Autores de broma sobre la duquesa de Cambridge no serán procesados

EFE | Feb 01, 2013 | 8:24 AM

Indemnizarán a familia de enfermera

Los locutores australianos autores de la broma telefónica al hospital donde estaba ingresada a principios de diciembre la duquesa de Cambridge no serán procesados por la justicia del Reino Unido, anunció hoy la Fiscalía británica.
La Crown Prosecution Service (CPS en sus siglas en inglés) había iniciado una investigación a finales de diciembre a petición de Scotland Yard para estudiar si la llamada falsa, tras la que se suicidó una de las enfermeras que atendió a los locutores, constituía un delito.
Jacintha Saldanha, de 46 años, respondió al teléfono en la recepción del hospital londinense King Edward VII a los locutores Mel Greig y Michael Christian, que se hicieron pasar por la reina Isabel II para conocer el estado de la esposa del príncipe Guillermo.
La enfermera transfirió la llamada a una de sus compañeras, que reveló a la supuesta reina detalles sobre el estado de Catalina, ingresada por fuertes molestias derivadas de su embarazo.
La emisión de la broma en un programa de la radio australiana provocó una fuerte polémica en el Reino Unido sobre las medidas de seguridad del centro médico y pocos días después de la broma, el 7 de diciembre, Jacintha Saldanha se suicidó en un apartamento cercano al hospital.
Los medios británicos relacionaron la muerte de la enfermera, que criticó la actitud del hospital hacia ella en una nota, con la llamada de los locutores australianos, que muy afectados pidieron públicamente disculpas tras conocer lo ocurrido.
La radio australiana "2dayFM", donde el programa se emitía, retiró entonces a ambos presentadores y anunció que indemnizaría con 525,000 dólares (385,000 euros) a la familia de Saldanha, madre de dos adolescentes.
Esta misma semana la emisora eliminó de su programación el espacio que hizo la broma telefónica sobre el embarazo de la duquesa de Cambridge. 
©EFE
Comentarios