Siemens y la vía oscura de ganar negocios

Univision.com | Jan 31, 2013 | 6:04 PM

Compañía fundada en Alemania tiene un largo historial judicial en varios países

Por: Casto OcandoUnivisión Investiga
El escándalo de los sobornos de Siemens en México es solo uno de varios que han estallado alrededor del mundo en relación con contratos obtenidos por la gigante multinacional de ingeniería y electrónica de Alemania.
De acuerdo con una investigación de la Comisión Nacional de Valores de Estados Unidos (Securities and Exchange Commission, SEC), Siemens utilizó a un “bien conectado” consultor de negocios mexicano en 2004 para pagar $2.6 millones en sobornos a un funcionario de Petróleos Mexicanos (Pemex), para arreglar un supuesto sobreprecio de un contrato de la petrolera con Siemens.
Este pago se suma al de 4,000 realizados por Siemens, según la SEC, y que han salido a la luz pública sólo en la última década. Los pagos superan los $1,400 millones en transferencias bancarias, efectivo y a través de costosos regalos y viajes de lujo.
Larga tradición
Desde su fundación en 1847 en Alemania, Siemens ha tenido un largo historial  de conflictos por el pago sobornos para obtener jugosos contratos principalmente en países subdesarrollados.
Con medio millón de empleados en 190 países, Siemens es uno de los mayores conglomerados industriales del mundo.
Las prácticas comenzaron a ponerse al descubierto masivamente a partir de 2001, cuando Siemens se cotizó por primera vez en la bolsa de valores de Nueva York, y por lo tanto quedó sometida a las leyes norteamericanas contra el pago de sobornos fuera de Estados Unidos, especialmente la Ley Contra las Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA).
La primera gran investigación sobre la práctica de pagos de sobornos internacionales de Siemens se inició en noviembre de 2006, luego de que 200 agentes y fiscales federales alemanes lanzaron una serie de allanamientos en una treintena de oficinas de la firma en Alemania y Austria, y en las residencias de altos ejecutivos, en busca de evidencias.
Cooperación voluntaria
Siemens decidió cooperar voluntariamente con las investigaciones, y al año siguiente reveló la información de las pesquisas a las autoridades federales del Departamento de Justicia y la SEC, en Estados Unidos.
El 15 de diciembre de 2008, las autoridades norteamericanas anunciaron el resultado de la investigación sobre las prácticas corruptas de Siemens entre 2001 y 2007, y los términos de un arreglo que estableció una multa récord de $1,600 millones para la transnacional alemana.
De acuerdo con una acusación presentada en la Corte Federal de Columbia, Siemens pagó sobornos a funcionarios de gobiernos en por lo menos 15 países en cuatro continentes, sin distinción de posiciones políticas, religiosas o ideológicas, a fin de obtener más de $5,000 millones en contratos con entes públicos.
Investigación federal
De acuerdo con la investigación federal, Siemens realizó 4,283 pagos ilícitos a funcionarios públicos, para un total de $1,400 millones.
Los pagos fueron realizados para obtener cuantiosos contratos, principalmente en el área de las comunicaciones, para lo cual Siemens pagó poco más de $800 millones.
La firma también pagó centenares de millones para ganar contratos industriales, de electricidad, para instalar líneas de transmisión eléctrica y transporte, y para la venta de productos médicos.
Además de México, Siemens pagó sobornos en una amplia variedad de países, entre ellos Rusia, Nigeria, Serbia, Italia, Vietnam, Grecia, Israel y Venezuela, usando firmas de ex empleados en América Latina y el Medio Oriente, y cuentas en paraísos fiscales del Caribe y Europa.
América Latina
En América Latina, los sobornos se produjeron, además de en México, en Brasil, Argentina y Venezuela.
En octubre de 2011, Siemens anunció el despido de uno de los jefes de la firma en Brasil que había manejado operaciones durante diez años, tras vincularlo a un presunto escándalo de pago de sobornos luego de una investigación interna. No se informó de montos pagados ni de los funcionarios beneficiados.
