso de trabajo.
La medida beneficia entre 800 mil y 1.7 millones de jóvenes conocidos como dreamers.
"Grupos bipartidistas en ambas cámaras están trabajando diligentemente para redactar un proyecto de ley. Celebro estas gestiones", dijo el mandatario durante su discurso sobre el Estado de la Unión. "Pues bien, ¡acabémoslo de hacer! Envíenme un proyecto de ley de reforma migratoria integral en los próximos meses y lo voy a promulgar de inmediato".
El mandatario agregó que "ahora mismo, líderes de los sectores empresariales, sindicales, de cumplimiento del orden público y de comunidades religiosas convienen en que ha llegado la hora de aprobar una reforma migratoria integral".
Retiro de tropas
Del retiro de 34 mil tropas de Afganistán, casi la mitad de los 66 mil efectivos estacionados en el país asiático en un año, la decisión encogerá el tamaño de la fuerza para dejarlo en el nivel que encontró cuando llegó a la Casa Blanca en enero de 2009 con promesas de dar un nuevo cauce a una guerra estancada.
Sin embargo todavía está por decidir cuántos soldados permanecerán después de 2014, cuando está planeado que concluya la misión militar encabezada por Estados Unidos. El objetivo es preparar al ejército y la policía de Afganistán para que enfrenten por su cuenta a la insurgencia del Talibán.
Obama determinó que sus objetivos de la guerra podrían alcanzarse con el regreso de 34 mil soldados estadounidenses a su país para estas alturas del próximo año, dejando a unos 32 mil o 34 mil para capacitar a las fuerzas afganas, según funcionarios.
El mandatario reconoció la existencia de preocupaciones sobre la estrategia contraterrorista de su Administración y aseguró que trabajaría con el legislativo para mejorar la transparencia de “nuestros objetivos”, la detención y persecución de terroristas y que se asegurará que la estrategia a implementarse será consistente con las leyes estadunidenses.
También mencionó que su gobierno fortalecerá la política para prevenir ataques cibernéticos y que su gobierno tomará acciones concretas para reforzar las defensas cibernéticas para proteger la seguridad nacional de Estados Unidos.
Medio ambiente
En materia de medio ambiente, Obama dijo que Estados Unidos necesita hacer más para combatir el cambio climático, y le indicó al Congreso que lo haría a través de una orden ejecutiva si los legisladores no se ponen de acuerdo y alcancen un consenso para aprobar un sistema dirigido a reducir las emisiones de gases.
”Insto al Congreso a buscar una solución bipartidista, basada en el mercado, al cambio climático, como la que John McCain (senador republicano de Arizona) y Joe Lieberman (senador independiente de Connecticut) alcanzaron hace unosaños", precisó.
"Pero si el Congreso no actúa pronto para proteger a las generaciones futuras, yo lo haré”, advirtió. “Instruiré a mi gabinete para que presente acciones ejecutivas que podamos tomar, ahora y en el futuro, para reducir la polución, preparar a nuestras comunidades para las consecuencias del cambio climático y para acelerar la transición a fuentes de energía más sustentables", dijo.
A finales de enero Obama lanzó una advertencia similar al Congreso. Dijo que si ambas cámaras no se ponen de acuerdo y no aprueban la reforma migratoria amplia, él enviaría un proyecto de ley amplio y presionaría para que lo aprueben lo antes posible.
Control de armas
Sobre el control de armas, Obama reiteró su llamado al Congreso para que apruebe medidas contra la violencia de armas de fuego, entre ellas que debata y apruebe la verificación universal de antecedentes y active nuevamente la prohibición de armas de asalto y cargadores con más de 10 balas.
En enero el mandatario una serie de medidas contra la violencia de armas de fuego, entre ellas una acción ejecutiva que le otorga recursos a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) para que investiguen a nivel nacional el tema de la violencia y el nombramiento de un director la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) tras seis años sin una cabeza permanente.
Obama también utilizó sus poderes presidenciales para emitir 23 órdenes que no necesitan la aprobación del Congreso.
El presidente transformó en prioridad de su segundo mandato el tema del control de armas tras la matanza ocurrida el 14 de diciembre en la escuela primaria Sandy Hook localizada en Newtown, Connecticut, cuando un joven de 20 años de edad, Adam Lanza, mató a 26 personas entre ellos 20 niños de entre seis y siete años de edad.
