Dos muertos en Colombia por explosión de coche bomba

EFE | Feb 06, 2013 | 7:13 AM
BOGOTÁ, Colombia.- Dos personas murieron y tres resultaron heridas tras la explosión de un coche bomba presuntamente activado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el departamento colombiano de Cauca, informan fuentes oficiales.
Un portavoz de las Fuerzas Militares detalló que las víctimas mortales son "civiles", información que contrasta con la proporcionada también a Efe por la secretaria de Gobierno de Cauca, Edith Milena Cabezas, quien en conversación telefónica desde Popayán, capital de ese departamento, detalló que había un muerto y es "un oficial del Ejército", además de al menos tres heridos.
Según la fuente militar, el suceso ocurrió a las 12:45 hora local en el corregimiento de El Palo, cerca de un retén militar y área rural perteneciente al municipio de Caloto, en el Cauca (suroeste del país).
Agregó que "el objetivo de la guerrilla era estacionar el coche bomba frente a la estación de Policía de Caloto", pero al toparse con el retén militar lo activó en ese punto.
A juicio del portavoz del Ejército, eso evitó una tragedia mayor, dado que las consecuencias hubieran sido más graves sí el vehículo hubiera estallado en el centro urbano de Caloto.
"Gracias a Dios no lo llevaron hasta una zona totalmente poblada porque la tragedia hubiera sido mayor", apuntó el oficial.
Atentado entre negociaciones de paz
Tanto el portavoz militar como la secretaria de Gobierno del Cauca coincidieron al señalar que quienes transportaban el vehículo cargado de explosivos eran guerrilleros del frente sexto de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.
Cabezas precisó, además, que ese suceso ocurrió al tiempo que se registraban combates entre ese frente de las FARC y el Ejército en las inmediaciones de Caloto.
Esos choques, según la secretaria de Gobierno, "ya han cesado" en las áreas pobladas, pero se desconoce si prosiguen en zonas más aisladas.
El atentado tiene lugar en medio de una escalada del conflicto armado colombiano que coincide con la cuarta fase de las negociaciones de paz entre el Gobierno y las FARC.
La mayor guerrilla colombiana tiene en su poder a dos policías y un militar, mientras que el Ejército de Liberación Nacional tiene como rehenes a dos alemanes, dos peruanos y un canadiense, así como a tres colombianos, todos ellos civiles.
©EFE
Comentarios