En Argentina, investigadores del gobierno de Buenos Aires descubrieron que durante una década Siemenes conspiró para pagar mordidas en el orden de los $100 millones a funcionarios para obtener contratos por más de $1,000 millones para producir cédulas de identidad.
De acuerdo con una investigación federal, Siemens Argentina autorizó pagos multimillonarios a través de firmas en Dubai y Bahamas controladas por ex empleados del conglomerado para sobornar a altos funcionarios en Buenos Aires, con el fin de garantizar su participación en los contratos.
Acusación de la SEC
En diciembre de 2011, la SEC acusó criminalmente a ocho ejecutivos de Siemens de haber ordenado el pago de $100 millones en sobornos, de los cuales $31 millones se hicieron luego de marzo de del 2001, cuando Siemens comenzó a cotizar en la bolsa de Nueva York.
Siemens fue también acusada de haber pagado a “mercenarios” para que supuestamente atacaran físicamente al funcionario de la Sindicatura General de la Nación (Sigen) de Argentina, Carlos Morán, luego que éste investigara a nueve ejecutivos de la transnacional y descubriera el pago de sobornos. En una demanda por “intimidación” introducida en septiembre del año pasado en una corte federal de Miami, Morán exigió compensación por $100 millones por parte de Siemens.
Complejo esquema de pagos
La investigación federal encontró que en Venezuela la firma alemana pagó sobornos entre noviembre de 2001 y mayo de 2007 por un total de $18.782,965 a varios funcionarios venezolanos, para obtener contratos de desarrollo de los metros de Maracaibo y Valencia. El contrato tuvo un valor de  $642 millones.
Los sobornos se pagaron a través de un complicado entramado que urdió cuatro esquemas para procesar los sobornos, indicaron los documentos federales.
El primer esquema consistió en un grupo de cuentas “fuera de los libros” de contabilidad que Siemens mantenía en Panamá, con otro grupo de cuentas correlativas en Miami. Las cuentas estaban bajo control de cuatro altos ejecutivos de Siemens en Venezuela. De acuerdo con uno de estos ejecutivos, se estima que Siemens pagó entre $5 y $6 millones por año entre 2001 y 2003 con dinero proveniente de esas cuentas, una porción de las cuales fue a parar a los bolsillos de funcionarios venezolanos. Para mantener los pagos ocultos, un ejecutivo de finanzas de la transnacional destruía periódicamente los estados de cuenta bancarios.
Bajo el segundo esquema, Siemens pagó más de $6.8 millones a cuatro entidades en Estados Unidos controladas por un consultor de negocios de Siemens conocido como un “operador” político en Venezuela que ha sido asesor de varios presidentes venezolanos.
Según las indagaciones, los pagos llegaron a cuentas de altos funcionarios venezolanos, incluyendo un alto miembro del gobierno central, dos prominentes abogados, un ex ministro de la Defensa y diplomático, y un familiar de un político local.
Bajo el tercer esquema, la firma alemana usó un consultor establecido en Chipre como intermediario para financiar hasta $2.5 millones en sobornos a los encargados del proyecto del Metro de Valencia. El pago fue disfrazado como si se tratara de un nuevo proyecto de Siemens, pero en realidad el dinero era una comisión. Bajo el cuarto esquema, en 2002 y 2003 el conglomerado alemán firmó un falso acuerdo con una firma consultora en Dubai, Emiratos Arabes Unidos, para suministrar  equipo de trabajo al proyecto del Metro de Maracaibo por un valor de $2.6 millones. Los equipos fueron efectivamente entregados, pero no a través del proveedor de Dubai sino de otra empresa.
Más mordidas
En una docena de países, Siemens utilizó una variada gama de tácticas para engrasar los bolsillos de funcionarios públicos, desde maletines con dinero en efectivo hasta pagos a terceros, comisionistas, intermediarios y giros a cuentas de paraísos fiscales.
En Nigeria, por ejemplo, Siemens realizó pagos en efectivo por $4.5 a un grupo de funcionarios oficiales, entre ellos un funcionario de inmigración un senador y cuatro ex ministros de telecomunicaciones, para obtener la aprobación de cuatro contratos para desarrollar infraestructura de telecomunicaciones, por un valor de $130 millones.
