Anulan expulsión de Hipólito Mejía de partido dominicano

EFE | Jan 22, 2013 | 7:00 PM

'Oposición firme' contra Danilo Medina

La facción que lidera el expresidente Hipólito Mejía dentro del opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD) anuló la expulsión de este y de otros dirigentes de esa formación tomada por el otro bando que encabeza el excandidato presidencial Miguel Vargas.
Mejía encabezó la reunión de la comisión política del PRD que dejó sin efecto esa medida que también afectó al presidente en funciones de ese partido Andrés Bautista, así como las suspensiones por dos años contra el secretario general, Orlando Jorge Mera, y la secretaria de organización, Geanilda Vásquez.
La totalidad de los presentes también decidió celebrar el 21 de julio próximo la convención nacional que renovará la directiva del partido, y que deberá ser ratificada por el Comité Ejecutivo Nacional (CEN), a reunirse el 3 de febrero venidero.
Los miembros de la comisión política del PRD rechazaron las medidas tomadas contra Mejía y los otros altos cargos y anunciaron una "oposición firme" al Gobierno del presidente dominicano, Danilo Medina.
Mientras se celebraba la reunión, decenas de militantes de esa formación coreaban consignas y exhibían pancartas en contra de Miguel Vargas, presidente del PRD, y quien fuera el ministro de Obras Públicas durante todo el Gobierno de Mejía (2000-2004).
"Miguel traidor", vociferaron los simpatizantes de Mejía, quienes quemaron varios afiches con su foto y exhibían afiches con el rostro de Sobeida Félix Morel, condenada por lavado de activos.
De acuerdo a documentos filtrados a la prensa local, Félix Morel reveló a las autoridades de Justicia que Vargas recibió supuestamente 300.000 dólares de su compañero sentimental, el narcotraficante puertorriqueño José David Figueroa Agosto, preso en EEUU, para utilizarlos en la campaña presidencial de 2008 cuando fue el aspirante en la boleta del PRD.
A mediados de enero, Mejía fue expulsado de manera "definitiva" por la comisión de disciplina del PRD que le acusó de ser culpable de fomentar el divisionismo, desacatar resoluciones de organismos superiores y de promover acciones dirigidas a alcanzar beneficio personal y de grupos.
Asimismo, por promover actos de violencia e indisciplina o participar de ellos, convocar reuniones ilegales de la comisión política y del comité ejecutivo nacional de esa organización y de hacer declaraciones públicas en desacuerdo con la línea del partido.
Las diferencias entre Mejía y Vargas comenzaron luego de que el primero resulta vencedor de las primarias celebradas en el PRD para escoger el candidato presidencial para las elecciones de mayo pasado donde el exgobernante perdió ante el oficialista Medina.
Vargas nunca se integró a la campaña desarrollada por Mejía en sus afines de retornar al poder, lo que hizo prácticamente irreconciliables sus relaciones, agravadas tras la derrota electoral.
©EFE
Comentarios