Se reanudan labores de rescate en Ecuador

EFE | Jan 25, 2013 | 11:56 AM

Buscan explosivos

Equipos de rescate y maquinaria pesada para la retirada de tierra llegaron a una zona minera del suroeste de Ecuador afectada por deslaves debido a las fuertes lluvias, que han ocasionado entre tres y doce muertos, según diferentes fuentes.
"Todos están ya instalados", dijo a Efe una portavoz del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de la Provincia de Azuay, donde ocurrió el siniestro en la madrugada del jueves.
Personal de rescate recorre actualmente el área del desastre con perros para detectar si hay explosivos de los usados en minería.
Posteriormente un equipo de ingenieros evaluará si se permite la entrada de todos los efectivos de emergencia y la maquinaria, aportada por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, informó la funcionaria.
El número de víctimas varía según las fuentes. Oficialmente el COE habla de tres muertos, dos ecuatorianos Saúl Girón Flores y Noé Abad Chamba, y un peruano, Pedro Parra Cueva, cuyos cadáveres están en la morgue de la localidad de Camilo Ponce Enríquez.
La cancillería de Perú informó en un comunicado de la existencia de siete fallecidos, de los cuales cuatro podrían ser peruanos, según datos que le facilitó el Gobierno de Ecuador.
En cambio, la Cruz Roja ecuatoriana afirmó también que los corrimientos de tierras causaron 12 muertos, 20 personas heridas y cerca de 40 desaparecidas.
Está previsto que el cónsul general del Perú en la localidad ecuatoriana de Loja llegue hoy a Ponce Enríquez para prestar ayuda a los peruanos que puedan necesitarla, según la funcionaria del COE.
La caída de piedras y lodo bloqueó la vía que conecta Camilo Ponce Enríquez con el sector de Bella Rica, por lo que ayer los equipos de socorro debían desplazarse a pie durante unas cuatro horas, indicó la Cruz Roja.
Siguen los deslizamientos
Además, el mal tiempo dificultó el acceso aéreo, por lo que los trabajos de ayuda tuvieron que suspenderse en torno a las 6 de la tarde (22:00 GMT), explicó la fuente del COE.
No obstante, los equipos de rescate lograron limpiar la vía y está libre el acceso por tierra a la zona, dijo la funcionaria.
Los deslizamientos de tierra han afectado a las poblaciones de Pueblo Nuevo, Zhumiral y Bella Rica, del cantón Ponce Enríquez, en la zona costera de la provincia de Azuay, según la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR).
En las labores de asistencia y rescate han participado 120 militares y 50 policías, así como dos helicópteros, varios equipos de bomberos, de varios ministerios y otras instituciones estatales, según la SNGR.
La Cruz Roja activó dos equipos de voluntarios, que cuentan con el apoyo de un camión y dos ambulancias, y las autoridades han habilitado varios albergues para los damnificados.
El viceministro de Minas, Federico Auquilla, descartó que los deslizamientos se hayan producido por trabajos de minería y subrayó que se debieron a las lluvias.
Auquilla dijo que los aludes afectaron a cinco explotaciones mineras del sector.
En la zona costera del sur del país se han registrado importantes precipitaciones que coinciden con el periodo de lluvias, que se inicia en noviembre y suele continuar hasta mayo.
©EFE
Comentarios