Un retrato de la musa de Picasso se vende en $45 millones

EFE | Feb 05, 2013 | 3:32 PM
Londres - Un óleo en el que el español Pablo Picasso retrató a su musa Marie-Thérèse Walter se vendió hoy en la casa de subastas Sotheby's en Londres por 28.6 millones de libras (32.9 millones de euros; $44.9 millones de dólares), por debajo del precio máximo estimado.
La obra "Femme assise près d'une fenêtre" (Mujer sentada junto a una ventana), que el cotizado pintor malagueño ejecutó en 1932 en su estudio de Boisgeloup, a las afueras de París, fue la estrella de una sesión dedicada al arte impresionista y moderno que abría la temporada de subastas en la capital británica.
Antes de la sesión, el precio de la obra se había estimado entre los 25 y los 35 millones de libras (entre 28.7 y 41 millones de euros; entre 39.2 y 55 millones de dólares) en una puja en Sotheby's en la que la mayoría de los cuadros no marcaron récords.
No superó obras pasadas
El lienzo de Picasso quedó lejos del récord que marcó en Nueva York en 2010 su obra "Desnudo, Hojas verdes y Busto" (1932), vendida por 81.9 millones de euros (111.3 millones de dólares).
El retrato de grandes dimensiones de Marie-Térèse, de un tamaño de 1,46 por 1,14 metros, tampoco superó en precio a otra obra del español, "Muchacho con pipa" (1904), que en 2004 se remató por 74,1 millones de euros (100,7 millones de dólares).
Su amor platónico
Picasso vio por primera vez a la joven francesa, que se acabaría convirtiendo en su musa, por las calles de París en 1927, cuando ella tenía tan solo 17 años, y ambos iniciaron una aventura amorosa a pesar de que el pintor continuaba casado con la rusa Olga Khokhlova.
El malagueño mantuvo esa relación sentimental en secreto durante años y en sus obras solo se observan referencias veladas a la joven hasta enero de 1932, poco antes de una amplia retrospectiva que el autor tenía previsto protagonizar en junio de ese año en París.
Picasso ejecutó durante esos meses una serie de retratos de Marie-Thérèse, entre los que se encuentra el que se vendió hoy en Sotheby's, que acabó exhibiendo ese mismo año y que le aseguró el éxito de la crítica al tiempo que advertía a su esposa sobre la presencia de otra mujer en la vida del artista.
A partir de ese punto, la francesa, que tuvo una hija con el malagueño en 1935, Maya Widmaire-Picasso, se convirtió en una de las imágenes características en la obra de Picasso.
©EFE
Comentarios