Testimonios abren dudas sobre explosión en Torre de Pemex

Univision.com | Feb 02, 2013 | 1:54 PM

SIGUIENTE:

Familiares de las víctimas y desaparecidos viven momentos de angustia.

No hay hipótesis claras sobre las causas

Mientras en México aún no se tiene un indicio claro sobre las causas de la explosión en la Torre de Pemex en la capital del país, la tarde del jueves, supuestos testimonios comienzan a inquietar y hacer ruido entre la opinión pública.
“No quieren que se sepan muchas cosas, aquí lo que se teme es que no fuera un accidente de electricidad porque fueron dos detonaciones muy fuertes”, cita la versión web del diario El Mundo a María Luz Mendoza, una mujer que lleva buena parte de su vida atendiendo un puesto de golosinas frente a la entrada principal de las instalaciones de Pemex, donde –siempre de acuerdo al medio—trabajan dos familiares suyos.
“Sentí como si fuera un terremoto y la primera detonación se vio muy fea. En la segunda fue cuando salieron cosas volando. Pensamos que se iban a derrumbar los edificios por el ruido y el humo. Pasé mucho miedo, todavía no lo asimilamos. Mis familiares también están bien pero me contaron que había muchos cuerpos enteros, pero sin vida”, prosigue la cita del medio a la mujer.
Un bombero, parte del equipo de Pemex que no quiso dar su nombre, afirmó: “la noche fue muy dura. Dentro todo es polvo y el ambiente es muy tenso. A las dos de la mañana un hijo atrapado bajo los escombros llamó a su madre por el móvil para decirle dónde estaba. Está complicado dentro, nosotros no pudimos acceder a ciertas partes del primer piso y hay tanques de helio, gas inflamable, con lo que hay que tener mucho cuidado”. Las declaraciones se dieron mientras seguían las labores de rescate.
El bombero además sostuvo que solo el grupo directivo puede hablar.
'Mi papá está sepultado'
Por su parte, la versión digital del periódico mexicano Reforma mostraba el sábado el desgarrador testimonio de un joven, que afirmaba que su padre seguía bajo los escombros.
“Mi padre está sepultado, mi padre sigue en el edificio, en el sótano”, citó el medio a Osvaldo Vite, hijo de un trabajador que daba mantenimiento a los pilotes del edificio B2 del complejo.
El joven pidió a las autoridades que siguieran con las labores de rescate. “Mi papá está atrapado todavía, él se llama Gregorio Vite. Ya fui a la Cruz Roja y al Semefo (Servicio Médico Forense), a los hospitales de Pemex y no dan ninguna razón”, dijo el desesperado hombre.
“Mi papá y sus compañeros estaban en el sótano, mi papá se dedica a darle mantenimiento a los pilotes de control y al momento de la explosión mi papá quedó sepultado. Lo que quiero que me digan qué pasa con el cuerpo, el jefe de mi papá ya les dijo a los rescatistas por dónde estaba mi papá, pero no están informando nada”, dijo a gritos el muchacho.
Certezas, ¿hasta cuándo?
La web del diario Milenio rescató el sábado las declaraciones del procurador mexicano (fiscal) Jesús Murillo Karam, quien se ofreció a dar a conocer los avances de las investigaciones en uno o dos días. “Vamos a hablar de lo que tengamos certeza (…) El gobierno de la República está determinado a encontrar la verdad de los hechos, sea cual sea”.
La agencia Efe recuerda que las autoridades de México no han descartado ninguna hipótesis sobre la explosión que el jueves causó al menos 33 muertos y 121 heridos, y deja abierta hasta la posibilidad de un atentado.
La explosión sacudió el corazón de la empresa más importante del país, que genera el 40 por ciento de los ingresos del fisco, al que aporta el 70 por ciento de sus ventas, y que emplea a unas 150 mil personas.
Mientras siguen las labores en el complejo corporativo de Pemex, en el barrio capitalino de Anzures, los peritos comenzaron las labores para rescatar pruebas que indiquen qué causó la fuerte explosión que destruyó parcialmente uno de los edificios.
En las tareas participan expertos nacionales y extranjeros, civiles y militares, que realizan sus actividades mientras equipos de rescate intentan llegar a los lugares más recónditos, que tuvieron que ser apuntalados para reforzar su estructura.
'Accidente de naturaleza desconocida'
El director general de Pemex, Emilio Lozoya, declaró que todo apunta a que la explosión se debió a un accidente de naturaleza aún desconocida, aunque también dijo que "todas las líneas de investigación están abiertas".
Murillo Karam, sin embargo, fue más cauto aún, pidió tiempo para sacar conclusiones del peritaje y ofreció transparencia para "no dejar nada a la imaginación".
"Estamos trabajando sobre todas las posibilidades, no vamos a desechar ninguna", insistió Murillo en la rueda de prensa que ofreció al lado de los escombros del edificio que se vio severamente dañado por la explosión.
El siniestro, uno de los más graves en la historia de Pemex, creada en 1938 poco después de la nacionalización de los recursos petroleros, ha conmocionado al país, que ya sufre desde hace varios años una ola de inseguridad por las acciones del narcotráfico que cada año causa miles de muertos.
Se trata de la tragedia más grave a la que se enfrenta el presidente Enrique Peña Nieto, que asumió el poder el pasado 1 de diciembre y que se ha comprometido a una "transformación" de México que implica, entre otras cosas, una reforma de Pemex.
Peña Nieto anunció que México estará en duelo nacional durante tres días. "México está en luto y está en duelo", afirmó el gobernante en una reunión con empresarios, poco después de visitar a víctimas de la tragedia de Pemex.
El Parlamento mexicano, que comenzó su período legislativo, abrió sus sesiones con un minuto de silencio en homenaje a las víctimas, a la vez que se hicieron llamamientos para el "pronto" esclarecimiento de los hechos.
En tanto, en el sitio del siniestro fue rescatada este mediodía la última víctima hasta ahora, aunque no se descarta que, mientras continúan las labores en el edificio destruido, pueda haber alguna más.
"No vamos a parar de buscar", agregó Murillo.
©Univision.com
Comentarios