Último adiós a Ana Grace Márquez, niña hispana que murió en Newtown

Univision.com | Dec 22, 2012 | 3:56 PM

SIGUIENTE:

Niña hispana asesinada en escuela Sandy Hook llegó a su última morada.

La despedida de las últimas víctimas

El duelo en Newtown apenas comienza para algunos, pues este sábado tuvieron lugar los últimos funerales de tres de las víctimas de Adam Lanza, un joven que entró a la escuela Sandy Hook y arrebató la vida a 20 niños y a seis adultos.
El sábado se agendaron los funerales de Josephine Gay, Ana Márquez-Greene y Emilie Parker, informó The Huffington Post.
Ana Márquez nunca caminó
Sobre Ana Grace Márquez-Greene, sus padres informaron que ella nunca caminó hacia ningún lugar, pues su manera de transportarse era bailando.
Una niña “realmente vivaz y cariñosa”, Ana nació en una familia de profundo amor a la música.
Ana era nieta de la hermana del alcalde de Maunabo, Jorge Márquez, quien confirmó a la web El Nuevo Día que la pequeña “apenas cumplía siete años”. La familia boricua de la pequeña mantuvo la esperanza de que la niña estuviera viva, pero cuando les informaron de la situación no ocultaron su dolor.
El funeral de Márquez-Greene, hija de un músico de jazz y que fue definida por un amigo de la familia, Noah Baerman, en declaraciones al West Hartford News como una niña "increíblemente cariñosa", se celebró en la Catedral de Bloomfield (Connecticut).
Por su parte, el de Gray, que había cumplido 7 años tres días antes del tiroteo, fue oficiado en la iglesia de Santa Rosa de Lima en Newtown y la niña será enterrada en los próximos días en un acto privado.
Mientras que la familia de Parker -"una de esas personas que puede iluminar una habitación", según dijo su padre días antes a los medios-, celebró el funeral en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en la localidad de Ogden, en el estado de Utah, desde donde se había trasladado la familia este año.
Durante la noche del viernes unas dos mil personas se concentraron en el campo de fútbol de Newtwon, según el USA Today, para celebrar una vigilia con velas en honor a los fallecidos, 20 alumnos y 6 docentes de la escuela, que fueron asesinados por Adam Lanza, de 20 años, quien también mató a su madre y se suicidó.
Se reabrió el debate
La matanza ha vuelto a reabrir el debate de las armas ante los incidentes periódicos de matanzas que registra el país.
El presidente de EEUU, Barack Obama, ha encargado al vicepresidente, Joseph Biden, un grupo de trabajo sobre las armas que deberá presentar en enero "propuestas concretas" para frenar la violencia generada por las armas.
La influyente Asociación Nacional del Rifle (NRA, por su sigla en inglés), que defiende la libertad de usar armas en EEUU, propuso el viernes el despliegue de agentes armados en escuelas para evitar nuevas masacres, lo que ha suscitado numerosas reacciones de protesta.
La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos ha abogado por regulaciones más estrictas de las armas de fuego y declararon su apoyo a medidas que controlen la venta y uso de armas de fuego, que restrinjan el acceso a las armas de tipo militar.
El año pasado, Estados Unidos registró unos 11 mil homicidios con armas de fuego y su tasa de homicidio con armas es 30 veces las de Francia o Australia, según la ONU.
La carta de Michelle Obama
Por otro lado, sobre el dolor que ha quedado en las familias, la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, escribió una carta en la que manifiesta su solidaridad a los afectados y que a continuación reproducimos, según lo hizo así mismo la web de El Mundo.
"Durante la última semana, nosotros como americanos hemos estado unidos en nuestra pena por ver cómo Newtown ha enterrado a tantos niños preciosos e inocentes, junto con los heroicos educadores que trabajaron cada día para alegrarles a cumplir sus sueños.
"Como madre de dos niñas, mi corazón sufre por ustedes y sus familias. Como a muchos americanos, me gustaría que hubiera algo -cualquier cosa- que pudiera decir o hacer para aliviar su angustia.
"Pero sé que no puedo ni empezar a imaginar lo profundo que es su dolor. Sé que para muchos de ustedes, la pena que están enfrentando ahora parece insoportable y que muchos se estarán preguntando: ¿Cómo puedo seguir adelante -como familia y como comunidad-?
"Pero también sé que hemos empezado a ver la respuesta a esa cuestión en los incontables actos de valor, amabilidad y amor que hemos visto tanto en Newtown como en toda América.
"Durante esta semana he sido inspirada por los héroes de Newtown: los primeros en responder, que arriesgaron sus vidas, los educadores cuya devoción a sus alumnos brilla en las horas más oscuras de nuestra nación, los niños que se consolaron unos a otros a pesar del miedo; las familias que se apoyaron unas a otras en la tristeza.
"Y estoy tan orgullosa del flujo de amor y apoyo que ha llegado de cada rincón del país; desde los más cercanos y las ciudades vecinas que se ofrecieron a ayudar en lo que pudieran, desde personas de Cleveland y Charlotte y Juneau y muchas otras comunidades que se han unido para honrar a Newtown con sus oraciones y sus recordatorios en las casas y en los edificios oficiales del Gobierno, donde estamos empezando a tener serias conversaciones sobre cómo podemos construir un mañana más seguro y pacífico para nuestros niños.
"Y quiero que sepan que esto es sólo el principio. Como ha dicho mi marido, en las próximas semanas usará todos los poderes de su oficina para implicar a los ciudadanos de todo el país a que propongan formas de prevenir tragedias como ésta. Y, por favor, sepan que cada minuto de cada día estamos pensando en ustedes y rezando por ustedes y los llevamos en nuestros corazones mientras inician el difícil proceso de seguir adelante.
"En los meses y años que vienen, la memoria de todos esos preciosos niños y los heroicos adultos será una bendición para sus familias, para sus comunidades, para nuestro país, al igual que Dios los bendice".

