Lanzan campaña de oración por la reforma migratoria

Univision.com* | Jan 14, 2013 | 3:52 PM

Religiosos aumentan la presión al presidente Obama y al Congreso para que aprueben una ley comprensiva

Líderes evangélicos lanzaron el lunes una campaña nacional de oración por una reforma migratoria que incluya, entre otros,  una vía de legalización amplia para la mayoría de los 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.
La campaña, denominada "I was a stranger" ("Yo era un forastero"), llama a los feligreses a leer versículos de la Biblia relacionados con inmigración durante un periodo de 40 días, durante los cuales opiniones sobre políticas migratorias pueden cambiar en la mente del lector, y así a ayudar a promover un sistema "más justo y más racional", dijeron líderes religiosos.
La palabra de Dios puede ayudar a cambiar el sistema migratorio del país, agregaron.
El objetivo, dijeron los religiosos, es que la oración ayude a que se apruebe una reforma migratoria "que respete la unidad de familias inmigrantes".
Durante una conferencia telefónica, la Mesa Evangélica de Inmigración también promocionó un video en el que leen versos del Evangelio de Mateo, que hablan sobre unidad y cooperación entre personas, como parte de la campaña.
¿Qué opina de la campaña de oraciones y lecturas bíblicas por la reforma migratoria? Participe en el Foro de Reforma Migratoria.
Debate nacional
Por medio de un counicado, los religiosos señalaron que a medida que nos preparamos para un debate nacional sobre la política de inmigración, las oraciones pueden influir en las decisiones finales que se adopten sobre el tema.
En Estados Unidos viven 11 mmillones de indocumentados que aguardan una oportunidad de legalizar sus permanencias y salir de las sombras.
El domingo se conoció que el presidente Barack Obama está aumentando la presión para lograr que demócratas y republicanos se pongan de acuerdo en el Congreso y aprueben una reforma migratoria que incluya una vía para la ciudadanía.
Simultáneamente, el Senador republicano de Florida, Marco Rubio, prepara elementos para una propuesta que permitiría legalizar la permanencia de ciertos indocumentados pero no garantiza un camino hacia la ciudadanía, y reitera que no apoya ninguna clase de amnistía para indocumentados, una postura que esgrime el ala ultraconservadora del Partido Republicano.
Camino no fácil
"Este desafío de oración nos lleva de nuevo a las escrituras, que nos recuerda que estamos llamados como miembros de la comunidad de Dios para dar la bienvenida al extranjero”, dijo Taylor Bell, un estudiante de la Universidad Samford, de Alabama. “Sé, por mi propia experiencia como estudiante en Alabama, que tenemos un largo camino por recorrer sobre el tema de la inmigración, y este reto oración será la base bíblica que necesitamos para llegar a la meta”.
A su vez, Noel Castellanos, director general, Christian Community Development Association, dijo que la campaña “recuerda la enseñanza de la Palabra de Dios en cuanto a nuestro llamado a amar al extranjero en nuestra tierra”.
En noviembre, tras la reelección de Obama, líderes de toda la comunidad evangélica enviaron cartas abiertas a Obama y al Congreso para que tomen acción sobre una política integral de inmigración que ayude a resolver la situación de 11 millones de indocumentados.
Trato compasivo
“Nos impulsa una obligación moral, arraigada profundamente en nuestra fe para hacer frente a las necesidades de los inmigrantes en nuestro país”, se lee en la carta dirigida al presidente. “El trato compasivo y justo de los inmigrantes es un tema frecuente en la Escritura”.
La presión a Obama y al Congreso está llegando desde todos los rincones del país, luego que una amplia mayoría de votantes latinos (el 72% de 12.2 millones) le otorgaron un segundo voto de confianza hacia su reelección, pese a que en su primer término no cumplió su promesa de reforma migratoria.
“La inmigración no es sólo una cuestión hispana. La inmigración no es sólo un tema asiático, un asunto europeo o africano. Es un tema cristiano. Se trata de una cuestión moral”, dijo Leith Anderson, presidente de la Asociación Nacional de Evangélicos (NAE). “Y como nuestro país decide manejar a nuestros inmigrantes refleja el carácter de toda nuestra nación. Como cristiano, mi fe me llama a preocuparme por todos mis vecinos, sea o no se parezcan a mí, hablen como yo o incluso crean como yo”.
©Univision.com*
Commentarios