Estados Unidos listo para la toma de posesión de Obama

Univision.com | Jan 19, 2013 | 7:27 PM

SIGUIENTE:

El Día Nacional del Servicio marcó el inicio de los tres días de celebración en EEUU.

Obama cumple su tradicional Día de Servicio

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, cumplió el sábado en el "Día de Servicio" con la tradición inaugurada por él mismo tras llegar a la Casa Blanca, al desplazarse hasta una escuela de Washington para colaborar en su remodelación y rememorar así el legado del líder Martin Luther King.
Además de Obama, el vicepresidente Joseph Biden y todos los miembros del gabinete participaron en varios actos de voluntariado y benéficos, un día antes de que el presidente tome posesión para el segundo periodo de gobierno en la Casa Blanca.
"Esta toma de posesión será un símbolo de cómo funciona nuestra democracia, pero debería ser una afirmación de que estamos en esto todos juntos", afirmó Obama tras dejar la brocha y pintar una estantería de la Burrville Elementary School, en una de las zonas más humildes de la capital estadounidense, informó la agencia Efe.
El mandatario recordó las palabras de King, asesinado en 1968, acerca de la importancia del compromiso con la comunidad.
"Siempre me recuerdo de que King decía: todo el mundo quiere ser el primero, el que marca la pauta, pero si quieres ser un líder, debes serlo por el servicio, por la justicia", precisó en unas breves palabras ante cerca de 500 jóvenes voluntarios congregados en la escuela.
"No pensamos tanto en la investidura, como en el hecho de que se trata del cumpleaños del doctor King", dijo Obama, de 51 años.
Agradeció a los voluntarios
Aprovechó también la oportunidad para alabar la labor de los 500 voluntarios que participaban en las obras de remodelación de la escuela, y los puso como ejemplo de compromiso con la comunidad.
"Tenemos algunos jóvenes excepcionales aquí, quiero decirles gracias a sus padres por enseñarles desde muy jóvenes lo gratificante y enriquecedor que es (ayudar)", explicó el presidente número 44 de los EEUU, que el lunes inaugurará públicamente su segundo mandato.
"Esto es lo que Estados Unidos realmente es, esto es lo que celebramos", agregó.
Además, bromeó sobre cómo después del trabajo de pintura "de alguna manera, Michelle sigue pareciendo fabulosa".
Poco después, la primera dama tomó la palabra y recordó que este "es un fin de semana de celebración".
"Sin embargo", dijo, "durante el fin de semana no debemos olvidar que la razón por la que estamos aquí es porque un montón de gente trabajó duro y nos apoyó".
"Tenemos mucho trabajo por hacer. Tenemos mucha gente joven a quienes les pasamos el testigo", afirmó la primera dama, quien esta noche participará en el Concierto de Inauguración Infantil, destinado a los niños y las familias militares.
Biden hizo lo propio
Por su parte, Biden y su familia se trasladaron por la mañana a la D.C. Armory, donde estuvieron envolviendo paquetes de suministros para las tropas estadounidenses destinadas en el extranjero, informó Efe.
El vicepresidente también alabó la figura de King y recordó que el líder de los derechos civiles siempre remarcó "la noción de un servicio absoluto".
La jornada de servicio comenzó temprano en el Mall de Washington, el parque central de la capital estadounidense, en el que más de cien organizaciones sociales instalaron puestos para dar a conocer sus actividades y fomentar el voluntariado social.
El objetivo; una piedra en el zapato
Obama, que en su primer mandato tuvo que lidiar con una economía al borde del colapso, deberá consolidar en el segundo la incipiente recuperación económica, con la sombra del déficit y las batallas en el Congreso como telón de fondo.
Prueba del cambio de registro es la nominación del nuevo secretario del Tesoro, Jack Lew, un experimentado funcionario en negociaciones presupuestarias y quien será el encargado de gestionar una consolidación fiscal a medio plazo.
"El reto inmediato que tiene es restaurar la normalidad (...) Su elección de Lew como secretario del Tesoro es una evidencia de que el presidente Obama considera establecer un control fiscal a medio plazo en su lista de prioridades", explicó a Efe William Cline, ex funcionario del Tesoro e investigador del Peterson Institute.
En diciembre, el acuerdo alcanzado "in extremis" en el Congreso fue de mínimos y solo logró evitar el temido "precipicio fiscal", una abrupta combinación de recortes y subida de impuestos, que amenazaba con devolver a EEUU a la recesión.
Por ello, se espera que las luchas sobre las áreas afectadas por el ajuste fiscal necesario para rebajar el abultado déficit presupuestario se reproduzcan en los próximos dos meses, antes de que se alcance el techo de la deuda federal.
Tras el estallido de la crisis financiera de 2008, la economía de EEUU ha necesitado más años de los habituales en volver a una cierta estabilidad en el crecimiento, aunque lo ha hecho con una lentitud inusitada y con niveles de desempleo todavía altos para los estándares estadounidenses.