Dinero, juguetes y comida en Newtown en duelo

Peter Leone estaba ocupado haciendo emparedados de embutidos en su tienda de abarrotes en Newtown cuando recibió una llamada telefónica desde Alaska. Era una mujer que quería darle su número de tarjeta de crédito.
"Ella me dijo, 'voy a pagar los siguientes 500 dólares de comida que salgan por su puerta''', comentó Leone. "Aproximadamente media hora después habló un caballero, creo que de la costa oeste, e hizo lo mismo, pero por dos mil dólares".
Dinero, juguetes, comida y otros regalos han llovido desde varias partes del mundo en momentos en que Newtown llora la pérdida de 20 niños y seis empleadas de la escuela primaria Sandy Hook hace poco más de una semana.
El agresor de 20 años de edad, Adam Lanza, mató a su madre antes de atacar la escuela para luego suicidarse. La Policía no sabe qué fue lo que detonó la masacre.
El sábado, todos los niños del poblado fueron invitados a la Casa del Ayuntamiento en Newtown para escoger de entre miles de juguetes donados por individuos, organizaciones y jugueterías.
Los regalos fueron una forma con la que la gente fuera de Newtown enfrentó su propia congoja por el tiroteo.
"Es su forma de duelo", dijo Bobbi Veach, quien estaba recibiendo donaciones en la casa del ayuntamiento. "Ellos dicen, 'me siento tan mal, sólo quiero hacer algo para ayudar'. Es por eso que tratamos de acomodar a todos los que podamos", agregó.
El sótano del edificio parecía una tienda de juguetes, con un montón de pingüinos de peluche, muñecas Barbie, juegos de mesa, balones de fútbol y otros regalos. Todos los juguetes fueron inspeccionados y revisados por perros detectores de explosivos antes de ser clasificados y colocados sobre mesas. Los niños podían escoger lo que quisieran.
"Sin embargo, tampoco estamos pidiendo identificaciones antes de cruzar la puerta", dijo Tom Mahoney, administrador del edificio, quien está encargado de entregar los juguetes. "Si hay un niño de otro poblado que tiene necesidad de un juguete no lo vamos a rechazar", afirmó.
El fondo oficial para donaciones, United Way of Western Connecticut, dijo que el sábado tenía 2,6 millones de dólares. Otras personas enviaron sobres con efectivo en su interior para pagar el café en una tienda que vende de todo. También llegó un embarque de pastelillos desde una panadería gourmet de Beverly Hills, California.
El Servicio Postal reportó que se multiplicó por seis el correo enviado al poblado y que estableció una oficina única para su manejo. Los paquetes llegan decorados con arco iris y corazones dibujados por niños en edad escolar.
Algunas cartas llegan en paquetes de 26 sobres idénticos —uno por cada familia de los niños y maestras asesinados o simplemente a "El pueblo de Newtown". Una carta llegó de Georgia dirigida a "Las familias de seis mujeres asombrosas y 20 ángeles queridos". Muchos contienen cheques.
"Esta es simplemente una prueba del amor que existe en este país", dijo la administradora de correos Cathy Zieff.
©Univision.com
Commentarios