Diosdado vs. Maduro

Univision.com | Jan 11, 2013 | 12:41 AM

Por Castro Ocando

La designación del actual vicepresidente Nicolás Maduro como virtual sucesor de Hugo Chávez, ratificado por el mismo ex comandante golpista horas antes de internarse en una clínica cubana el pasado 11 de diciembre, no ha sido suficiente para despejar la duda de quién liderará efectivamente los destinos del país petrolero una vez que Chávez ya no esté.
Maduro, un ex líder sindical que es considerado el principal representante del ala civil del Chavismo, ha gozado del favoritismo de Chávez. Pero según analistas, enfrenta en su carrera al poder al ex teniente Diosdado Cabello, un formidable contendor que mantiene un indiscutible ascendiente sobre el sector militar venezolano, y que ha dado muestras de tener sus propias aspiraciones presidenciales.
A pesar de que ambos han expresado públicamente su disposición a la unidad en apariciones recientes, los grupos que ambos lideran podrían protagonizar una lucha de poderes cuyo impacto podría trastocar los escenarios de la transición chavista.
En la eventualidad de una sucesión presidencial, Diosdado Cabello “es un hombre clave por su conocimiento de la Fuerza Armada Nacional”, dijo Rocío San Miguel, directora de Control Ciudadano, una organización no gubernamental que monitorea el sector militar venezolano.
En 14 años, Diosdado Cabello ha acumulado una cuota de poder sólo superado por el propio Chávez. Su influencia e intereses se extienden al sector militar, el mundo de las finanzas, puertos y aeropuertos, servicios públicos, construcción, entre otros sectores.
En la actualidad, Cabello es al mismo tiempo presidente de la Asamblea Nacional (ratificado el pasado sábado 5 de enero), vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y líder del ala cívico-militar de la revolución chavista que busca una revolución “hecha en Venezuela”.
Este sector sigue el concepto de una revolución nacionalista “a la venezolana”, que “no está dispuesta a aceptar el tutelaje de La Habana ni de los Castro”, asegura el ex diplomático y analista Vladimir Gessen.
En contraste, Nicolás Maduro es considerado un “favorito” de Cuba, que promueve una estrecha relación entre Caracas y La Habana. “Es la opción de los Castro”, afirma el politólogo Ricardo Sucre, académico de la Universidad Central de Venezuela (UCV).
De hecho, Maduro asumió como propio el discurso de alto contenido ideológico y antiimperialista característico de Chávez, y ha defendido abiertamente regímenes como Siria (http://informe21.com/nicolas-maduro/venezuela-ratifica-apoyo-a-al-asad-y-al-pedido-palestino-de-ser-estado-observador-de-) y Libia (http://www.eluniversal.com/2011/08/01/nicolas-maduro-se-reunio-con-emisarios-de-gadafi.shtml) cuando estaba bajo control de Muamar Gadafi.
Pese a que Maduro no posee un historial “heróico” en el chavismo fundacional, se formó en Cuba y presidió el izquierdista sindicato de conductores del Metro de Caracas en la década de los 90. Su persistente lealtad a Chávez, a quien conoció en 1994 cuando éste se encontraba en prisión condenado por golpista, lo ayudó a convertirse primero como presidente de la Asamblea Nacional en 2005, y un año después, en canciller, un cargo que ocupó durante 5 años.
El ascenso definitivo de Maduro a las cumbres del poder chavista, a pesar de sólo contar con un título de educación secundaria, se produjo hace casi un mes, el pasado 11 de diciembre, cuando en un discurso emotivo, Chávez lo nombró como su sucesor oficial. “Elijan a Nicolás Maduro como presidente”, dijo Chávez, horas antes de embarcarse en un viaje del que todavía no ha retornado.
Cabello, un ex militar que participó en el golpe de Estado de 1992 liderado por Chávez, viene de una formación radicalmente distinta a la de Maduro.
Además de ser militar, Cabello es ingeniero de sistemas con un postgrado en gerencia de proyectos.
Como militar retirado, ha mantenido un liderazgo consistente entre los oficiales de la promoción General de Brigada Tomás Mantilla Padrón, con quienes se graduó como oficial en 1987.