Un total de $2.8 millones de los sobornos fue pagado a través de una cuenta bancaria en Potomac, Maryland, a nombre de la esposa de un ex vicepresidente de Nigeria, quien supuestamente prestaba servicios de consultoría a Siemens.
La firma alemana también regaló relojes presumiblemente al presidente y al vicepresidente de Nigeria por un valor conjunto de $172,000.
En Italia se pagaron sobornos de $7.8 millones a dos ejecutivos de la firma energética ENEL, parcialmente propiedad del estado italiano, para favorecer a la firma en conexión con la compra de turbinas a gas producidas por Siemens para usar en dos plantas eléctricas.
Los pagos fueron realizados a través de fondos ilegales en Liechtenstein, usando una firma de consultoría con sede en Dubai. De acuerdo a la opinión escrita del juez en Milán que presidió el caso, el pago de sobornos por parte de Siemens era una “estrategia de negocios”. Para resolver las alegaciones, la firma alemana acordó pagar una multa de $650,000, y devolvió casi $8 millones en ganancias obtenidas en los contratos con ENEL.
En Grecia, Siemens se decidió por la vía del pago de bonos extras a funcionarios griegos. De esa manera obtuvo contrato con sobreprecios que según el gobierno y el parlamento en Atenas, significaron pérdidas en el orden de los $2,000 millones para el estado griego.
A principios del 2011, el gobierno del primer ministro Giorgos Papandréu exigió compensaciones a Siemens por haber gastado $130 millones para sobornar políticos griegos. En mayo del año pasado, Siemens llegó a un arreglo para pagar unos $440 millones de compensación.
Cercano y Lejano Oriente, y Europa del Este
China. Para obtener varios contratos relacionados a proyectos de transporte subterráneo, instalación de líneas de transmisión de alto voltaje y por la venta de equipos médicos, por un valor total superior a los $2,200 millones, Siemens pagó más de $60 millones a funcionarios chinos, y viajes a Las Vegas y otros destinos turísticos a varios de estos funcionarios.
Israel. El ex director de la firma de electricidad del estado israelí y otros funcionarios, recibió pagos de Siemens para construir varias plantas de electricidad y otros servicios. En total Siemens pagó $20 millones en sobornos y obtuvo contratos por $786 millones.
Bangladesh. Los sobornos se hicieron para obtener un contrato de instalación de un servicio completo de telefonía celular en este país asiático.
Vietnam. Para vender equipos médicos al gobierno de Hanoi por valor de $35 millones, Siemens pagó sobornos por unos $140,000.
Rusia. Varios contratos para vender equipos médicos y la instalación de equipos de control de tráfico,  fueron obtenidos por Siemens gracias al pago de sobornos superiores a los $56 millones, a través de supuestos consultores privados.
Irak. Siemens pagó unos $1.7 millones en sobornos para beneficiarse de 42 contratos por $124 millones del gobierno de Iraq, que eran parte del programa de Alimentos de las Naciones Unidas.
Kuwait. En 2010 Siemens reveló voluntariamente información sobre pagos irregulares en conexión con un proyecto de desarrollo en Kuwait. La investigación, con la cooperación de Siemens, está todavía en curso.
Turquía. Entre 2000 y 2002, un empleado de Siemens pagó sobornos en efectivo funcionarios del ministerio de  Electricidad de Turquía, por contratos que totalizaron $1.2 millones, en reparación y rehabilitación de plantas eléctricas.
Serbia. En el reporte ante la SEC en 2010, Siemens indicó que fiscales federales alemanes estaban investigando alegaciones de sobornos para obtener contratos de reparación de una planta de electricidad en Serbia en 2002, financiado por la Unión Europea. En abril de 2010, presuntamente tras un arreglo, la fiscalía alemana anunció el fin de las investigaciones.
Tailandia. Supuestos pagos ilícitos relacionados a un proyecto industrial en Tailandia provocaron el allanamiento de oficinas de Siemens en Alemania. Hasta ahora el caso sigue bajo investigación.
©Univision.com
Comentarios