Lanza utilizó para cometer la matanza varias armas de fuego, entre ellas un rifle AR15, similar al utilizado por las tropas estadounidenses en la guerra de Vietnam.
“Estas propuestas merecen un voto en el Congreso”, dijo Obama al referirse al control de antecedentes y la prohibición de venta de armas de asalto.
Respuesta republicana
La respuesta republicana al informe sobre el Estado de la Unión estuvo a cargo del senador de origen hispano Marco Rubio (Florida), quien habló tanto en inglés como en español.
Rubio agradeció el nombra miento de su partido para responder al informe del presidente, a quien felicitó por el inicio de su segundo mandato de cuatro años.
En su respuesta al discurso presidencial, el senador conservador buscó explicar las propuestas de su partido para fortalecer a la clase media.
"Los incrementos a los impuestos y el gasto deficitario que usted propone perjudicarán a las familias de clase media... señor presidente, no me opongo a sus planes porque quiera proteger a los ricos; me opongo a sus planes porque quiero proteger a mis vecinos", dijo.
“Esta oportunidad – de ser parte de la clase media o más, sin importar donde se inició uno en la vida – no provino del gobierno. Se trata de una economía vibrante en la que la gente arriesga su propio dinero para abrir negocios. Y cuando tienen éxito, emplean a más personas, que a su vez invierten o gastan su dinero, ayudando a otros a iniciar un negocio y crear puestos de trabajo. Presidentes en ambos partidos – desde John F. Kennedy a Ronald Reagan – han reconocido que nuestra economía de libre empresa ha sido la fuente de prosperidad para nuestra clase media. Pero el presidente Obama cree que es la causa de nuestros problemas”, indicó.
Rubio, de 41 años y estrella ascendente del Partido Republicano, fue seleccionado para responder, en inglés y español, al discurso anual que, por ley, pronuncia el presidente estadounidense cada año ante una sesión conjunta de las dos cámaras del Congreso.
“Señor Presidente, yo todavía vivo en el mismo vecindario de la clase trabajadora donde crecí", puntualizó Rubio. "Mis vecinos no son millonarios. Son jubilados que dependen del Seguro Social y Medicare. Son trabajadores que tienen que levantarse temprano en la mañana e ir a trabajar para pagar las cuentas. Son inmigrantes que vinieron aquí porque estaban permanentemente sumidos en la pobreza en los países donde el gobierno dominaba la economía".
También dijo que "los impuestos y gastos de déficit que usted desea le quitarán a los trabajadores de la clase media su aumento salarial, beneficios y tal vez incluso sus puestos de trabajo. Y lastimará a las personas mayores porque no hace nada para salvar a Medicare y el Seguro Social.  Entonces señor Presidente, no me opongo a sus planes porque quiero proteger a los ricos. Me opongo a sus planes, porque quiero proteger a mis vecinos”.
Rubio dijo que un incremento en los impuestos no va a producir los puestos de trabajo necesarios ni reducir el déficit, y pidió disminuir el gasto público.
“El crecimiento económico es la única forma legítima para ayudar a crecer la clase media”, dijo Rubio. “Desafortunadamente, nuestra economía se contrajo durante el último trimestre de 2012. Pero si pudiéramos hacer que la economía creciera un 4 por ciento por año, se crearían millones de empleos para la clase media.  Y esto podría reducir nuestro déficit en casi 4 trillones de dólares durante la próxima década”.
Al término de la respuesta, Rubio dijo que le pedía a Dios “que podamos unirnos a resolver nuestros problemas, porque las opciones ante nosotros tendrán un impacto profundo. Si podemos hacer que nuestra economía crezca nuevamente, nuestros hijos serán como nunca los estadounidenses más prósperos. Y si no lo hacemos, entonces nosotros siempre seremos conocidos como la generación responsable por dejar caer en decadencia a los Estados Unidos”.
De la reforma migratoria, Rubio, quien integra el grupo bipartidista del Senado que a finales de enero entregó los principios de un cambio a las leyes de inmigración, dijo que primero deben ser aseguradas las fronteras y que la respuesta debe ser duradera dentro del marco de la ley.
©Univision.com
Commentarios