EEUU gastó $18 mil millones en hacer cumplir leyes migratorias

Univision.com* | Jan 08, 2013 | 1:35 PM

SIGUIENTE:

Se gasta $18 mil millones al año aplicando leyes de migración, que es mucho más que el gasto de todas las agencias de espionaje juntas.

Cifra supera lo gastado por la DEA, el FBI y el servicio secreto juntos

WASHINGTON, D.C. - El Gobierno federal de Estados Unidos gastó en 2012 cerca de $18 mil millones en el cumplimiento de leyes migratorias y vigilancia fronteriza para, entre otras medidas, detener el tránsito y tráfico de indocumentados. La cifra supera en por lo menos 24% lo gastado por otras agencias federales, entre ellas la Policía Federal de Investigaciones (FBI), la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) y el Servicio Secreto.
El informe, elaborado por el Migration Policy Institute (Instituto de Política Migratoria –MIP-) detalló que los fondos gastados estuvieron destinados a las oficinas de Aduanas y Protección Fronteriza (CPB), de Inmigración y Aduanas (ICE) y el programa "US VISIT" del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), encargado de fichar las huellas digitales y demás datos de los extranjeros que entran a Estados Unidos por cualquier puerto de entrada (marítimo, aéreo y terrestre).
En MIP dijo que en el mismo período el gobierno gastó unos $14,400 millones para las demás agencias federales encargadas de combatir la actividad criminal.
¿Habrá reforma migratoria en 2013?  Participe en el Foro de Reforma Migratoria.
De menos a más
El documento del MPI, titulado Immigration Enforcement in the United States: The Rise of a Formidable Machinery (Aplicación de la ley en Estados Unidos: el surgimiento de una maquinaria formidable), señala que desde 1986, cuando el Congreso aprobó una amnistía migratoria, el país ha gastado unos $186,800 millones en medidas policiales contra la inmigración ilegal, y que la vigilancia de las fronteras, especialmente en la frontera del suroeste, representa "el elemento para el control fronterizo más financiado y publicitado" del Gobierno, para el que ha asignado "históricos incrementos de recursos".
La lista de gastos incluye un aumento “drástico” para la Border Patrol (Patrulla Fronteriza), agencia que duplicó su número de agentes en los últimos siete años, hasta alcanzar los 21,370.
El informe añade que desde 1990 a la fecha, más de 4 millones de extranjeros, buena parte de ellos indocumentados, han sido deportados, cifra que representa un notable incremento. De los poco más de 30 mil deportados en 1990, en el 2012 se registran más de 409 mil.
En los últimos cuatro años el gobierno de Obama batió récords sucesivo de deportaciones.
Después del 911
El sistema contra la inmigración indocumentada comenzó a expandirse luego de los ataques del 11 de septiembre de 2011, con la creación de un sistema inter-agencias complejo e interconectado, lo que llevó a registrar un número de deportaciones récord, reportó la cadena CNN en su página digital.
En cuanto a los arrestos en la frontera sur, el informe del MIP destacó una baja en los arrestos en la zona fronteriza desde 2000, que coincide con el debilitamiento de la economía estadounidense, el aumento de la vigilancia fronteriza y cambios en los factores que incentivan la emigración ilegal proveniente de México.
El informe, de 182 páginas, fue divulgado en momentos que la Administración Obama y el Congreso se alistan para reactivar el debate sobre una posible reforma migratoria que incluya ujna vía de legalización para 11 millones de indocumentados que viven en este país.
Promesa pendiente
Durante la campaña presidencial 2008 Obama prometió que empujaría una reforma migratoria comprensiva en el primer año de su mandato, en 2009, pero otros debates de mayor interés nacional, entre ellos las guerras en Irak y Afganistán, la crisis económica y la reforma de salud, postergaron el compromiso.
El 20 de septiembre del año pasado Obama reconoció durante un Encuentro con Univision que la falta de una reforma migratoria era uno de los mayores fracasos en su administración y prometió que, si resultada reelecto el 6 de noviembre, empujaría un proyecto amplio en 2013.
Tras los resultados de la elección, el mandatario ratificó su compromiso al igual que legisladores demócratas y republicanos, quienes señalaron que en el curso de 2013 ambas cámaras del Congreso debatirán una reforma a las leyes de inmigración.
Guerra de posturas
La Casa Blanca y la mayoría de los legisladores demócratas se inclinan por un proyecto que incluya una vía regulada de legalización que favorezca a indocumentados que, entre otros requisitos, lleven tiempo en el país y carezcan de antecedentes criminales, quienes podrán optar a una residencia permanente y luego a la ciudadanía.
El ala ultraconservadora del Partido Republicano, que controla la Cámara de Representantes, se opone a cualquier tipo de amnistía y sólo se inclina por una legalización temporal se indocumentados y les niega el acceso a la ciudadanía.
Los principales diarios de Estados Unidos, entre ellos The Washington Post y The New York Times, urgen a los republicanos a que aprueben una reforma migratoria integral que sea congruente con los planes de la Casa Blanca y del Presidente Obama, en el sentido de permitir que indocumentados que llevan tiempo en Estados Unidos y no tengan antecedentes criminales, puedan conseguir la green card y, cinco años más tarde, la ciudadanía estadounidense.
©Univision.com*
Comentarios