Campesinos recuerdan a Obama promesa de reforma migratoria y feno a deportaciones

Univision.com* | Jan 20, 2013 | 12:25 PM

Crece expectativa por debates en el Congreso sobre la legalización de millones de indocumentados

Un grupo integrado por campesinos del sur de Florida y trabajadores de la capital estadounidense y estados vecinos a Washingron DC, participaron el domingo en un acto para recordarle al presidente Barack Obama que cumpla su promesa de una reforma migratoria comprensiva.
La manifestación se llevó el mismo dia que el presidete Obama tomó posesión del cargo para un segundo mandato de cuatro añosn, en un acto privado celebrado en el Salón Azul de la Casa Blanca.
“La marcha es para hacer prsencia, para concientizar a la gente sobe la mnecesidad de que el Congreso apruebe una reforma migratoria comprensiva”, dijo a Univision.com Daniel Barajas, portavoz la caravana. “No le estamos pidiendo una reforma migratoria porque eso ya lo prometió el Presidente; estamos haciendo conciencia de la urgencia porque sea pronto, porque será beneficioso no sólo para los indocumentados, sino para toda la nación”, agregó.
La caravana, denominada “Adelante con su Promesa”, está integrada en su mayoría por trabajadores agrícolas pertenecientes a siete organizaciones campesinas quienes claman por justicia social para los 11 millones de inmigrates indocumentados que viven en el pais.
¿Debatirá y aprobará el Congreso de Estados Unidos una reforma migratoria en 2013? Participe en el Foro de Reforma Migratoria.
La toma de posesión
Barajas dijo que la marcha fue organizada para estar presentes en la capital el día de la toma de posesión de Obama, y que comenxzó el 3 de enero en la salida de la localidad de Clermont, Florida.
“Los participantes de la caravana piden al presidente Obama que cumpla su promesa de asumir el liderazgo en aprobar una reforma migratoria integral con un camino a la ciudadanía, así como el cese de todas las detenciones y deportaciones con el fin de detener la separación de las familias mientras la reforma se hace realidad”, se lee en un comunicado.
Barajas dijo que el tema de las deportaciones es de honda peocupaciòn y alarma en la comunidad inmigrante, “porque en los cuatro primeros años” del gobierno de Obama se han roto récords sucesivos de expulsión de extranjeros.
El último reporte entregado por la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE) reveló que en el año fiscal 2012 fueron deportados casi 410 mil extranjeros indocumentados. En 2011 la cifra superó los 397 mil y el Departamento de Seguridad nacional aseguró que la mayoría tenía antecedentes criminales, aunque organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes insisten que entre seis a siete de cada 10 expulsados no ha cometidos faltas graves que amenazan la seguridad nacional de Estados Unidos.
Protestas locales
Desde su salida el 3 de enero, la caravana hizo numerosas paradas en localidades de Florida, Georgia, carolina del Sur, Carolina del Norte y Virginia, reuniéndose con dirigentes de comunidades rurales y miembros del Congreso para buscar apoyos a la reforma migratoria.
En Georgia, la caravana realizó una protesta frente a las instalaciones del Irwin County Detention Center en Ocilla, donde ICE procesa a mujeres para ser deportadas de Estados Unidos.
"La esencia misma de toda sociedad sana se define por su énfasis en los valores morales y familiares. Con esto dicho, ya no podemos quedarnos de brazos cruzados mientras las familias están siendo destrozadas y en ruinas a mano de los mismos líderes que han jurado servir y proteger a nuestras comunidades”, dijo Barajas.
El dirigente agregó que “como una nación construida por inmigrantes, ya no podemos hacer la vista gorda ante las injusticias cometidas con los que simplemente desean trabajar para una oportunidad de ofrecer a sus familias un futuro mejor".
Cambio de escenario
El debate de la reforma se estancó en mayo de 2006 cuando el entonces liderazgo republicano del Congreso detuvo al Comité de Conferencia que armonizada dos proyectos aprobados en ambas cámaras, uno que criminalizada la estadía indocumentada y otro que concedía una vía regulada de legalización con ciudadanía estadounidense.
En los años posteriores hasta noviembre de 2012, los republicanos en bloque frenaron cualquier iniciativa migratoria que incluyera la legalización de los indocumentados, indicando que no respaldaban ningún tipo de amnistía, que apoyaban la inmigración legal y que antes de tratar el tema primero el gobierno debía asegurar las fronteras y detener la inmigración indocumentada.
El 6 de noviembre de 2012 el presidente Barack Obama logró la reelección y el tema de la legalización de los indocumentados regresó a la agenda política de Washington DC.
Cinco días después de la contienda, los senadores Charles Schumer (demócrata dee Nueva York) y Lindsey Graham (republicano de Carolina del Sur), anunciaron que retomaban pláticas suspendidas el 3 de marzo de 2010 que incluían la redacción de un borrador de reforma migratoria que contemplaba una vía de legalización amplia para indocumentados.
Simultáneamente, el presidente Obama reiteró una promesa hecha el 20 de septiembre en un Encuentro con Univision celebrado en la Universidad de Miami, que una vez tome posesión de un segundo mandato trabajaría con el Congreso para aprobar una reforma migratoria comprensiva, al tiempo que el liderazgo republicano de la Cámara de Representantes indicaba que era tiempo de tratar el tema en el legislativo estadounidense.
Para ser aprobada, la reforma migratoria necesita 60 votos en el Senado (controlado por los demócratas con 53 asientos) y 218 en la Cámara de Representantes (controlada por los republicanos).
Alto a las deportaciones
Mientras la Casa Blanca y el Congreso de ponen de acuerdo para debatir y aprobar una reforma migratoria, los dirigentes de la caminata dijeron a Univision.com que le piden a Obama que frene las deportaciones.
“Que lo haga mientras se llevan a cabo las pláticas”, apuntó Barajas. “Queremos que se haga un alto a las deportaciones en lo que se cumple con una reforma migratoria comprensiva”.
El dirigente dijo además que “en los últimos 60 días todo el pais se ha dado cuenta del poder del voto latino. El voto latino dejó al presidente en la Casa Blanca por otros cuatro años y hoy la prioridad es el la reforma migratoria”.
“Le estamos pidiendo al presidente una reforma migratoria completa”, agregó. “Y el tema de la reforma migratoria no sólo es una prioridad para los demócratas o los republicanos, sino que es prioritario para todo Estados Unidos. Todos los sectores nos vamos a ver beneficiados con la reforma migratoria”.
La cifra de deportados en 2012 ascendió a 409,849 personas, de las cuales el 55% fueron declarados culpables de delitos graves o delitos menores, dijo el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).
En el año fiscal 2011 ICE deportó a 396,906 personas y a más de 392 mil en el año fiscal 2010.
De los 409,849 deportados en 2012, ICE dijo que 225,390 fueron declarados culpables de delitos graves o delitos menores. La cifra es casi el doble de lo registrado durante el año fiscal 2008.
©Univision.com*
Commentarios