De los 216 oficiales que egresaron hace 25 años, un total de 97 oficiales se mantienen actualmente activos. De éstos, 36 fueron ascendidos a mediados de 2012 al rango de General de Brigada y actualmente ocupan posiciones de comando. El resto, 61 coroneles, esperan ser ascendidos en junio de este año.
Varios de los compañeros de promoción de Cabello han ocupado importantes posiciones en el régimen. Entre ellos el ex ministro Jesse Chacón, el ex jefe de inteligencia Eliécer Otayza, el ex tesorero Alejandro Andrade y José Vielma Mora, electo en diciembre como nuevo gobernador del estado Táchira.
Un hermano del militar, José David Cabello, es el actual jefe del Servicio de Impuestos (Seniat), que controla todas la aduanas del país.
Cabello ha desarrollado una carrera de ascenso dentro del chavismo, primero como director de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, donde incrementó los controles estatales sobre medios privados; luego como ministro del Interior y Justicia y de Infraestructura, y posteriormente como Gobernador del estado Miranda.
En 2010 fue electo diputado por su estado natal de Monagas, en el oriente venezolano y dos años después, en enero de 2012, fue designado presidente de la Asamblea Nacional, cargo en el que fue ratificado el pasado sábado 5 de enero.
Cabello fue fugazmente presidente interino de Venezuela entre el 12 y el 13 de abril de 2002, cuando Chávez fue depuesto temporalmente tras un alzamiento de su alto mando militar. Su primer acto como presidente interino, fue restituir a Chávez a su cargo de primer mandatario, el 14 de abril de 2002.
Aunque públicamente Cabello se ha cuidado de expresar su total lealtad a la revolución chavista, en privado no ha dejado de cultivar sus ambiciones de poder político, económico y militar, de acuerdo a fuentes familiarizadas y testimonios conocidos por Univisión.
Un documento confidencial de la Cancillería venezolana titulado “Plan Necesario”, describe el avance de los llamados “agentes” de Cabello dentro del chavismo para alcanzar posiciones estratégicas de poder, y presuntos contactos con factores de la oposición para promover potenciales negociaciones en un eventual escenario de transición.
El documento formó parte de una serie de análisis realizados a mediados de 2012 por funcionarios bajo supervisión directa del entonces canciller Nicolás Maduro.
En un cable de la embajada de Estados Unidos en Caracas pubicado por Wikileaks, se describe en detalle la extensión de los tentáculos de Diosdado dentro de sectores gubernamentales.
Según el cable (http://www.cablegatesearch.net/cable.php?id=09CARACAS918), Cabello es considerado como un hombre “poderoso” que maniobró para lograr el control de la infraestructura de puertos del país a través de testaferros, y que expandió “su red de corrupción hacia el sector financiero” apoyando la compra de bancos a través de financistas aliados con el gobierno, en la que también participaron compañeros de promoción militar.
Cabello es considerado en el reporte diplomático una figura similar Vladimiro Montesinos, el jefe de inteligencia de Perú durante el gobierno de Alberto Fujimori que se convirtió en el cerebro gris del régimen en la década de los 90, que controlaba el aparato represivo y amasó una gigantesca fortuna producto de la corrupción.
El temperamento agresivo de Cabello, de acuerdo a los analistas, contrasta con el carácter conciliador de Maduro, que lo ha llevado a permanecer al frente de la política exterior chavista por 5 años, el ministro que ha permanecido durante más tiempo en un cargo de gabinete.
“No es una persona que grita”, dijo Sucre, quien describió a Maduro como abierto al diálogo y con habilidades diplomáticas.
Según Chávez, Maduro “es un completo revolucionario, un hombre de gran experiencia a pesar de su juventud, con gran dedicación y capacidad de trabajo, para el liderazgo y para manejar las situaciones más difíciles”.
©Univision.com
Commentarios