Acusan a empleada de planificación de vender bebés en China

EFE | Jan 04, 2013 | 1:22 AM

Es sospechosa de haber vendido a cuatro menores

La policía china investiga a una encargada de planificación familiar en una localidad de la provincia de Fujian (sureste del país) por haber podido contribuir a la venta ilegal de, como mínimo, cuatro bebés, informó el diario China Youth Daily.
Wang Yiping, jefa de un Departamento de Planificación Familiar en la comarca de Anxi, confesó recientemente que había vendido un bebé por 52 mil yuanes (poco más de ocho mil 300 dólares) que había comprado anteriormente a un traficante de niños por 50 mil yuanes.
Después de esta venta, la policía china confirmó que el bebé en cuestión, de menos de un mes y originario de la sureña provincia de Yunnan, pasó por siete intermediarios más hasta que llegó su comprador final, una pareja que no podía tener hijos, que lo adquirió por 62 mil 800 yuanes (10 mil dólares).
Según el rotativo, no se ha confirmado que el bebé haya sido devuelto a sus padres biológicos.
La oficial también ha sido acusada de participar en al menos tres ventas ilegales de bebés más, algo que las autoridades de la región siguen investigando.
Desde 2009 han recuperado 54 mil bebés
En esta operación, que se dio a conocer a finales de 2012 y se llevó a cabo hasta en nueve provincias chinas distintas, la policía desarticuló nueve bandas dedicadas al tráfico de niños, detuvo a más de 350 personas y encontró a 89 bebés.
Desde el año 2009 son ya 11 mil los grupos dedicados a este tipo de tráfico ilegal que se han interceptado, liberando a más de 54 mil bebés que estaban en el proceso de ser vendidos.
Aunque en los últimos años la policía china ha detenido el incremento del tráfico de menores, esta práctica ilegal sigue desarrollándose en algunas partes de China, por lo que los agentes policiales han iniciado una política de "tolerancia cero" contra las redes que comercializan niños.
El tráfico de personas es un grave problema en China, tanto por el secuestro de menores como el de mujeres jóvenes de regiones pobres del suroeste.
Las jóvenes son vendidas a solteros para contraer matrimonio y los niños, preferentemente varones, a parejas que no tienen hijos.
©EFE
Comentarios