Defensores de armas eligen el 19 de enero como su día

Univision.com | Jan 08, 2013 | 7:46 PM

SIGUIENTE:

El dueño de una armería en Miami nos explica como adquirir un fusil Bushmaster-Ar-15 y las pistolas Glock y Sig-Sauer idénticas a las que eran propiedad de la madre de Adam Lanza.

En Estados Unidos existen al menos 88 armas de fuego por cada 100 habitantes

WASHINGTON, D.C. – Tres semanas después de la matanza ocurrida en la escuela primaria de Sandy Hook y en medio de un encendido debate nacional sobre la violencia, defensores de la tenencia de armas de fuego en Estados Unidos eligieron el 19 de enero como su día y convocaron a la población para asistir a una  “Jornada en defensa de las armas”, que se traduce en una salida en masa a las armerías y campos de tiro en todo el país.
La jornada se desarrollará 48 horas antes de la toma de posesión para un segundo mandato del presidente Barack Obama, quien fue reelegido el 6 de noviembre para un nuevo período de 4 años que arranca el 21 de enero.
Tras la matanza de Newtown, donde dueron asesinadas 26 personas, entre ellas 20 niños de seis y siete años de edad, el presidente Obama apoya medidas para controlar el acceso a las armas y, en concreto, prohibir la venta de rifles de asalto estilo militar y cargadores largos.
Arma de guerra
Adam Lanza, autor de la matanza de Newtown, utilizó tres armas de fuego para cometer la masacre, dos pistolas y un rifle AR-15 de un modelo parecido al utilizado por las tropas estadounidenses en la guerra de Vietnam. El aparato funciona con munición calibre .223 y tiene un alcance efectivo de unos 500 metros (dependiendo del tipo de pólvora que emplee la munición). Para formarse una idea del poderío de esta arma, el fusil M-16 empleado por el Ejército en la actualidad es una versión mejorada del AR-15.
Días después de la masacre, la Asociación Nacional del Rifle (NRA) se declaró "horrorizada" por el hecho de sangre y propuso la creación de un "sistema de protección" en las escuelas a fin de evitar nuevas tragedias. La entidad abogó por tener un policía armado en todas las escuelas del país y aseguró que está dispuesta a entrenar personal de manera gratuita para que cumpla esa función.
La NRA rechazó responsabilidad en la tragedia de Newtown y, en cambio, culpó a los videojuegos y a los medios de comunicación por permitir que la cultura de la violencia entre en los hogares con niños.
La convocatoria
Por medio de un comunicado, los defensores del derecho a la portación de armas de fuego señalan ahora que “si el pueblo estadounidense no se defiende, (el presidente Barack) Obama eliminará la Segunda Enmienda a la Constitución (que recoge el derecho a tener armas) sin ninguna contemplación para con nuestros derechos constitucionales fundamentales”.
La nota fue firmada por Larry Ward, presidente de la coalición denominada “Día en Reconocimiento de las Armas”, entidad que asegura reuni a decenas de grupos conservadores y defensores de la Segunda Enmienda de la Constitución.
Luego de la matanza de Newtown, Obama encargó al vicepresidente Joe Biden liderar un grupo de trabajo que este mes (enero) debe presentar medidas concretas para un mayor control de las armas y evitar más tragedias.
Ward señaló en el comunicado que “jamás habíamos tenido un presidente que ignorase la Constitución, el Congreso, la justicia y el sentir del pueblo estadounidense de forma tan aberrante”, y agregó que el mandatario pretende “pisotear” la Constitución para “imponer sus dictados".
Defienden Segunda Enmienda
The Associated Press dijo que Alan Gottlieb, fundador de la Fundación por la Segunda Enmienda y presidente del Comité Ciudadano en Defensa de las Armas, consideró que lo que se debe hacer, en vez de prohibir las armas que “protegen vidas y propiedad de ataques criminales”, es “prohibir a los políticos que atentan contra nuestros derechos”.
La NRA no forma parte de la coalición que organiza la jornada del día 19.
El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo el lunes que “muchos estadounidenses no comprenderían que, aún con la estela de lo sucedido en Newtown, se postergase cualquier decisión sobre la violencia de las armas".
El diario The New York Times ha dicho que en la mayoría de las entidades de Estados Unidos es hoy más fácil que nunca obtener un permiso para portar armas, incluso para personas con historial criminal o con problemas psicológicos, y señaló que debido al cabildeo de la industria fabricante de armas, la mayor parte de las entidades ha relajado sus requerimientos para otorgar e incluso para revocar permisos para portar armamento.
