Caen 12 funcionarias chinas por malversar millones en tratamientos de belleza

EFE | Dec 20, 2012 | 1:43 AM

Presentaban facturas falsas

Un total de doce funcionarias chinas fueron detenidas por malversar millones de yuanes de fondos del estado en tratamientos de belleza y cosméticos, según informó la prensa local china.
Presentando falsas facturas, pedir o aceptar tarjetas para ir al sauna, salones de belleza, acceder a tratamientos de piel y cuerpo, entre otros, las funcionarias de entre 40 y 50 años estaban obsesionadas por "cuidar su belleza", por lo que algunas realizaron más de cien visitas a estos centros.
La investigación comenzó con el seguimiento a la ex líder de la Unión Laboral del Buró de Salud de Pekín, encargada de las finanzas y administración, Bai Hong.
Bai solía entregar facturas emitidas por cuatro compañías por gastos de reuniones, entrenamientos y suministros de oficina relacionadas a actividades de la unión, cuando en realidad eran gastos por servicios de belleza utilizados por ella.
Pedían tratamientos de belleza como regalo
Los procuradores encontraron que las cuatro compañías fueron fundadas por un Grupo de Administración de Clubes femeninos locales poseedor también de una cadena de espacios de belleza lujosos en el centro de Pekín que facilitaban las facturas falsas.
Bai fue sentenciada a quince años de cárcel en diciembre de 2011 por haber malversado 544 mil dólares entre julio de 2006 y marzo de 2011.
Otra acusada de corrupción, Yang Ping, ex jefa de un Departamento del Buró de Finanzas de Pekín, fue inculpada de pedir favores para que le "regalaran" tarjetas de tratamientos de belleza por valor de 89 mil 500 dólares entre 2004 y 2011.
Yang también entregó facturas por 27 mil 100 dólares al Buró y tomó el dinero reembolsado del estado.
Continúan los destapes de corrupción
Asimismo, se probó que un exsubdirector de un Grupo de Construcción fue acusado de malversar dinero del gobierno para pagar los tratamientos de belleza de su amante.
En el último mes el destape de casos de corrupción en China, que hasta la fecha ha implicado a más de una docena de funcionarios, forma parte de la entrada en el poder de la nueva cúpula china, liderada por Xi Jinping, que desde su llegada ha declarado que la lucha contra la corrupción será una de sus prioridades.
©EFE
Comentarios