Casa Blanca invitó a Asociación del Rifle a debatir

AFP | Jan 08, 2013 | 6:32 PM
La Asociación Nacional del Rifle (NRA por sus siglas en inglés), el lobby que defiende la legalidad de las armas de fuego en Estados Unidos, fue invitada por la Casa Blanca para participar en las pláticas sobre control de armas y para conocer los puntos de vista de los actores involucrados en este debate.
"La NRA es uno de los grupos, uno de los muchos grupos invitados" a las reuniones previstas esta semana con el vicepresidente estadunidense Joseph Biden, dijo el vocero presidencial, Jay Carney.
El miércoles, el vicepresidente Joe Biden,  quien estudia cómo detener la violencia causada por armas de fuego, se reunirá con representantes de grupos de víctimas de la violencia por armas de fuego y de organizaciones que favorecen mayores restricciones.
Biden fue nombrado por el presidente Barack Obama para dirigir un grupo interagencias, cuya tarea será desarrollar recomendaciones que el mandatario turnaría al Congreso como iniciativas de ley en materia de armas de fuego.
El grupo fue integrado en respuesta a la matanza en una escuela primaria en la comunidad de Newtown, el mes pasado, en donde murieron 26 personas, incluidos 20 niños."El proceso está diseñado para recibir opiniones, después el grupo evaluará diferentes recomendaciones, y el presidente decidirá cuales de estas impulsará" , explicó Carney.
Grupos defienden la venta legal de armas
El portavoz de la Casa Blanca Jay Carney dijo que la ANR se encuentra entre una serie de grupos que defienden la venta legal de armas y asociaciones de caza que han sido contactados para reunirse con el panel de expertos conformado por Biden.
"Creo, como dijo el presidente, que no desea prejuzgar acerca de ninguna de las recomendaciones que puedan presentar cualquiera de las partes interesadas", dijo Carney, aunque señaló que Obama se opone a la idea, propuesta por la ANR, de colocar guardias armados en las escuelas de Estados Unidos.
Obama prometió medidas rápidas para abordar la violencia armada en Estados Unidos, luego de la masacre que tuvo lugar en la escuela primaria Sandy Hook de Newtown (Connecticut, noreste) el 14 de diciembre, en la que además de 20 escolares murieron seis personas que trabajaban en el centro educativo.
El tema sigue siendo sensible en Estados Unidos, donde un grupo de medios en línea Gawker publicó el martes la lista de más de 23.000 personas autorizadas a tener un arma de fuego en Nueva York, pocos días después de una publicación similar, muy controvertida, en un diario local.
Gabrielle Giffords dijo que no quería cuestionar la sacrosanta Segunda Enmienda de la Constitución que otorga a los estadounidenses el derecho de tener armas. "Lo que queremos es lo que quiere la mayoría de los miembros de la ANR y otros estadounidenses: modificaciones responsables de nuestras leyes para una posesión responsable de las armas y para reducir la violencia".
En Estados Unidos se producen alrededor de 30.000 muertes anuales a causa de las armas de fuego.
©AFP
Commentarios