Las figuras que más influyeron en la vida de Hugo Chávez

Univision.com | Jan 16, 2013 | 7:15 PM

Simón Bolívar y Fidel Castro aparecen en la lista de políticos, golpistas y revolucionarios

Por: Casto OcandoUnivision Investiga
Cerca de una docena de personajes históricos y contemporáneos, en su mayoría militares autoritarios que promovieron proyectos nacionalistas de inspiración izquierdistas en Venezuela y América Latina, contribuyeron a moldear las ideas y la personalidad del presidente Hugo Chávez y la revolución que impulsó desde 1999. Desde su más temprana infancia hasta los años de formación militar, y luego en la conspiración que fraguó junto a otros militares venezolanos, Chávez acumuló una amalgama de ideas y tendencias a veces producto del azar y de las circunstancias, que lo llevó a idear un proyecto que se nutre al mismo tiempo de ideas decimonónicas, marxistas, y nacionalistas, en una síntesis que confluye en el chavismo actual. Entre las figuras influyentes están un oscuro personaje del Siglo 19 con quien mantiene un lejano parentesco, su propio hermano mayor, guerrilleros, ideólogos y militares mesiánicos de Perú, Venezuela y Panamá. Chávez ha exhibido una amplia gama de influencias intelectuales, y una lista de autores y libros que formaron su pensamiento, tales como el pensador alemán Friedrich Nietzsche, el filósofo argentino Enrique Dussel, el escritor colombiano Gabriel García Márquez (admira especialmente sus libros “Cien Años de Soledad” y “El General en su laberinto”) y el economista norteamericano John Kenneth Galbraith, entre otros. Esta es la lista de las mayores influencias en la vida del convaleciente presidente venezolano. Pedro Rafael Pérez Delgado (Maisanta). Caudillo de principios del siglo 20 originario de los llanos venezolanos, es considerado por historiadores como el bisabuelo de Hugo Chávez. Guerrillero durante la dictadura de José Vicente Gómez, Maisanta tenía un temperamento impulsivo y violento. Tuvo dos hijos naturales en la localidad de Sabaneta, estado Barinas, cuando fue prefecto del pueblo: Pedro y Rafael Infante. Este último se casaría con Benita Frías, ambos padres de Elena Frías, madre de Chávez. En varias ocasiones Chávez ha mencionado cómo la figura de Maisanta influyó su imaginación infantil. El hecho de que algunos en su pueblo natal consideraban al viejo general un “asesino”, representó “como un peso grande sobre mis hombros, como una espina clavada en mi corazón de niño”. A mediados de 2004 Chávez designó a un grupo de su seguidores, entre ellos Diosdado Cabello y Rafael Ramírez, como parte de un comando que llamó “Maisanta, en un honor a su bisabuelo, para promover la opción del NO en el referendum revocatorio de agosto de ese año. El recuerdo de Maisanta inspiró a Chávez a organizar los primeros grupos conspirativos en el ejército. Adán Chávez Hermano mayor de Hugo, profesor universitario, fue una de las influencias más tempranas en el proceso de formación ideologica de Chávez. Adán, profesor de la Universidad de Los Andes, era miembro activo del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y del Partido de la Revolución Venezolana (PRV), este último proscrito por las autoridades en la década de los 70 acusados de extremismo. Adán fue quien introdujo a Chávez a Douglas Bravo, uno de los líderes de la guerrilla venezolana, que se mantenía en la clandestinidad, y estaba promoviendo un movimiento revolucionario entre militares. Douglas Bravo. Guerrillero venezolano en la década de los 60, que en lo s70 cambió la estrategia de la guerrilla por la infiltración de las Fuerzas Armadas para promover la revolución de izquierda en Venezuela. Líder del PRV, Bravo se reúne por primera vez con Chávez en 1982 y lo pone en contacto con otros oficiales que ya estaban conspirando. “Nos reunimos sobre la base de estructurar un movimiento cívico-militar que se preparara a largo plazo para una insurgencia revolucionaria”, reveló posteriormente Bravo sobre su encuentro con Chávez. Héroes históricos venezolanos
