Obama aprieta el acelerador de la reforma migratoria

Univision.com* | Feb 06, 2013 | 8:59 AM

Mandatario se reune con senadores un día después que pidió un proyecto de ley en un plazo de seis semanas

WASHINGTON, D.C. – El presidente Barack Obama se reunirá el miércoles con senadores demócratas para convencerlos de su estrategia de reforma migratoria. El mandatario quiere un proyecto que incluya un camino hacia la ciudadanía para los millones de indocumentados que vivan en el país.
El encuentro se produce un día después de la reunión que el mandatario sostuvo con líderes sindicales y económicos en la Casa Blanca, como parte de una estrategia para acelerar el debate de la reforma migratoria en el Congreso.
An término de ese encuentro, la Casa Blanca dijo que el mandatario desea ver un proyecto de ley sobre reforma migratoria durante las próximas cuatro a seis semanas.
Además de tratar el tema de la reforma migratoria, Obama hablará con los senadores de su partido sobre el control de armas de fuego y varios temas fiscales.
¿Qué opina de las diferentes posturas sobre la Reforma Migratoria? Participe en el Foro de Reforma Migratoria.
Planes sobre la mesa
La semana pasada durante un discurso en Las Vegas, Nevada, Obama presentó su plan migratorio basado en seguridad, ciudadanía, verificación de empleo e inmigracion legal. En la víspera un grupo bipartitista presentó un plan similar, aunque con diferencias en dos aspectos clave: seguridad fronteriza y camino a la ciudadanía.
El plan del Senado pone como condición a la apertua del camino a la ciudadanía certificar primero la seguridad fronteriza. El gobierno de Obama ha reiterado que la frontea está segura y que es tiempo de pasar al siguiente nivel, es decir, aprobar la eforma migratoria y legalizar a la mayoría de los 11 millones de indocumentados.
El segundo punto discordante es el camino a la ciudadanía. El plan del Senado pide que los indocumentados primero sean fichados  paguen una multa para pedir un estado de “no inmigrante”, que dilataría un tiempo “significante”, según explicó el Senador Marco Rubio (republicano de Florida). El plan de Obama echaza este paso y pide que una vez fichados, los indocumentados que califiquen (entre otros requisitos que carezcan de antecedentes criminales) inicien de inmediato el proceso para recibir la green card o residencia.
En la actualidad el proceso, en algunos casos, demora hasta 23 años. Por mandato del Congreso, cada año el Departamento de Estado sólo emite 480 mil residencias permanentes.
The Assocuiated Press dijo que asistentes del Senado y de la Casa Blanca han ofrecido pocos detalles sobre la presencia de Obama el miércoles en el retiro anual de los demócratas en un hotel en Annapolis, Maryland.
Camino directo
Tras el encuentro ayer con Obama en la Casa Blanca, representantes de organizaciones hispanas y de defensa de los inmigrantes dijeron que una reforma migratoria debe incluir una vía clara y real hacia la ciudadanía para los indocumentados.
"Nuestra comunidad está exigiendo que tengamos un camino hacia la ciudadanía que sea claro, directo, sin impedimentos y que no vamos a aceptar que esté basado en más detenciones, deportaciones y más seguridad" fronteriza, indicó a periodistas Marielena Hincapié, del Centro Nacional de Leyes de Inmigración.
"El presidente volvió a decir que está completamente de acuerdo con nosotros", dijo Hincapié después de la reunión de cerca de una hora, en la que también participaron la principal central obrera local AFL-CIO y grupos de defensa de afroamericanos y asiáticos.
la reunión y mostró su deseo de alcanzar la reforma "lo más pronto posible", dijo Janet Murguía, la presidenta del grupo de presión latino La Raza.
Plan de la Cámara
Mientras la Casa Blanca y el Senado uñtiman detalles con miras a un debate en las próximas semanas, un grupo bipartidista de la Cámara de Representantes ultima detalles de un plan de reforma migratoria que entregarán el 12 de febrero, confirmó a Noticias Univision la congresista Ileana Ros-Lehtinen.
Agregó que el grupo elabora el mplan en “privado” y advirtió que el proceso de aprobación pinta “duro” y que será “largo y tendido”.
Al ahondar algunos detalles del plan que elabora el grupo bipartidista de Cámara, Ros-Lehtinen dijo que “ojala que tengamos la ciudadanía, que es lo perfecto”, y que se no lograrlo incluirá “un estatus legal que no es lo perfecto, pero es lo posible”.
"No vamos a aceptar un camino a la ciudadanía que sea complicado", advirtió Cristina Jiménez, directora del grupo Unidos Soñamos, que defiende a jóvenes indocumentados y que ayer estuvo presente en la reunión con Obama.
Los grupos anunciaron una gran manifestación el 10 de abril en Washington, en apoyo a la reforma migratoria amplia.
Audiencia en la Cámara
No solo en la Casa Blanca se habó de reforma migratoria el martes. El Comité Judicial de la Cámara de Representantes, controlada por republicanos, celebró una audiencia para hablar de reforma migratoria y del acceso a la ciudadanía para los indocumentados, tema que está en el centro del debate.
El diario La Opinión de Los Angeles escribió que durante la primera audiencia sobre el tema, republicanos en posiciones de liderazgo insistieron en no elaborar un camino especial para los 11 millones de indocumentados.
El mensaje se repitió varias veces. "No cometeremos el mismo error", "si entraron al país ilegalmente entonces no deben tener un acceso especial".
El represenante Luis Gutiérrez (demócrata de Illinois) aseguró que "es un punto de partida. Antes estaban hablando de deportar a todos. Así es como se negocia. Poco a poco", explicó a La Opinión.
En su conferencia de prensa semanal el presidente de la Cámara de Representantes John Boehner (republicano de Ohio) reconoció que este aspecto era el más difícil de la negociación y no realizó declaraciones respecto a su posición en el tema.
Ciudadanía a los dreamers
Por su parte, el líder de la mayoría en la Cámara, Eric Cantor (republicano de Virginia) aseguró en un discurso en American Enterprise Institute, que los jóvenes que se beneficiarían con el proyecto de ley del sueño "Dreamers" debieran tener una residencia legal y eventualmente ciudadanía.
"Un buen punto para comenzar son los jóvenes. Uno de los principios de nuestro país es que los niños no deben ser castigados por los errores de sus padres. Es tiempo de darles una oportunidad", enfatizó.
Cantor no se refirió al resto de la población indocumentada. Tampoco entregó su opinión respecto a los principios de una reforma migratoria, delineados por el grupo bipartidista en el Senado, la semana pasada, integrado por cuatro senadores demòcratas y cuatro republicanos, entre ellos Marco Rubio (Florida).
©Univision.com*
Commentarios