Declaración y plan de acción de Cumbre Celac-UE

Univision.com | Jan 26, 2013 | 5:32 PM

A favor de la inversión y el medio ambiente

Los países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y de la Unión Europea (UE) aprobaron el sábado por aclamación la declaración de la cumbre de Santiago de Chile, así como su plan de acción para el periodo 2013-2015.
El texto de la declaración, al que tuvo acceso Efe, deja claro que las dos regiones reconocen la importancia de marcos reguladores "estables y transparentes" que proporcionen "certidumbre legal para los operadores económicos" en el contexto de impulsar inversiones de calidad social y medioambiental.
Los jefes de Estado y de Gobierno europeos, latinoamericanos y del Caribe muestran en sus conclusiones un firme respaldo a las inversiones y el comercio internacional como fuente de desarrollo sostenible.
Durante la negociación del documento, según dijeron a Efe fuentes diplomáticas, Venezuela intentó hasta el último momento suavizar la alusión a la seguridad jurídica de las inversiones, algo a lo que se opusieron mayoritariamente los demás Estados latinoamericanos.
"Nos comprometemos a mantener un clima favorable a los inversores, reconociendo en cualquier caso el derecho de los países a legislar para cumplir los objetivos de sus políticas nacionales, de acuerdo con sus compromisos y obligaciones internacionales", subrayan los mandatarios.
A favor del desarrollo sostenible
Los líderes también se comprometen a adoptar políticas que promuevan el comercio y la inversión entre los países de la Celac y la UE, convencidos de que contribuirán a garantizar el desarrollo sostenible y que impulsarán el crecimiento económico y la generación de empleo, especialmente entre los jóvenes, en las dos regiones.
En concreto, destacan que esas políticas deben estar basadas en la cooperación y complementariedad, la solidaridad e inclusión social, la responsabilidad medioambiental (teniendo en cuenta el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas y las capacidades de cada país) o la igualdad de oportunidades.
La declaración también incluye finalmente un párrafo propuesto por la Celac, en el que se considera "vital" que los inversores cumplan con el derecho nacional e internacional, "en particular, entre otros asuntos, sobre fiscalidad, transparencia, protección del medioambiente, seguridad social y trabajo".
Asimismo, la UE y la Celac reiteran su compromiso de evitar el proteccionismo en todas sus formas.
Reconocen que un sistema multilateral de comercio abierto y no discriminatorio basado en normas, contribuye a promover la recuperación de la crisis económica, y destacan la importancia de reforzar el sistema de comercio multilateral concluyendo una "global y equilibrada" Ronda de Doha para la liberalización del comercio mundial.
Por otra parte, el plan de acción que aprobaron para 2013-2015, recoge también propuestas concretas para impulsar inversiones que promuevan el desarrollo sostenible.
En el plan, se muestran de acuerdo en "promover marcos reguladores abiertos, estables, predecibles y transparentes para fomentar las inversiones y proporcionar certidumbre legal a los inversores y los socios locales, a la vez que se reconocen los derechos soberanos de los estados para regular". 