Pese a ello, se comienzan a percibir datos positivos en el horizonte.
El desempleo en Estados Unidos cerró diciembre en un 7.8%, tras llegar a un pico de 10 % en octubre de 2008, y el Producto Interior Bruto (PIB) del país en el tercer trimestre de 2012 creció a un ritmo anual del 3.1 %, el mayor en los últimos doce meses.
"Lo principal es salir finalmente de la Gran Recesión alcanzando un crecimiento de entre el 3 y el 4% en los próximos dos años, seguidos por un crecimiento sostenido de en torno al 2.5%, y lograr así reducir la tasa de desempleo del 7.8 % al 5.5 %", agregó Cline.
Chelsea Clinton y Eva Longoria pusieron su parte
Y en cuanto a los preparativos, la hija del expresidente Bill Clinton, Chelsea, y la popular actriz de origen mexicano Eva Longoria ofrecieron los discursos inaugurales en los que instaron a los estadounidenses a implicarse en labores de apoyo a sus respectivas comunidades.
"Marca una diferencia en tu comunidad, dona un libro, apadrina un niño, sé voluntario de escuela. Si ayudas a tu comunidad, estás ayudando a tu país", indicó la protagonista de "Desperate Housewives", quien rememoró la "inspiración y entrega" de sus progenitores durante su infancia en Texas.
"Estoy hoy aquí porque alguien hizo algo por mí en su momento", dijo Longoria, que se destacó como uno de los principales apoyos entre la comunidad latina al presidente Obama durante la campaña por la reelección presidencial.
Durante su recorrido por los puestos, en los que compartió libros y dibujos con niños, la actriz coincidió con el secretario de Interior, Ken Salazar, que visitaba a los representantes de los Parques Nacionales, organismo bajo su tutela.
Un homenaje a Luther King
En declaraciones a Efe, Salazar aseguró que el "Día de Servicio" es un homenaje a la "memoria" de Martin Luther King y remarcó que durante el primer mandato de Obama se inauguró la escultura homenaje a King en el icónico centro de la capital, al lado de los monumentos similares que recuerdan a presidentes como Abraham Lincoln o Thomas Jefferson.
"Las diferencias entre las personas de este país las tenemos que celebrar porque nos hacen más fuerte, no nos tienen que separar", agregó Salazar.
Por su parte, Chelsea Clinton remarcó el orgullo de que fuese su padre quien firmase la ley que convirtió el Día de Martin Luther King Jr. en fiesta nacional del Día de Servicio.
"La pregunta que nos enseñó a hacer King fue qué podemos hacer por nuestra comunidad. La única respuesta errónea en mi familia es: 'nada'", remarcó Clinton, presidenta honorífica del evento.
The Associated Press destacó que Obama agregó en el 2009 el día de servicios y espera que se convierta en una tradición para futuros presidentes.
Con esta jornada se dio comienzo a las celebraciones del fin de semana de la toma de posesión para su segundo mandato de Barack Obama como presidente número 44 de los Estados Unidos, que mañana domingo jurará su cargo de forma privada, en la Casa Blanca, y el lunes protagonizará la ceremonia pública, con el tradicional desfile desde el Capitolio hasta su residencia oficial.
El programa del domingo
El presidente asumirá oficialmente el domingo en una ceremonia discreta en la Casa Blanca. El lunes volverá a prestar juramento en la Casa Blanca ante cientos de miles de personas en el Paseo Nacional, seguido del tradicional desfile y bailes de gala.
Miles de trabajadores y voluntarios completaban los preparativos finales para la celebración. Los hoteles y edificios del gobierno a lo largo de la ruta del desfile estaban engalanados con los colores de la bandera nacional.
Esta vez, el presidente de color prestará juramento después de una conflictiva campaña presidencial y cuatro años de lucha entre el presidente demócrata y sus rivales republicanos.
Por lo menos durante el fin de semana, la lucha fiscal y las disputas legislativas quedarán momentáneamente de lado para dar paso a pompa y circunstancias.
En el 2009, Obama ayudó a levantar un centro para adolescentes desamparados en uno de los vecindarios más pobres de Washington y después visitó a soldados heridos en el Centro Médico Walter Reed del ejército.
Fuertes medidas de seguridad
Los festejos por la toma de posesión iniciaron el sábado en medio de una fuerte seguridad desplegada en la capital estadounidense.
Unos 13 mil elementos de seguridad de diferentes corporaciones vigilarán los tres días de eventos hasta la juramentación de Obama el próximo lunes 21 de enero, informó la mexicana Notimex.
La Guardia Costera cerró el tránsito y las actividades recreativas en el río Potomac desde el que se puede acceder al Mall, la plaza principal donde tendrán lugar varios eventos.
La fuerza de Oficiales de Detección Conductual del Departamento de Seguridad Interna se mezclarán en lugares públicos entre los 500 mil asistentes a los diferentes eventos para detectar comportamientos sospechosos.
