Obama y el senado inician búsqueda de una reforma migratoria

Univision.com* | Jan 25, 2013 | 2:39 PM

SIGUIENTE:

Desde Las Vegas, el mandatario pronunciará un importante discurso sobre cómo piensa legalizar a millones de indocumentados.

El presidente se reunió con el Caucus Hispano para delinear plan de acción y poner manos a la obra

Cinco días después de la toma de posesión para un segundo mandato, el presidente Barack Obama se reunió el viernes con miembros del Caucus Hispano del Congreso para discutir procedimientos encaminados a la elaboración de un plan de reforma migratoria en 2013.
Al término del encuentro las partes acordaron que el mandatario y el Senado realizaran esfuerzos por separado, a partir de la próxima semana, en busca de un proyecto. La Casa Blanca dijo en un comunicado que en la reunión se trató "la necesidad de hacer las cosas más justas para la clase media y fomentar su crecimiento mediante un arreglo a nuestro sistema de inmigración que está descompuesto, de manera que todo el mundo se rija por las mismas reglas".
"El presidente se mostró complacido con los comentarios de los miembros del comité e indicó que comparten la misma visión, incluyendo el hecho de que toda legislación tiene que incluir un camino para conseguir la ciudadanía", agregó la nota de prensa. Obama indicó que "no se justifica ningún obstáculo ni demora" y que "continuará liderando el debate sobre este asunto".
Obama viajará a Nevada el martes para redoblar los esfuerzos de la Administración para colaborar con el Congreso para componer el sistema de inmigración descompuesto en este año. Se espera que pronuncie un discurso para ahondar detalles sobre los pasos en favor de la eforma migratoria.
La Casa Blanca ha señalado que respalda una reforma migratoria que incluya un camino hacia la ciudadanía para indocumentados que, entre otros requisitos, lleven tiempo en Estados Unidos, paguen impuestos y carezcan de antecedentes criminales.
¿Habrá reforma migratoria en 2013? Participe en el Foro de Reforma Migratoria.
Destraban el debate
La reunión celebrada el viernes ratifica el esfuerzo por revivir una iniciativa de reforma migratoria que a mediados de 2006 se estancó en el Congreso.
El 15 de diciembre de 2005 la Cámara de Represenantes aprobó un plan que criminalizó la estadía indocumentada, un acto que constituye una falta de caracter civil en Estados Unidos, y en mayo de 2006 el Senado respondió con un proyecto que incluyó una vía regulada de legalización para millones de indocumentados.
En junio de ese año el entonces liderazgo republicano canceló el Comité de Conferencia que arminizaba ambos planes y trabó el debate migratorio hasta ahora.
Paso clave
La reelección de Obama, el 6 de noviembre, y el amplio respaldo del voto hispano conseguido por el mandatario obligó a ambos partidos a destrabar el tema de los indocumentados, al punto que esta semana el Senado lo colocó como prioridad uno en la agenda de trabajo de 2013.
El 20 de septiembre del año pasado, durante un Encuentro con Univision, Obama reconoció que la falta de una eforma migratoria era el mayor fracaso de su primera administración y prometió que si era reelecto la empujaría en 2013. Una semana después de los comicios raficó la promesa.
La Casa Blanca confirmó que la próxima semana Obama viajará a Las Vegas, Nevada, donde pronunciará un discurso para insistir en los esfuerzos de su gobierno en la búsqueda de la reforma migratoria comprensiva.
A toda máquina
El panel del Senado anunciado el viernes trabajará en la redacción de una propuesta en forma casi simultánea, dijo The Associated Press.
Agregó que incluso antes de que esos planes se presenten formalmente, hay un consenso entre la Casa Blanca y varios legisladores sobre algunos puntos cruciales, entre los que destaca la necesidad de abrir una vía para que 11 millones de inmigrantes que se encuentran ya sin permiso en Estados Unidos puedan obtener la ciudadanía.
Algunos sectores ultraconservadores del Congreso han sugerido fraccionar la reforma migratoria y priorizar, por ejemplo, en ampliar los programas de visados temporales y permitir la legalización de los Dreamers (soñadores) -inmigrantes indocumentados jóvenes que ingresaron siendo niños a Estados Unidos-, pero la Casa Blanca sostiene que la reforma migratoria debería ser integral y que no aceptaria un paquete fraccionado.
El punto de partida para un acuerdo bipartidista que agilice el debate en ambas cámaras del Congreso se centra en la manera en cómo ven los legisladores la figura de la presencia indocumentada. El jueves, en un artículo publicado en el diario La Opinión de Los Angeles, el senador Marco Rudio (republicano de Florida), escribió: "Pero la mayoría de personas que están indocumentadas no son criminales peligrosos, pero tampoco son víctimas. Sabiéndolo violaron nuestras leyes de inmigración y no tienen derecho legal para permanecer aquí".
La presencia indocumentada sólo constituye una falta de caracter civil en Estados Unidos, con excepción de Arizona y Alabama tras la aprobación de las severas leyes migratorias SB 1070 y HB 56. El gobierno de Obama comparte ese criterio y recomienda que la reforma migratoria incluya una vía hacia la ciudadanía para los indocumentados que califiquen dentro de un programa comprensivo de legalización.