Simón Bolívar. Chávez ha expresado una especial admiración por el héroe venezolano del Siglo 19. En innumerables ocasiones dijo que basaba su proyecto en las ideas del Libertador, entre ellas la integración latinoamericanista para contener la influencia de Estados Unidos.  Compañeros de armas e historiadores han destacado la particular obsesión bolivariana de Chávez que lo ha llevado a protagonizar episodios excéntricos. Según el historiador Elías Pino Iturrieta, durante reuniones que sostenía durante su primera campaña presidencial, Chávez solía dejar un asiento disponible en la mesa de discusiones para el espíritu del Libertador. Los chavistas incluso utilizaron comparaciones de Chávez y Bolívar como material de campaña electoral.  Otra de las figuras históricas que más influyeron a Chávez es Ezequiel Zamora, una figura controversial que impulsó una insurrección campesina a mediados del Siglo 19 en Venezuela y se convierte en poderoso líder militar que funda el estado Barinas, donde nació Chávez. Varios de sus compañeros, entre ellos el comandante Jesús Urdaneta, dieron testimonio de cómo Chávez se creía la reencarnación de Zamora. La tercera figura histórica sacada de la historia patria venezolana es Simón Rodríguez, maestro de Simón Bolívar, una figura que promovió la experimentación educativa en los albores de Venezuela. Sobre la tríada Bolívar-Zamora-Rodríguez, Chávez diseñará su primera concepción ideologica de su proyecto bolivariano, a través del cual quería refundar al país. Marcos Pérez Jiménez Militar venezolano que presidió un gobierno dictatorial entre 1948 y 1958 en Venezuela, tras llegar al poder por medio de un golpe de Estado, igual que Chávez. Promovió una ideología militarista-nacionalista que priorizaba la modernización del país, y empleó la represión política y la censura a medios para sostenerse en el poder. Fue derrocado en 1958 y terminó sus días exiliado en España. Chávez calificó a Pérez Jiménez como “el mejor presidente que tuvo Venezuela”, y lo visitó en Madrid al salir de prisión en 1994. Juan Velasco Alvarado Militar peruano que presidió una revolución nacionalista de inspiración izquierdista y una subsecuente dictadura entre 1968 y 1975 en Perú. Velasco promovió iniciativas como una amplia reforma agraria y un programa de nacionalizaciones de empresas extranjeras en territorio peruano. Fue un pionero en América Latina en la adquisición y uso masivo de armas de fabricación rusa. Chávez conoció de cerca el gobierno de Velasco Alvarado cuando fue enviado, junto a un grupo de jóvenes cadetes y soldados, a Perú para conmemorar el 150 Aniversario de la Batalla de Ayacucho, liderada por Simón Bolívar para liberar al Perú del dominio español. “Fue una experiencia emocionante vivir como muchacho militar la revolución nacional peruana”. Chávez leyó ávidamente los manifiestos y discursos revolucionarios de Velasco Alvarado. De hecho, el libro La Revolución Nacional Peruana, que le fue obsequiado por el propio dictador, fue para Chávez un libro de cabecera y una suerte de fetiche, como confesó en entrevistas posteriores. Omar Torrijos Chávez se ha considerado un “torrijista” desde principios de la década de los años 70, cuando tuvo su primer acercamiento al líder militar panameño a través de un hijo suyo que estudió en la Academia Militar de Venezuela entre 1971 y 1973, y que compartía con Chávez la afición al beisbol. A través de él Chávez conoció el liderazgo de Torrijos entre los campesinos panameños. “Vi fotos de Torrijos con los campesinos, me hablaba de lo que era la Fuerza de Defensa y lo que desde niño vivió con su papá entre los campesinos”. Norberto Ceresole Ideólogo argentino que propugnó la unidad entre el ejército, el pueblo y el caudillo para llevar a cabo una