Obama reitera apoyo a reforma amplia de inmigración

Univision.com* | Jan 29, 2013 | 3:14 PM

SIGUIENTE:

El presidente dijo que ‘ya es el momento de cambiar un sistema que no funciona’. Además quiere legalizar a millones de indocumentados.

Apoyo esfuerzo bipartidista dado a conocer el lunes por un grupo bipartidista del Senado

El presidente Barack Obama dio a conocer el martes sus ideas de reforma migratoria, un día después de la presentación que hizo un grupo bipartidista de Senadores. "Necesitamos que el Congreso actúe con un enfoque integral que finalmente incluya y resuelva la estadía de los 11 millones de inmigrantes indocumentados que se encuentran en el país en estos momentos”, dijo el mandatario.
Lea aquí el discurso en Inglés. Durante un discurso pronunciado en una escuela segundaria Del Sol en Las Vegas, Nevada, y que fue transmitido en vivo por las principales cadenas de televisión de Estados Unidos, entre ellas Univision y Univision.com, Obama señaló que la buena noticia es que, por primera vez en muchos años, “republicanos y demócratas parecen estar dispuestos a hacer frente juntos a este problema”. Legisladores de ambas cámaras se encuentran “activamente trabajando en una solución”, dijo Obama, y mencionó que el lunes un grupo bipartidista integrado por ocho senadores “anunciaron sus principios para la reforma integral de inmigración”, esfuerzo que tildó de “genuino”, y dijo esperar que se concrete lo antes posible. “Esto es muy alentador", indicó. El viaje de Obama a Las Vegas el el primero que realiza en su segundo mandato de cuatro años que arrancó oficialmente el 20 de enero.
¿Qué opina del discurso del presidente sobre la reforma migratoria? Participe en el Foro de Reforma Migratoria. El plan de Obama El plan de reforma visualizado por Obama se basa en tres ejes: Verificación de empleo, camino a la ciudadanía para los 11 millones de indocumentados e inmigración legal. A diferencia del plan bipartidista, Obama no mencionó el tema de la seguridad fronteriza porque, explicó, durante su primer mandato ha tomado las medidas necesarias para que el país tenga la frontera más segura desde el año 2000 -cuando se alcanzó el pico de ingreso ilegal a Estados Unidos- y dijo que en los últimos cuatro años su política de deportaciones ha sido la más agresiva en deportar a inmigrantes con antecedentes criminales, con casi 410 mil en 2012 Al mencionar la verificación de empleo, Obama dijo que el sistema vigente (E-Verify) debe concentrarse en la actividad de control. El plan bipartidista del Senado propone la creación de un sistema nuevo. En cuanto a la ciudadanía, el mandatario dijo que la reforma migratoria amplia debe tener un camino claro, establecido desde el comienzo, en que los indocumentados sepan que deben presentar sus antecedentes criminales, pagar impuestos y ponerse a la fila para conseguir la residencia permanente y luego la ciudadanía. “No será un proceso rápido, pero será justo”, dijo, “que los va a sacar de las sombras y los llevara a conseguir la green card y eventualmente a la ciudadanía”. El plan bipartidista menciona, antes de la green card, un estado de no indefinido que pudiera demorar años en poder tener la autorización para pedir la residencia legal permanente. De la mejora al sistema de inmigración legal, Obama dijo que debe ser reformado y permitir que se acelere la reunificación familiar. Tiempo de la reforma Durante el discurso, Obama dijo que "este es el momento" de la reforma migratoria y precisó que no sólo los activistas, los religiosos, los empresarios y los políticos están de acuerdo, sino la mayoría de los estadounidenses. "Estoy aqui porque la mayoría de los estadounidenses está de acuerdo en que es hora de reformar un sistema que no ha funcionado en demasiado tiempo", apuntó. "Este es el momento se buscar la mejor manera de recibir a los inmigrantes". Dijo además que el actual sistema migratorio es anacrónico, que no funciona y que está frenando en lugar de hacer crecer a la clase media estadounidense. "Tenemos 11 millones de hombres y mujeres que viven sus vidas en las sobras. Ellos han quebrantado las reglas, se quedaron más allá del plazo de sus visas, pero muchos se han quedado aquí durante años y no están buscando problemas, sino que velan pos sus familias, por sus vecinos y están entretejidos en nuestras vidas. Todos los días, como nosotros, se ganan la vida pero en una economía en las sombras". "Necesitamos una amplia reforma migratoria", dijo.