Seguridad fronteriza
Antes de hablar de la legalización de los indocumentados, el gobierno primero debe asegurar la frontera, ha sido el planteamiento de varios congresistas republicanos en los últimos años.
Un estudio elaborado por el Migration Policy Instutute (MPI) y publicado la semana pasada, reveló que el gobierno federal gastó en 2012 más de $18 mil millones en hacer cumplir leyes migratorias y vigilancia fronteriza para, entre otras medidas, detener el tránsito y tráfico de indocumentados.
La cifra supera en por lo menos 24% lo gastado por otras agencias federales, entre ellas la Policía Federal de Investigaciones (FBI), la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) y el Servicio Secreto.
El MPI detalló que los fondos gastados estuvieron destinados a las oficinas de Aduanas y Protección Fronteriza (CPB), de Inmigración y Aduanas (ICE) y el programa "US VISIT" del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), encargado de fichar las huellas digitales y demás datos de los extranjeros que entran a Estados Unidos por cualquier puerto de entrada (marítimo, aéreo y terrestre).
En MIP dijo que en el mismo período el gobierno gastó unos $14,400 millones para las demás agencias federales encargadas de combatir la actividad criminal.
El paso siguiente
El gobierno de Obama ha reiterado que el requisito de asegurar la frontera está cumplido y que es tiempo de pasar al siguiente paso, es decir, debatir y aprobar una reforma migratoria que incluya la ciudadanía para indocumentados que carecen de antecedentes criminales.
Obama tanbién ha señalado que la reforma migratoria debe incluir el sistema federal de verificación de empleo, E-Verify, herramienta activada en respuesta a los ataques terroristas de 2001, exigencia que comparten los republicanos.
En estados Unidos viven al menos 11 millones de indocumentados, la mayoría de origen latinoamericano, que aguardan una oportunidad para legalizar sus permanencias.
Mientras avanza el debate, organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes le piden al gobierno que detenga su política de deportaciones. En los últimos cuatro años Obama ha roto récords sucesivos de expulsiones. En el año fiscal 2012 la cifra alcalzó casi los 410 mil.
Calientan los motores
“Los motores están calentando, los pilotos están posicionandose dentro de sus carros y las banderas pronto anunciarán que la gran carrera ha comenzado”, dijo a Univision.com Jorge Mario Cabrera, director de Comunicaciones de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA). “Es así de emocionante como podemos describir este momento histórico que estamos viviendo en lo referente a una reforma migratoria”.
Agregó que “Senadores en equipos bipartidistas, asi como la Casa Blanca, parecen estar diciendo lo correcto y dando pasos agilizados para ser los primeros en presenter una propuesta seria y honesta que logre sacar de las sombras a 11 millones de inmigrantes sin papeles que viven en Estados Unidos. Eso es bueno, generalmente hablando”.
El activista, sin embargo, dijo que “la incognita no es si esta será una faena sumamente importante para ambos partidos y si establecerá un legado del Presidente Obama. La cautela es no saber con exactitud de cuánta gasolina llevan esos motores, qué tan larga es la pista y cuántos obstáculos encontraremos en el camino. También debemos pensar en lo limpio que jugará cada piloto”.
Poco confiados
Cabrera dijo además que “vale la pena que por lo menos alguien que alentaba la idea de la “auto-deportación” ahora por lo menos esté hablando de un proceso de legalización aunque un tanto  enmarañado. Tendremos que esperar a ver lo que proponga el Presidente este próximo martes y lo que propongan los miembros de la Cámara de Representantes un poco después de marzo o abril de este año”.
“Por el momento sería irresponsable hablar de quién será excluido de un posible camino a la ciudadanía. Recordemos que ya este gobierno ha decidido que 1,500,369 inmigrantes no eran dignos de permanecer en este país a pesar de que su mayor falta era solamente el estar sin papeles en el país”, dijo refiriéndose a las deportaciones egistradas en los últimos cuatro años fiscales.
“CHIRLA abogará en todo momento por un proceso justo, serio y humano hacia la ciudadanía para la gran mayoría de inmigrantes que contribuyen de mil maneras al progreso de este pais, retorno de los deportados, reducción del estancamiento en procesos migratorios para reunificación familiar, programas de integración a los nuevos Americanos, protecciones y procesos justos a los trabajadores y eliminación de programas tales como “287g” y “Comunidades Seguras”, enfatizó el activista.
“Lo importante es que ambas cámaras y la Casa Blanca parecen estar alistando sus mejores estrategias.  No cabe duda que mientras tanto, la comunidad también debe de continuar preparándose y presionando para que al final de esta carrera, los ganadores sean nuestras familias”, dijo.
©Univision.com*
Commentarios