El resumen del encuentro

La cita de Santiago, que reúne a 60 países de ambos lados del océano Atlántico, se produce en momentos en que la mayor economía del planeta sufre la peor crisis de su historia y América Latina registra tasas de crecimiento sostenidas, que en los últimos dos años promediaron el 4.5%.
"El tema que nos convoca es la construcción de una nueva alianza estratégica para lograr el desarrollo sustentable en base a inversiones de calidad tanto en lo ambiental como en lo social", dijo el presidente chileno Sebastián Piñera en la ceremonia de apertura, informó la Agencia France Press.
Piñera dijo que 43% de las inversiones extranjeras en América Latina provienen de Europa, pero que se han frenado con la crisis. Señaló además que "están concentradas en muy pocos países inversores y muy pocos países receptores". Entre los primeros citó a España, Gran Bretaña y Francia. Entre los segundos a Argentina, Brasil y Chile.
La cumbre aprobó una Declaración y un Plan de Acción por aclamación, que la AFP obtuvo en su versión en inglés y aún no fue publicado oficialmente.
La declaración de Santiago reitera "nuestro compromiso con evitar el proteccionismo en todas sus formas". Apoya una "inversión productiva que respete completamente los aspectos económicos, sociales y medioambientales constitutivos del desarrollo sostenible".
También "rechaza firmemente toda medida coercitiva de carácter unilateral con efectos extraterritoriales que sean contrarias a la ley internacional y a las reglas comunmente aceptadas del libre comercio", y condena en particular la ley estadounidense Helms Burton, que fortaleció el embargo estadounidense contra Cuba, que cumplió medio siglo. El presidente Raúl Castro participa de la cumbre en Santiago, y asumirá por un año la presidencia pro témpore de la Celac.
En el párrafo siguiente reafirma "nuestro compromiso con la universalidad e indivisibilidad de los derechos humanos como están expuestos en la Declaración Universal de Derechos Humanos".
El tema de las drogas
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, expresó su deseo de que Europa se una al debate tendiente a una revisión de la estrategia de la lucha antidrogas, como lo piden otros presidentes latinoamericanos, que consideran un fracaso la guerra de 40 años contra el narcotráfico impulsada por Estados Unidos.
En los debates previos a la cumbre, la UE pidió libre comercio y seguridad jurídica para incrementar las inversiones en América Latina, un requerimiento apoyado por Piñera y otros miembros de la Alianza del Pacífico.
Esta Alianza integrada también por Colombia, México y Perú, despierta interés europeo por su potencialidad dado que los cuatro países tienen tratados de libre comercio con la UE.
El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, pidió "un compromiso político sólido para frenar el proteccionismo y promover la liberalización".
América Latina, por su parte, reprocha a Europa sus gigantescos subsidios a la agricultura, lo que representa uno de los puntos que bloquean las negociaciones para un tratado de libre comercio UE-Mercosur, integrado por dos grandes potencias agrícolas como Brasil y Argentina.
Argentina ha adoptado barreras proteccionistas para mantener su nivel de reservas internacionales, al tener cortado el crédito internacional desde el default en su deuda externa en 2001.
Barroso también pidió un marco jurídico transparente para las inversiones.
"Es fundamental garantizar un marco jurídico transparente y estable que respete las normas internacionales y evite la arbitrariedad", afirmó.
El petróleo
Venezuela, Argentina y Bolivia han expropiado en los últimos años empresas extranjeras, incluidas europeas, y Caracas se retiró del Centro Internacional para la Resolución de Disputas sobre Inversiones (CIADI) del Banco Mundial.
Venezuela exigió que una mención al derecho de los Estados a las expropiaciones fuera incluida en el documento final que resultará del encuentro, dijo a la AFP un funcionario venezolano.
"La expropiación es un mecanismo que tienen los Estados para intervenir en la economía, como lo son los subsidios. Este es uno de los puntos que hemos defendido (en el documento de acuerdo con la UE) como un mecanismo de los Estados para el bienestar común de la sociedad", señaló Rodolfo Sanz, secretario ejecutivo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), que integran Cuba, Ecuador, Nicaragua, Bolivia, Antigua y Barbuda, Dominica, y San Vicente y las Granadinas.
La canciller alemana Angela Merkel consideró asimismo que la región puede jugar un papel importante en la recuperación de España y Portugal, que atraviesan el peor momento de sus graves crisis.
"América Latina, con estos lazos intensos que tienen España y Portugal, es un mercado para una industria competitiva para los países del sur de Europa", dijo Merkel tras reunirse con Piñera, en alusión al talón de Aquiles de la UE, que la arrastró a una dura crisis financiera en los últimos años.
En ausencia de otros importantes líderes europeos de la cumbre, la "jefa de Europa" como le llama la prensa chilena, desarrolla una intensa agenda de reuniones con presidentes latinoamericanos y esta tarde se entrevistó con Dilma Rousseff, la presidenta de Brasil, sexta economía del mundo y con fuerte liderazgo regional.
"Sería bueno contar con un acuerdo de libre comercio UE-Mercosur. Los socios no deberían tener miedo de que uno pueda ser mejor que otro, porque sólo juntos podemos mejorar", dijo Merkel en el encuentro.
La cumbre UE-Celac será seguida a partir de la tarde del domingo por la primera cumbre del organismo latinoamericano y caribeño, lanzado en Caracas en diciembre de 2011 a instancias del presidente Hugo Chávez con fuerte apoyo brasileño.
Chávez, hospitalizado desde hace un mes y medio en La Habana, será homenajeado el lunes junto al ex presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva y el ex presidente mexicano Felipe Calderón.
El gobierno venezolano informó al margen de la cumbre que Chávez superó la infección respiratoria que sufrió tras su cuarta operación de cáncer el 12 de diciembre pasado.
También están ausentes Rafael Correa de Ecuador, en licencia de la presidencia por encontrarse en plena campaña electoral para su reelección, y el presidente de Paraguay, Federico Franco, cuyo gobierno fue suspendido del Mercosur y de la UNASUR tras la destitución del ex presidente Fernando Lugo.
©Univision.com
Commentarios