Un Correa 'deprimido' dijo que no permitirá grupos paramilitares en Ecuador

Univision.com y Agencias | Oct 06, 2010 | 2:02 PM

Peligro para la seguridad

QUITO - El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo que no permitirá la formación de grupos paramilitares en su país y señaló que existe un núcleo de policías "sin límites y sin escrúpulos" que constituye "un peligro latente para la seguridad".
"Yo estoy destrozado...y deprimido... Para mí esto no fue una victoria política", declaró Correa en una entrevista con la emisora colombiana RCN Radio.
"Tal vez una de las pocas cosas positivas que se sacó de todo este terrible episodio de la historia nacional es que fue una lección (de) que nunca más por la fuerza en Ecuador se va a lograr algo", manifestó.
Lamentó la muerte de muerte de siete personas en los hechos, las que murieron "ni siquiera defendiendo al país contra una agresión externa, (murieron) disparándose entre ecuatorianos", comentó.
"Tengo que recuperarme para seguir adelante dirigiendo mi nación, para cumplir la misión que me ha dado el pueblo ecuatoriano", sentenció.
En un encuentro con la prensa extranjera, Correa dijo que ese grupo policial cuenta "con claros lazos políticos".
Señaló responsables
"Claramente detrás de esto está Sociedad Patriótica y los Gutiérrez", dijo el mandatario, en referencia al partido del ex presidente Lucio Gutiérrez.
Correa señaló que como en el caso del golpe de Estado en Honduras, grupos de oposición ecuatorianos reciben financiación de organizaciones "de extrema derecha" en Estados Unidos.
El presidente insistió, sin embargo, en que el Gobierno de Barack Obama "no tuvo nada que ver" con la sublevación.
Los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez; y de Bolivia, Evo Morales, han dicho que Estados Unidos estuvo detrás de la insurrección.
Los detenidos
Por su parte, la fiscalía confirmó a Efe que la policía ha detenido a cerca de cincuenta personas por su supuesta participación en la insurrección, que el Gobierno interpretó como un intento de golpe de Estado e intento de asesinato del presidente Correa.
La fuente dijo que la mayoría de los detenidos pertenece a la institución policial.
Asimismo, el ministro del Interior, Gustavo Jalkh, indicó telefónicamente a Efe que, según la Fiscalía, se trata de "una detención preventiva" de 24 horas y en función de la audiencia, "se determinarán otras medidas".
Apuntó que se han detenido a unos 46 policías por su presunta participación en los hechos.

Detenido colaborador de Gutiérrez

La detención para investigaciones de los policías se suma la de Fidel Araujo, un cercano colaborador del ex presidente ecuatoriano Lucio Gutiérrez.
Araujo aparece en unas imágenes de televisión durante las primeras horas de la protesta de policías en el Regimiento Quito Número Uno del pasado jueves, que derivó luego en la sublevación.  Grabaciones comprometedoras
Dentro del ámbito judicial "la fiscalía ha obtenido varias grabaciones... en las cuales la apreciación que se tiene es que la intencionalidad iba mucho más allá de aparentes reivindicaciones salariales", agregó, en rueda de prensa.
Extraoficialmente se conoce que los efectivos guardan prisión en un cuartel del norte capitalino desde la noche del martes.
La fiscalía también dispuso el martes el arresto para investigaciones por 24 horas del mayor retirado del ejército, Fidel Araujo, militante del partido opositor Sociedad Patriótica, a quien el presidente Rafael Correa señaló como presunto conspirador debido a que se encontraba al interior del cuartel policial sublevado.
Tras los acontecimientos, se informó que a raíz de la revuelta del jueves, a los motociclistas policiales le fueron quitadas las armas, y los efectivos del principal cuartel de la policía capitalina -- el Regimiento Quito --, fueron redistribuidos en distintas unidades y varios oficiales fueron a otras funciones, sin mando de grupos.
Adicional, la presidencia separó a los policías que custodiaban la seguridad del presidente y de la Asamblea. La seguridad de Correa y de la legislatura quedó bajo el control de los militares.
Fallo de inteligencia
Además, Correa reconoció que hubo un fallo en los servicios de inteligencia de su país la semana pasada que no detectaron que se preparaba una insurrección.
El mandatario dijo que acudió al Regimiento Uno, tomado por los sublevados, pensando que se trataba tan sólo de una protesta policial por motivos salariales, pero afirmó que en realidad se trataba de "un plan generalizado de insurrección".
"Los servicios de inteligencia fallaron", dijo. "No medimos la magnitud del problema. Creíamos que era una protesta", añadió.
Correa afirmó que esos servicios dependían de la embajada de Estados Unidos y que ahora los están reconstituyendo de forma autónoma.
"Nosotros tenemos que empezar de cero, de menos cero. Eran financiados directamente por países extranjeros", dijo el jefe de Estado, en referencia al servicio de inteligencia.
©Univision.com y Agencias
Comentarios