James Holmes en el banquillo de los acusados por la masacre en Aurora

Univision.com | Jan 07, 2013 | 5:07 PM
Sospechoso de masacra... Sospechoso de masacra...
3 Pausar Auto Play

El propósito es determinar si James Holmes debe ser llevado a juicio, justo cuando se reaviva el debate sobre el acceso a las armas de fuego.

Enfrenta 166 cargos

James Holmes, el sospechoso por la muerte de 12 personas y 58 heridos durante un ataque el año pasado en un cine en Aurora (Colorado), encara una audiencia preliminar en su juicio donde enfrenta 166 cargos de homicidio o intento de homicidio.
La audiencia en el Condado Arapahoe de Colorado servirá para que la fiscalía, por primera vez, bosqueje las pruebas que existen contra el hombre, de 24 años, acusado por el ataque con armas de fuego durante la exhibición nocturna de una película de Batman en la localidad de Aurora.
El trámite durará aproximadamente una semana y se espera que cientos de personas sean testigos de la audiencia que se difundirá por circuito de televisión a varias salas.
Deben demostrar cada asesinato
Ésta será, asimismo, la primera vez en la cual los abogados defensores de Holmes podrán cuestionar las supuestas pruebas introducidas por la fiscalía y presentarán su propia versión de lo ocurrido el 20 de julio pasado.
La fiscalía debe presentar pruebas relacionadas con cada una de las víctimas, esto es las 12 personas que murieron, y las otras 70 que sufrieron heridas o contra las cuales el sospechoso disparó.
Según las autoridades, Holmes, un estudiante de neurociencia abrió fuego contra los espectadores asistentes a un cine en Aurora, en las afueras de Denver (Colorado), que asistían al estreno de "The Dark Knight Rises", la última entrega de la trilogía sobre Batman.
Holmes permanece alojado en confinamiento solitario en la cárcel del condado Arapahoe y está representado por dos defensores públicos, Tamara A. Brady (quien se sentó junto a Holmes en la primera audiencia judicial) y Daniel King.
Los cargos implican que Holmes podría afrontar la pena de muerte, aunque los fiscales todavía no se han pronunciado al respecto y señalaron, antes del inicio de la audiencia, que solicitarán la pena capital si consideran que se puede demostrar que la matanza fue premeditada.
Permanecía "relajado" durante el ataque
El supuesto autor de la masacre en un cine estadounidense donde se estrenaba Batman estaba "relajado" y sumiso cuando fue arrestado inmediatamente después de matar a 12 personas, dijo un policía al inicio del juicio preliminar.
Cuando fue detenido en julio del año pasado en Aurora, un suburbio cerca de Denver en Colorado (oeste), James Holmes dió su nombre a la policía y la alertó voluntariamente sobre los explosivos que había dejado activados en su apartamento. Llevaba un chaleco antibalas y una máscara antigás.
Holmes compareció en el tribunal con barba y pelo castaño oscuro (el público lo recuerda con el cabello rojo, como lo tenía cuando fue arrestado), para dar inicio a una semana de audiencias sobre la masacre.
Vestido con un mameluco rojo de presidiario, Holmes tenía la mirada fija hacia un punto indeterminado delante de sí y no habló con nadie en la sala, a la que acudieron algunos familiares de las víctimas.
Jason Oviatt, policía de Aurora, relató el momento en que arrestó al joven de 24 años, que tenía sus manos sobre el techo de un vehículo blanco en la parte posterior del edificio y no ofreció resistencia cuando recibió la orden de ponerlas en alto.
"Era completamente sumiso (...) Estaba muy relajado, no reaccionaba normalmente a nada. Estaba muy distante", dijo Oviatt. "Parecía estar en otro lugar y desorientado".
El también policía Aaron Blue agregó que Holmes indicó a los oficiales su nombre, su dirección y dio información sobre sus armas: "Dijo voluntariamente que no había más bombas aquí (en el cine), pero que había improvisado artefactos explosivos en su casa".
El ataque ocurrió el 20 de junio del año pasado en el estreno de medianoche de la última entrega de la saga de Batman, "The Dark Knight Rises", en el cine Century 16 de Aurora.
Los testigos dijeron que el atacante, armado con un rifle AR-15, una escopeta de calibre 12 y una pistola .40, activó un gas antes de abrir fuego al azar contra el público. Doce personas murieron, entre ellas una niña de seis años, y 58 resultaron heridas.
Luego, la policía encontró que su apartamento era una bomba de tiempo llena de explosivos artesanales, que los oficiales demoraron más de un día en desactivar.
©Univision.com
Commentarios