Arranca debate de la reforma migratoria

ImpreMedia Digital, LLC | Feb 05, 2013 | 9:01 AM

Comité Judicial de la Cámara da banderazo de partida a debate que analiza el futuro de 11 millones de indocumentados

WASHINGTON, D.C. - Con una audiencia preliminar sobre el tema migratorio a realizarse ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, arranca este martes el trabajo en el Congreso federal respecto a una posible reforma migratoria, mientras que el presidente, Barack Obama, y la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, iniciaron esta semana un esfuerzo cabildero para asegurar que su trabajo ha logrado controlar las fronteras y que ahora se requiere de una reforma integral.
Si la semana pasada fue la que marcó el inicio del impulso pro reforma por parte de Obama y de la "Pandilla de los Ocho" senadores de ambos partidos que presentaron respectivamente sus puntos básicos para la reforma, esta semana se iniciarán los salvos del lado "duro" —que es el que domina el Comité Judicial de la Cámara de Representantes dominada, en su mayor parte, por republicanos—.
Según Frank Sharry, director ejecutivo del Fondo Educativo de America´s Voice, la audiencia en el comité judicial será un momento de prueba para los republicanos, cuyos líderes han expresado su intención de cambiar la imagen del partido hacia los latinos mientras que muchos de sus legisladores continúan declarando una línea dura antiinmigrante.
"Hoy es un gran día para la imagen y ambiciones de los republicanos. ¿Presentarán el mismo vino antiinmigrante en una nueva botella? ¿O comenzarán de nuevo a construir su relación con los latinos y otros sectores del electorado acercándose al tema migratorio con nuevos ojos?", dijo Sharry.
¿Logrará el Congreso un acuerdo bipartidista para aprobar este año la reforma migratoria? Participe en el Foro de Reforma Migratoria.
Cuesta arriba
La duda probablemente venga del hecho de que el Comité Judicial de la Cámara está compuesto por representantes como el republicano de Texas Lamar Smith —quien sigue insistiendo en que Obama "no ha hecho nada para proteger la frontera", Steve King, de Iowa —quien en su momento comparó a los inmigrantes con perros y ganado— y Jim Sensenbrenner, de Wisconsin —cuya ley de 2005 criminalizaba a los inmigrantes, generando eventualmente las grandes marchas de meses siguientes a su aprobación-.
Aún no hay ningún proyecto de ley de reforma migratoria que se haya presentado en el Senado o en la Cámara, por lo que la audiencia simplemente se convoca como un ejercicio "preliminar", en este caso por los republicanos, y la lista de testigos que han sido convocados a la misma contiene a varios que critican severamente una posible reforma, entre ellos Chris Crane, presidente del sindicato que representa a los agentes de ICE; y Jessica Vaughan, del Center for Immigration Studies, un centro investigador antiinmigrante.
Por otra parte, tanto Obama como Napolitano inician esta semana un esfuerzo cabildero en torno a la reforma. Obama se reunirá hoy martes con un grupo de empresarios y representantes sindicales para discutir el tema de la reforma en el marco de la economía del país. Napolitano estuvo ayer en la ciudad de San Diego y en la frontera con México y hoy se dirige a El Paso en un viaje diseñado a enfatizar las inversiones realizadas en torno al control fronterizo.
Además el miércoles Napolitano, el subprocurador Tony West y la directora del Concilio de Política Doméstica de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz, se reunirán "con agencias de la ley de todo el país para discutir las propuestas de reforma migratoria" y resaltar otra vez la inversión en asegurar la frontera.
Todo este énfasis en la frontera es importante en el contexto de la reforma migratoria porque en el marco del senado la obtención de residencia permanente para los indocumentados estaría condicionada a una "verificación fronteriza".
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios