Soy víctima de un error judicial en México: Cassez

Univision.com | Jan 30, 2013 | 6:40 PM
Florence Cassez, liberada tras pasar siete años encarcelada en México por secuestro, señaló que el ex secretario de Seguridad Pública Federal, Genaro García Luna, quería su muerte.
De acuerdo con declaraciones que dio en entrevista al diario francés Paris Match, Cassez se declaró inocente de los cargo que en México le imputaron y señalo que sólo fue “víctima de un error judicial”.
“No pretendo ser alguien excepcional. Algunos quieren compararme con Ingrid Bettencourt. No, yo no soy ella y no lo seré jamás. (…) Nuestros sufrimientos son diferentes. Yo soy simplemente víctima de un error judicial”, puntualizó.
Durante la entrevista, también retiró el agradecimiento que hizo días antes al ex presidente de Francia Nicolás Sarkozy, cuando declaró que el mandatario le había “salvado la vida”, pues señaló que los únicos a los que debía su liberación es a sus abogados y a la justicia mexicana, publica la agencia de noticias Efe.
Asimismo, reitero su inocencia y dijo que si los jueces no la hubiesen considerado inocente, le habrían programado un nuevo juicio y no su inmediata liberación.
“Si tengo que repetir mi inocencia todos los días, lo haré, pero es un círculo vicioso. ¿Cómo demostrarla? (…). Es imposible demostrar lo que no se ha hecho. Es mi palabra contra la de mis acusadores. (…) Si los jueces hubieran dudado, habría habido un nuevo juicio, no una liberación inmediata”, subrayó.
Su estancia en prisión
De los años que pasó encarcelada, dijo, uno de los episodios que más la marcaron fue su traslado en 2009 a la prisión de Santa Marta, que ella interpreta como un castigo “por hablar demasiado con la prensa”, y de la que consiguió ser transferida a la cárcel donde estaba anteriormente, la de Tepepan, por mediación de Sarkozy.
Cassez hizo alusión a que su traslado al penal de Santa Martha Acatitla fue orden del ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna: “El objetivo de García Luna era abatirme. Estaba en sus manos, él quería mi muerte”.
En la entrevista, la francesa recordó que estaba vigilada con cámaras de seguridad las 24 horas del día, que las condiciones de higiene en la cárcel iban “de mal en peor” y que era frecuentemente insultada y acosada por otras presas.
“Me defendí mucho (…) pero psicológicamente, no físicamente”, destaca Cassez, que dice no haber bajado nunca la mirada ante los ataques recibidos, y evitó entrar en ese juego de violencia para sobrevivir.
Y reconoció que aunque pensaba que iba a estar “destruida psicológicamente”, tomó conciencia rápidamente de su puesta en libertad y ahora se siente “como si no hubiera estado nunca en prisión”.
©Univision.com
Comentarios