Ahora es cuando
Tras resumir lo actuado por su admiistración entre 2009 y 2012 e insistir en que es tiempo de la reforma migratoria amplia, Obama dijo al Congreso que "tiene que haber acción esta vez", y comentó que "no podemos permitir que la reforma se empantane en un debate sin fin".
Dijo que también que sus ideas sobre una reforma migratoria deben servir para "ayudar a que avance el proceso", y pidió a ambas cámaras del legislativo que inicien el debate cuanto antes.
Previno que "habrá mucho debate sobre los detalles", pero subrayó que la base de una acción bipartidista "ya esta ahí", en alusión al plan presentado por el grupo de ocho senadores el lunes.
Y advirtió: "Si el Congreso no puede actuar, yo voy a enviar una propuesta y voy a insistir en que se vote de inmediato".
Aplauden el anuncio
La Coalición Pro Derechos Humanos del Inmigrante en Los Angeles (CHIRLA), dijo que el discurso pronunciado por Obama en Las Vegas, donde delineó sus ideas sobe la reforma migratoria, setrato de un importante punto de inflexión en la política interna y se traduce en “un rayo de sol al final de un largo túnel oscuro que ha mantenido a muchas familias en las sombras durante más de dos décadas”.
"Damos la bienvenida a las declaraciones apasionadas del presidente que Estados Unidos, de que está listo para reformar el sistema de inmigración”, dijo Angelica Salas, directora ejecutiva de CHIRLA, quien viajó en la víspera a Nevada para asistir a la ceremonia celebrada en la escuela secundaria Del Dol.
Salas fustigó, sin embargo, la política de deportaciones que en los últimos cuatro años ha deportado a más de 1.5 millones de inmigrantes, dejando a numerosas familias separadas, y pidió al gobierno detener las expulsiones mientras se lleva a cabo el debate.
“Esperamos que finalicen los desacuerdos en el Congreso”, dijo la activista.
El congresista Luis Gutiérrez (demócrata de Illinois), dijo en un comunicado que el discurso de Obama en Las Vegas era el mejor que había escuchado en mucho tiempo, y que estaba conento de que el mandatario haya hecho la reforma migratoria “su prioridad número uno”.
A su vez el líder del Senado, Harry Reid (demócrata de Nevada), dijo que que Obama había ofrecido “una visión muy clara de los pasos que se deben seguir para arreglar nuestro roto sistema migratorio, y dejó en claro que está dispuesto a trabajar con los miembros del Congreso de ambos partidos quienes actualmente trabajan hacia una reforma bipartidista y con sentido común”.
Ali Noorani, director ejecutivo del Foro Nacional de Inmigración, dijo tras el discurso que el presidente “afirmó” el impulso de una reforma migratoria que un grupo bipartidista del Senado anunció en la víspera.
“Nos complace que los líderes políticos de ambos partidos por fin escuchan las llamadas de los estadounidenses, en todo el espectro político, que quieren que se repare el sistema de inmigraciòn actual por el bien de nuestras familias, nuestras comunidades y nuestra economía".