"En todo el país, es más fácil que nunca portar un arma en público. Presionados por el cabildeo de la industria de armas, la mayoría de los estados ahora requieren sólo un chequeo básico de antecedentes y quizá una clase sobre seguridad para otorgar un permiso", escribió el diario.
El matutino dijo que cada vez más estados permiten portar armas en sitios donde antes estaban prohibidas, como bares, instalaciones universitarias y templos de oración, y que esta permisibilidad está por expandirse aún más.
El problema en cifras
Según el National Instant Criminal Background Check System (NICS), dependiente de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), entre el 30 de noviembre de 1988 y el 30 de noviembre de 2012 esa dependencia llevó a cabo 16.808,538 verificaciones de antecedentes de individuos que desean portar un arma de fuego en Estados Unidos.
El estado donde más chequeos se realizaron fue Kentucky, con 2.329,151.
En Connecticut, estado donde Lanza cometió la matanza, el NICS llevó a cabo 208,250 verificaciones.
Detrás de Kentucky se ubica Texas, con 1.196,176 verificaciones de antecedentes; California con 981,798; Illinois con 923,920; Pennsylvania con 835,293; y Florida con 699,974.
El NICS reporta que en los últimos 12 años Kentucky ocupa el primer lugar con 15.118,518 verificaciones hechas, siendo que ese estado, de acuerdo con la Oficina del Censo, tenía estimado para 2011 un total de 4.369,356 habitantes.
Casi todos están armados
Un reporte del Small Arms Survey, proyecto de investigación independiente del Instituto Superior de Estudios Internacionales y de Desarrollo de Ginebra, Suiza, creado en 1999, señala que en Estados Unidos unos 270 millones de habitantes poseen un arma de fuego, dato que Firearms confirma y señala que la cifra corresponde a 88.1 armas por cada 100 habitantes.
El segundo lugar donde más armas existen es India con 46 millones; seguido de Alemana con 25 millones; Pakistán con 18 millones; México con 15.5 millones; Brasil con 14.8 millones y Rusia con 12.7 millones.
Pero la lista de naciones con el mayor número de armas per cápita es distinta, aunque Estados Unidos también la lidera, con 88.8 millones po cada 100 habitantes, seguido por Yemen (54.8), Suiza (45.7), Finlandia (45.3), Serbia (37.8), Chipre (36.4), Irak (34.2) y Uruguay (31.8), en un inesperado octavo lugar.
Según el Small Armas Survey, su principal objetivo es constituir la principal fuente de información imparcial y pública sobre todos los aspectos relacionados con las armas pequeñas y la violencia armada, servir como un centro de recursos para gobiernos, responsables del diseño de políticas, investigadores y activistas en términos de información e investigación sobre las armas pequeñas y la violencia armada.
También tiene como meta convertirse en un observador independiente de las iniciativas nacionales, internacionales y no gubernamentales en materia de elaboración de políticas sobre armas pequeñas y violencia armada, y ser un canal para la investigación de las políticas relevantes sobre el tema.
Menos del 1% denegado
De las 16.808,538 verificaciones de antecedentes criminales hechos entre el 30 de noviembre de 1998 y el 30 de noviembre de 2012, el NICS denegó 976,255 permisos, cifra equivalente al 0.60% del total.
Entre las razones para no autorizar un permiso se incluye a individuos que han sido condenados a penas de prisión de dos o más años de cárcel, acusados por delitos de violencia doméstica, fugitivos de la justicia, adictos al consumo de drogas, inmigrantes indocumentados y personas que han renunciado a la ciudadanía estadounidense.
Pero en el caso que el permiso sea denegado por el FBI, el solicitante puede apelar el dictamen, un trámite que incluso puede hacerlo en español.
El formulario es simple y requiere, entre otros, anotar el número de transacción o caso e incluir su dirección postal completa. La apelación puede ser enviada por correo, fax o por internet.
El FBI explica en su página de internet que “si se le ha sido denegado la transferencia de un arma de fuego a causa de un expediente en el Sistema Nacional de Verificación Instantánea de Antecedentes Penales (NICS), puede someter una petición para apelar la decisión de denegación en su caso”.
Las personas cuyos permisos son denegados también pueden pedir por escrito que le informen de la razón usada para su denegación enviando una carta a: Federal Bureau of Investigation, NICS Section, Appeal Services Team, Module A-1, Post Office Box 4278, Clarksburg, WV 26302-9922.
Si la apelación es favorable, NICS notificará que su denegación ha sido revocada y que usted cumple con los requisitos para recibir un arma de fuego.
©Univision.com
Comentarios