Madres de Ciudad Juárez, entre la esperanza y la tristeza por sus hijas desaparecidas

Univision.com | Feb 06, 2013 | 3:53 PM

SIGUIENTE:

Exigen a las autoridades que se investigue la desaparición de sus familiares. María Antonieta Collins nos trae sus dramáticos testimonios.

Un grupo de madres de jóvenes desaparecidas en Ciudad Juárez, Chihuahua, no se rinden ante la idea de que no encontrarán a sus hijas nunca más. Desde el mes de enero realizan marchas y actos públicos desde la frontera hasta la capital del estado de Chihuahua, pidiendo a las autoridades que investiguen los casos, reabran los expedientes, y en algunos casos, que entreguen los restos de mujeres que han sido encontradas.
“Mi corazón de madre me dice que mi hija está viva, porque ha habido momentos en que yo la siento a ella”, nos cuenta Karla Castañeda, cuya hija Cinthia, de apenas 13 años de edad desapareció súbitamente en las calles de esta ciudad hace ya cuatro años.
La lucha de estas mujeres las ha llevado por un calvario de situaciones que empeoran aún más el dolor de la pérdida de sus hijas.
Karla recuerda cómo junto a una de las madres velaban el cadáver de una joven que les habían entregado las autoridades, cuando ella pidió permiso para abrir el ataúd.
Dentro sólo habían dos pedacitos de la niña. Esa fue la chispa que la encendió: “Sin pensarlo dos veces dije, vámonos caminando a Chihuahua. Vámonos caminando; si no vienen a darnos respuestas, vamos a buscarlas allá”, dijo.
La abogada y activista Francisca Galván comenta que existe un patrón entre las desaparecidas. “Son jovencitas entre 12 y 19 años. Tienen que ser delgadas, tienen que ser guapas, y sobretodo saludables”.
Es precisamente este patrón los que llevan a madres y activistas a pensar en lo peor. “Tráfico de órganos, la trata de personas, y asesinos seriales. Yo considero que son bandas independientes que están trabajando y están lucrando”, agregó la activista.
Aunque el gobierno de Chihuahua ofrece el equivalente a 10 mil dólares por información para hallar a las jóvenes, para las madres es crucial que les entreguen los cuerpos que están en manos del gobierno.
Y mientras tanto, las madres seguirán protestando y buscando llamar la atención. Lo más importante en la vida de Karla es encontrar a Cinthia, que hoy tendría 17 años de edad. “Y mi familia me dice, ya deja las cosas así, dedícate a lo que tienes. Pero yo no puedo, no puedo”, concluyó.
©Univision.com
Commentarios