Anticiparon ideas Horas antes del discurso medios y analistas habían anticipado que la postura del mandatario sería más liberal que las propuestas esgrimidas en la declaración de principios del Senado. Obama pronunció el discurso en Las Vegas, Nevada, una plaza electoral clave tanto para demócratas como republicanos debido al incremento del voto latino en las últimas contiendas presidenciales. Tanto el grupo bipartidista del Senado como Obama buscan mejorar el sistema legal de inmigración y la seguridad fronteriza. Funcionarios de la Administración Obama adelantaron el lunes, después de la presentación de los principios del grupo de ocho senadores, que el mandatario apoyaría a grandes rasgos el acuerdo. Sin embargo, grupos que luchan por los derechos de los inmigrantes dijeron confiar en que el presidente plantearía propuestas propias que vayan más allá que las de los senadores, como por ejemplo una vía más rápida hacia la obtención de la ciudadanía. El grupo de los ocho senadores está integrado por los demócratas Charles Schumer (Nueva York), Dick Durbin (Illinois), Robert Menéndez (Nueva Jersey) y Michael Bennet (Colorado), y los republicanos John McCain (Arizona), Lindsey Graham (Carolina del Sur), Marco Rubio (Florida) y Jeff Flake (Arizona). El plan de los Ocho El plan bipartidista dado a conocer el lunes recomienda fichar a todos los indocumentados, excluir a quienes tienen antecedentes criminales y conceder la categoría no inmigrante temporal a quienes sean aceptados, previo pago de multas. Sin especificar tiempo, el plan agrega que posteriormente, los favorecidos deberán someterse a un nuevo fichaje para poder iniciar las gestiones de la residencia legal permanente, poniéndose al final de la cola que en la actualidad, en algunos casos, demora más de 10 años. Una vez recibida la residencia, el extranjero debe esperar al menos cinco años de presencia ininterrumpida en Estados Unidos para poder iniciar el trámite de la ciudadanía. El tema de la reforma migratoria se activó tras la reelección de Obama el pasado 6 de noviembre, cuando el 71% de los 12.2 millones de electores hispanos votaron por él. El amplio respaldo lo colocó nuevamente en la Casa Blanca, y obligó a demócratas y republicanos a debatir cuanto antes la reforma migratoria. La mayoría de las recomendaciones que Obama hizo en Las Vegas no son nuevas. El presidente esbozó un plan de reforma migratoria en mayo de 2011, en El Paso, Texas, pero no hizo lo suficiente para presionar por su aprobación en el Congreso, para decepción de muchos latinos, dijo The Associated Press. El presidente "cree que ahora estamos en un momento en el que parece haber apoyo a nivel bipartidista a los mismos principios que él siempre ha promovido y a los principios que ya han contado con apoyo bipartidista", dijo el lunes el secretario de prensa de la Casa Blanca Jay Carney. "Eso es algo muy positivo", agregó. Los cuatro pilares La declaración de principios que dio a conocer el lunes el grupo de ocho senadores se basa en cuatro ejes: Camino a la ciudadanía. Crear una vía para que los indocumentados salgan de las sombras, sean fichados, reciban un estatus de no inmigrate, vuelvan a ser fichados, gestionen la residencia permanente y luego la ciudadanía. Este camino será abierto una vez se garantice la seguridad en las fronteras y se mejore el sistema de verificación de personas que ingresan con visas a Estados Unidos. Inmigración legal. Mejorar el sistema vigente, conceder residencia a los inmigrantes que se gradúen de maestrías, doctorados y otros títulos de educación avanzada en Ciencias, Matemáticas, Tecnología o Ingeniería en alguna universidad estadounidense. Verificación de empleo. Crear un nuevo sistema de verificación eficaz y hacerlo obligatorio. Quienes violen las reglas de contratación serán castigados con penas severas. Presionará para poner fin a la inmigración indocumentada. También permitir el ingreso de más trabajadores poco calificados y que los empleadores contraten inmigrantes siempre y cuando demuestren que no pudieron contratar a un ciudadano estadounidense. Seguridad fronteriza. El grupo reconoce que la seguridad en las fronteras ha mejorado nasta en un 70%. Pide más agentes y tecnología para blindar la frontera sur.
©Univision.com*
Commentarios