revolución. Ceresole proveyó a Chávez en los inicios del régimen de una estructura ideológica al naciente chavismo, permitiéndole justificar la conjunción entre militarismo y democracia. Guerrillero en Argentina en la década de los 70, fue asesor del general Juan Velazco Alvarado, en Perú, otra de las figuras militares latinoamericanas admiradas por Chávez. Produjo numerosos libros sobre temas de geopolítica y defensa. Ceresole residió en Venezuela durante los primeros años del gobierno de Chávez, pero salió del país tras ser acusado de promover una revolución fascista en Venezuela. Poco tiempo después falleció en Madrid. Noam Chomsky Hugo Chávez se ha declarado un ardiente admirador del intelectual norteamericano y profesor emérito del Massachussetts Institute of Technology (MIT). Ha afirmado que siempre tiene a la mano “no uno sino varios libros de Chomsky”, entre ellos “Estado Fallido” y “Hegemonía o supervivencia”, un libro que incrementó sus ventas en sitios como Amazon.com luego que Chávez recomendara su lectura durante un discurso en las Naciones Unidas en septiembre de 2006. Los escritos de Chomsky son para Chávez “ideas maravillosas que son nutrientes contra los que luchamos contra la hegemonía imperial y el modelo capitalista, que es una verdadera amenaza para la sobrevivencia de la especie humana en este planeta”. En agosto de 2009, Chomsky visitó Caracas, y Chávez se refirió a él como “uno de los intelectuales que ha abonado en la lucha contra la hegemonía imperial de la élite que gobierna a los Estados Unidos”. Tras la visita, Chomskyk dijo que Chávez era una “fuerza positiva” y alabó sus programas sociales, calificándolos de “prometedores”. La relación de admiración entre ambos, sin embargo, llegó a su fin a mediados de 2011, cuando Chomsky en una entrevista acusó al líder venezolano de “acumular demasiado poder”, y que tal acumulación constituía “un asalto a la democracia”. Fidel Castro Desde la primera visita que realizó a Fidel en diciembre de 1994 en La Habana, pocos días después de que el comandante golpista fuese puesto en libertad tras dos años en prisión, Chávez estableció una relación particular que lo marcó decisivamente. La asesoría de Castro comenzó desde los primeros meses del Nuevo régimen chavista. Pero fue en 2003 cuando Chávez puso en marcha un programa de misiones sociales por sugerencia de Castro, para enfrentar el reto de un referendum revocatorio. Según analistas como Carlos Alberto Montaner, Castro ha tenido la mayor influencia no solo ideológica sino política y hasta psicológica sobre Chávez, como ninguna otra figura viva o muerta en la historia del mandatario venezolano. “La influencia del viejo sobre el joven es total, apabullante”, estimó Montaner. Castro proveyó a Chávez del “secreto’ de cómo hacer la revolución y mantenerse en el poder indefinidamente, indicó el analista. La dependencia, sin embargo, es mutua. Chávez suministra a Cuba varios miles de millones en productos petroleros, vitales para la subsistencia económica de la isla. La influencia ha sido tan extrema que Chávez ha promovido en los últimos años la noción de que Venezuela y Cuba son una sola nación. Se estima que los cubanos mantienen una amplia presencia en Venezuela que abarca desde médicos y entrenadores deportivos, hasta altos asesores militares y de gobierno. Chávez con frecuencia ha calificado a Castro como un “padre”, y fue considerado como el heredero de Fidel Castro. Durante la crisis de salud del presidente venezolano, desde mediados de 2011, ha sido duramente criticada su total dependencia en el sistema de salud cubano. Más recientemente, el secretismo que ha rodeado la hospitalización de Chávez a principios de diciembre pasado en La Habana para nuevos tratamientos contra el cáncer que padece, ha sido cuestionado y calificado de intervencionismo cubano en los asuntos de Estado de Venezuela.
©Univision.com
Commentarios