Martelly promete construir un Haití en 'orden' en tercer aniversario de sismo

Univision.com | Jan 12, 2013 | 8:08 PM

Recordaron a sus muertos

Los haitianos recordaron el sábado a las víctimas del potente terremoto que hace tres años sembró de muerte y destrucción la capital del empobrecido país caribeño, que, según prometió el presidente Michel Martelly, será reconstruido "en orden y disciplina" y "cumpliendo las normas sísmicas".
La agencia Efe informó que una delegación oficial encabezada por Martelly y su primer ministro, Laurent Lamothe, llevó flores a Saint-Christophe (norte de la capital) donde fueron sepultadas la mayoría de las víctimas del sismo, que dejó unos 300 mil muertos, igual cantidad de heridos y más de 1,5 millones de damnificados.
Allí Martelly prometió que el país será reconstruido "en orden y disciplina y cumpliendo las normas sísmicas".
Asimismo, dijo sentirse "triste" por el hecho de que no se ha creado un mausoleo nacional en memoria de las víctimas en Saint-Christophe, por lo que pidió al Gobierno realizar las diligencias para construir el monumento, reclamado por varios sectores y que fue prometido por él mismo hace un año.
"A ustedes todos, que hoy aún sufren en silencio y limpian sus lágrimas (..), les quiero expresar mi compasión", declaró.
Pidió paciencia a damnificados
Por otra parte, el presidente pidió "paciencia" a las más de 350 mil personas damnificadas del sismo que todavía viven en "lugares públicos esperando la protección del Estado", a pesar de que, según él, más de un millón de damnificados "han encontrado ayuda, asistencia y reintegración".
Asimismo, el jefe de Estado expresó su reconocimiento por la ayuda internacional concedida a Haití tras el terremoto y prometió que el país será reconstruido "en el orden y la disciplina, cumpliendo las normas sísmicas".
En un comunicado con motivo de este aniversario, Martelly también anunció un macroplan para la reforestación y la gestión territorial que permitirá la creación de 30 mil puestos de trabajo.
La iniciativa busca poner fin a las alteraciones observadas en los ecosistemas como las repetidas inundaciones, erosión, transporte y acumulación de sedimentos, que constantemente ponen en peligro vidas, bienes e infraestructuras en Haití, según una nota oficial.
Una estimación parcial del Gobierno sobre las pérdidas relacionadas con estos acontecimientos naturales durante estos últimos 10 años arroja una cifra de más de seis mil muertos, un millón de personas sin hogar, 250 mil viviendas destruidas, 281 millones de euros en pérdidas directas en el sector agrícola, la destrucción de infraestructuras, así como inseguridad alimentaria e hídrica.
Para enfrentar la situación, el Gobierno de Martelly, que declaró 2013 Año del Medio Ambiente, pondrá en marcha el plan de reforestación y gestión territorial con el objetivo de aumentar el manto vegetal y gestionar de manera integrada los recursos naturales para reducir la vulnerabilidad del medio ambiente y proteger la vida y los bienes de las comunidades.
La jornada de hoy fue declarada "Día de conmemoración y de reflexión" si bien pareció un día normal en Puerto Príncipe, donde funcionaron buena parte de las actividades económicas y sociales.
Emisoras y cadenas de televisión difundieron programas especiales, tal como había sido pedido por el Gobierno, mientras muchos haitianos participaron en servicios religiosos y ceremonias particulares de recuerdo.
La Federación de iglesias protestantes organizó una marcha del recuerdo en el centro de la capital, mientras que grupos de personas desplazadas fueron convocados a marchar por la Asociación Fuerza de Reflexión y Acción para Alojamiento (FRAKKA).
Por su parte, la Plataforma de las Organizaciones Haitianas de los Derechos Humanos, que hizo un balance negativo en términos de respeto de los derechos de las personas desplazadas, organizó una exposición fotográfica sobre la situación de los campamentos.
También se organizaron servicios religiosos en varias iglesias que recibieron centenas de personas.
Participantes en varios actos criticaron, por su lado, que el simbolismo de la fecha, que no es feriado, haya sido "banalizado".
Los mayores retos
A tres años del devastador terremoto, el país enfrenta los retos de consolidar la seguridad y el estado de derecho, afirmó el jefe de las Operaciones de Mantenimiento de Paz de la ONU, Hervel Ladsous.
"Hay dos tareas principales: una, la consolidación de la situación de seguridad, donde hay que constatar que el progreso es considerable aunque la seguridad nunca es perfecta", indicó Ladsous, de acuerdo con un comunicado oficial que retomó la agencia mexicana Notimex.
Dijo que la meta es reponer a las autoridades haitianas en la medida que estas puedan asegurar la seguridad en todo el país, por lo que la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah) colabora en la formación de la Policía Nacional para que disponga de 16 mil efectivos en 2015.
La segunda tarea, indicó, se refiere a la consolidación del Estado de Derecho, que implica el funcionamiento de las instituciones del Estado en todos los ángulos jurídicos y un trabajo que requiere de las autoridades y sus iniciativas para que la situación mejore.
"Se necesita un verdadero consenso para ejecutar ese Estado de Derecho a todos los niveles, porque sin seguridad ni Estado de Derecho es difícil imaginar que los inversionistas extranjeros puedan venir a Haití", destacó.
La ayuda internacional
Por su parte, el jefe de la Minustah y Representante Especial del secretario general de la ONU, Marino Fernández, consideró que la fuerza multinacional ha entregado una contribución importante al país.
Sostuvo que si se sigue avanzando como hasta ahora, al final del periodo del presidente Michel Martelly se podría lograr la disminución de las tropas en el país.
Sostuvo que el objetivo de esta última medida es para que Haití recupere su plena soberanía tan pronto como sea posible.
"Aquí no había Corte Suprema, no había Consejo Superior del Poder Judicial, la Constitución estaba reformada pero no estaba publicada y por cierto que tiene efectos en los servicios públicos. Yo creo que ha sido una contribución importante", enfatizó.
Si esto sucede, agregó, "podemos transformar la misión en una misión más política, en una misión de apoyo de la policía".
Coincidió con Ladsous en que el proceso de estabilización del Estado de Derecho es muy importante para alcanzar dicho objetivo. "Ya tenemos en Haití un factor de estabilización importante que fue la transferencia de poder de un presidente a otro de oposición de manera perfectamente democrática", apuntó.
"Hay que enfatizar porque a veces no está en la imaginación de nadie que el terremoto en Haití significó un retroceso que no es comparable a ningún otro terremoto en ningún país de América Latina donde fallecieron 220 mil personas, entre ellos, toda la Misión de Naciones Unidas", finalizó.
©Univision.com
Comentarios