Tiroteo durante un juicio en Filipinas dejó un saldo de tres muertos

EFE | Jan 22, 2013 | 1:10 AM

El agresor fue abatido

Un canadiense acusado de posesión ilegal de armas mató a tiros a un abogado y a un vecino que le había denunciado durante un juicio en Filipinas, antes de ser abatido por disparos de la Policía, informaron medios locales.
Los hechos ocurrieron en el Tribunal de Justicia de la ciudad de Cebú, en el centro del archipiélago, donde residía el sospechoso, John Pope, quien al entrar en la sala de vistas sacó una pistola con la que disparó contra el abogado, Julian Assis, y su denunciante, Rene Rafols, según la emisora dzBB.
Pope también disparó contra la fiscal, Maria Theresa Casiño, que se encuentra herida en estado grave en el hospital de Cebú, antes de salir al vestíbulo del tribunal, donde fue muerto por disparos de la Policía, según dijo el jefe de la Policía de la región de Visayas Central, Marcelo Garbo, a la televisión GMA.
Según los medios locales, el acusado fue detenido en 2011 por posesión ilegal de armas y vandalismo después de que amenazase con una pistola a los vecinos de su bloque, entre los cuales se encontraba una de las víctimas.
Es fácil portar un arma
El incidente ocurrió a pesar de que el Gobierno decretó la prohibición de llevar armas de fuego en espacios públicos ante la próxima convocatoria de elecciones.
Según la web especializada Gunpolicy.org, en Filipinas hay más de 3.9 millones de armas legales en poder de civiles, sobre una población de 95 millones de habitantes.
Su elevado número se debe en parte a la facilidad para obtener una licencia tras estudiar un curso sobre leyes de tenencia de armas y otro sobre su manejo por un precio que ronda unos 100 euros (cerca de 122 dólares).
©EFE
Comentarios