La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) coordinará la respuesta a cualquier amenaza que pudiera suscitarse durante tres días de eventos.
Desde las oficinas centrales del FBI se sigue el desarrollo de los acontecimientos en Argelia, tras la toma de rehenes en una planta de gas desde el pasado miércoles, a fin de evaluar esa y otras posibles amenazas para un evento de la naturaleza de la toma de posesión.
Importante despliegue
El comandante general de la Guardia Nacional para el Distrito de Columbia, el general Errol Schwartz, indicó en una rueda de prensa que los efectivos son procedentes de 32 estados.
Citado por Efe, Schwartz indicó que aunque en la pasada investidura en enero de 2009 la Guardia Nacional participó con siete mil soldados y en esta ocasión se ha reducido el número de efectivos, tienen la capacidad para desplazar más tropas a Washington, DC, si fuera necesario.
Su papel será apoyar las labores de otras siete agencias implicadas en la seguridad de los ciudadanos en los próximos días, como el Servicio Secreto, el Departamento de Seguridad Nacional, la Agencia de Gestión de Emergencias, el Departamento de Policía Metropolitana y el Departamento de Bomberos, entre otros.
La Guardia Nacional ha participado en todas las ceremonias de investidura desde la toma de posesión del presidente Abraham Lincoln en 1861.
Estas tropas, con experiencia en grandes eventos, tendrán misiones críticas para mantener el orden de la ciudad, como el control del tráfico y el control de multitudes, ya que se esperan centenares de miles de visitantes.
La Guardia Nacional dará además apoyo logístico y de comunicaciones y tiene capacidad para proporcionar asistencia médica al público en caso de que sea requerida.
Los Bush no asistirán
Los ex presidentes George W. H. Bush y su hijo señalaron que no estarán presentes en la ceremonia de asunción de Obama como marca la tradición de asistencia de otros ex mandatarios, informa Notimex.
George W. Bush indicó a través de su portavoz, Freddy Ford, "El presidente y la señora Bush desean al presidente Obama y su familia todo lo mejor para un fin de semana inaugural maravilloso.
Bush padre salió hace unos días del hospital después de varias semanas de enfermedad, sin embargo su hijo no indicó las razones por las que no estaría presente en la ceremonia de juramentación.
Las tres Biblias de Obama
Para arrancar con su segundo mandato, Barack Obama juramentará sobre tres Biblias. En la ceremonia del domingo utilizará la Biblia de la abuela de su esposa Michelle; el lunes utilizará una Biblia de Abraham Lincoln y otra de Matin Luther King.
Según lo que informa la web del diario español El Mundo, como lo marca la vigésima enmienda de la Constitución, desde 1937 el presidente de Estados Unidos toma posesión el 20 de enero antes de las 12:00 horas, pero si ese día cae en domingo, la celebración pública se pasa al lunes, pues los tribunales están cerrados. La toma de posesión entonces coincide este año con el Día de Martin Luther King.
El medio recuerda que Obama juró dos veces también en 2009, pero no porque así lo marcara la ley, sino por un error del juez que leía el texto de la Constitución.
Algunos minutos antes del mediodía del domingo, Obama juramentará rodeado de pocas personas en el Blue Room de la Casa Blanca con la mano sobre la Biblia de la familia de su esposa.
El lunes, Obama jurará nuevamente sobre la Biblia que utilizó Abraham Lincoln en su primera toma de posesión en 1861, tal como lo hizo cuatro años atrás.
Además, Obama usará también la Biblia con la que Martin Luther King solía viajar, y de la cual ha extraído textos para algunos de sus más famosos discursos.
Por su parte, el vicepresidente Joe Biden jurará con una Biblia que su familia conserva desde 1893, misma que usó en sus tomas de posesión como senador.
Y aunque la Constitución no dice que los gobernantes tengan que jurar a sus cargos con la mano sobre la Biblia, casi todos los presidentes lo han hecho, a excepción de Teddy Roosevelt y John Quincy Adams.
¿Cómo se jura al cargo?
La web de El País recuerda las palabras que deberá pronunciar Barack Obama:
“Juro (o afirmo) solemnemente que cumpliré fielmente con las funciones ejecutivas del cargo de presidente de Estados Unidos y que conservaré, protegeré y defenderé la Constitución de los Estados Unidos con lo mejor de mis capacidades”.
Y entre la música elegida por el mandatario para que le acompañe en su día clave se encuentra Signed, Sealed, Delivered de Stevie Wonder; I was here, de Beyoncé; Mi Gente, de Marc Anthony y New Day, de Alicia Keys.
Esas son algunas de las canciones de la lista de 16 que eligió el mandatario para la ceremonia pública de toma de protesta, programada para el 21 de enero. Obama compartió su selección musical a través de de la cuenta aobamainaugural en la red social Twitter.
©Univision.com
Comentarios