En peligro beneficios de la ley de salud

ImpreMedia Digital, LLC | Jan 22, 2013 | 1:13 AM
Desde la promulgación de la Ley de Salud a Bajo Precio (ACA), el estado de California ha trabajado intensamente para poner en práctica las disposiciones de la ley para que esos beneficios estén al alcance de todos las personas que reúnen los requisitos para los mismos, como nivel de ingreso económico, estatus migratorio, entre otros.   Sin embargo, como toda idea que busca brindar ayuda a muchos, la ley ha tenido sus detractores desde el mismo momento de aprobación. Algunos señalan que la misma afecta sus derechos constitucionales, basándose en una de las disposiciones que entrará en vigencia a partir del primero de enero de 2014. Esa disposición es la de la responsabilidad individual.   La responsabilidad individual destaca la obligación de poseer un plan de seguro médico o de lo contrario deberá pagar una evaluación, que algunos consideran una multa. Esta disposición ha creado inquietudes entre aquellos que señalan que ninguna ley los puede obligar a pagar cobertura médica si ellos no lo desean. Muchos de los detractores afirman que viola sus derechos constitucionales.   Para dar a conocer las repercusiones de la decisión de la Suprema Corte en los programas de salud de California, Health Accessorganizó una rueda de prensa telefónica en donde se señaló lo que el estado ofrece actualmente en cobertura médica y lo que podría estar en riesgo después de que la decisión sea emitida este jueves.   La conferencia telefónica estuvo presidida por Anthony Wright, director ejecutivo de Health Access, quien estuvo acompañado de Adam Winkler, profesor de la Escuela de Leyes de la UCLA y experto en Derecho Constitucional Estadounidense. También contaron con la presencia de dos ciudadanas quienes han recibido beneficios mediante la ley, algo con lo que nunca habrían soñado debido a sus condiciones médicas preexistentes.   Wright señaló las ventajas de la ley para los californianos con respecto a los ahorros en costos de medicina, el cuidado preventivo sin la exigencia de un copago y el Plan de Seguros para Condiciones Preexistentes (PCIP). También destacó la labor que el estado de California ha llevado a cabo para implementar la expansión de Medicaid, convirtiéndose en uno de los sietes estados que han tomado ventaja de la ley.   "En comparación con residentes de la mayoría de otros estados, los californianos tienen menos probabilidades de poseer cobertura médica, menos probabilidad de recibir seguro médico por parte de su empleador y menos probabilidades de costearse un plan de salud", dijo Wright. "California ha estado implementando agresivamente la Ley de Salud a Bajo Precio para obtener sus beneficios al máximo por lo que el estado se vería drásticamente perjudicado si la Corte Suprema de los Estados Unidos decide derogar la ley".   El profesor Winkler señaló las diferentes disposiciones de la ley que han sido cuestionadas tales como la responsabilidad del individuo para obtener seguro médico, la expansión de Medicaid y el financiamiento federal del mismo. Sin embargo, de acuerdo con el profesor Winkler, la responsabilidad individual es la que más atención ha recibido en este debate de la constitucionalidad de la ley.   "Es muy posible que la Corte Suprema elimine la disposición de la responsabilidad individual, basado en el escepticismo de algunos de los jueces en ese caso", dijo Winkler. "Si lo hacen, se enfrentaran al dilema de eliminar solamente la responsabilidad individual o derogar la ley por completo".   Wright también señaló que los californianos, en comparación con los habitantes del resto de la nación, también están en riesgo de ser rechazados debido a sus condiciones preexistentes.   Uno de esos ejemplos es el de Caroline Cunningham, quien ofreció su testimonio de cómo la ley de salud la ha ayudado con la cobertura de medicinas y visitas médicas. Por tener una enfermedad inmunológica, glaucoma y dolores crónicos en la espalda, los seguros en los que ella trató de obtener cobertura la rechazaron.   "Es lo mejor que ha llegado en muchos, muchos años para las personas con condiciones preexistentes, ya que las compañías de seguro no deberían cerrar sus puertas a la gente", dijo Cunningham. "Las primas son tan exorbitantes que ellos tienen que escoger entre afrontar los costos para vivir o afrontar el costo de una prima para un seguro médico".   Una de las opciones para Cunningham era la cobertura por COBRA pero el costo de la prima era muy alto, ya que alcanzaba los 700 dólares mensuales. Sin embargo, al tener conocimiento del PCIP, decidió enviar su solicitud y fue aceptada. Actualmente el PCIP le proporciona cobertura en medicinas, las cuales serian costosas, como la del tratamiento de su glaucoma, que le costaría unos 250 dólares mensuales.   Otra de las personas que brindó su testimonio fue Jan Steckel, una ex médica pediatra que atendía niños latinos de bajos recursos. Ella es un ejemplo de la ayuda que están recibiendo los californianos actualmente para cubrir sus prescripciones médicas a través de Medicare. Debido a una incapacidad, que comenzó debido a tres operaciones en su espalda, depende de Medicare a la edad de 49 años. Sus medicamentos cuestan más de 10,000 dólares anuales.   "Sin la ayuda de Medicare podría estar en la calle", dijo Steckel. "Durante el primer año de la Ley de Salud a Bajo Precio obtuve un reembolso de 260 dólares por la prescripción de mis medicinas y en el segundo año estoy recibiendo un 15% de descuento en las medicinas de marca".   Hasta ahora, la ley ha ofrecido beneficios a miles de californianos que no contaban con la posibilidad de costearse sus medicinas o visitar a un doctor por carecer de los recursos económicos necesarios. California ha logrado implementar con éxito programas tales como la cobertura de los niños sin importar si poseen una condición preexistente y la de los adultos jóvenes menores de 26 años bajo el seguro médico de sus padres seguirán vigentes. También el PCIP y los programas de cobertura materno-infantiles son otros de los programas que han beneficiado a miles de californianos.   "Como resultado de la Ley de Salud a Bajo Precio también obtengo chequeos médicos anuales gratuitos, por los cuales solía pagar varios cientos de dólares", dijo Steckel. "Me siento muy contenta por la ley de salud pero me aterra la idea de que la puedan derogar".
©ImpreMedia Digital, LLC
Comentarios