Guerra entre cárteles de la droga provocó el abandono de un pueblo

Univision.com | Dec 17, 2012 | 4:59 AM

Sólo se respira muerte y miedo

La disputa que mantienen los grupos del crimen organizado por el control de la zona que limita los estados de de Zacatecas y Jalisco, ha derivado en la desolación de algunos municipios donde se respira la muerte y el miedo.
Tal es el caso de la cabecera municipal de Chimaltitán, ubicada en el norte de Jalisco, donde durante los últimos tres años la población disminuyó de mil habitantes a 600.
Luego de un recorrido realizado por reporteros del periódico mexicano El Universal, se pudo verificar que al ingreso de esta localidad, a poco menos de 200 kilómetros de Guadalajara, hay dos vigilantes del grupo del crimen organizado que controla la plaza -conocidos como halcones- que reciben a los extraños, a quienes fotografían y delatan mediante llamadas por teléfono celular.
Cabe señalar que dicha zona, considerada paso en el trasiego de mariguana hacia entidades del norte del país, es disputada por dos grupos criminales, Los Zetas y los que llaman Chapos o Chapitos, resultado de una alianza entre integrantes del cártel del Pacífico, dirigido por Joaquín "El Chapo" Guzmán y el cártel del Golfo.
En una plaza vacía localizada a unos 20 metros de la comandancia de policía, se ubica un puesto de discos apócrifos que distribuye únicamente los que produce el grupo criminal que controla la plaza.
No se aceptan forasteros
Entrevistada por el diario mexicano, una mujer de 60 años relató cómo el pueblo se fue muriendo de miedo. "Solo vea alrededor de la plaza y cuente los moños. Tengo mucho con un negocio aquí y no pago renta desde hace tres años. La dueña no quiere venir a cobrar, y no quiere que le deposite, porque dice que es peligroso y alguien podría darse cuenta. Tiene miedo, así es aquí. Los que se van no vuelven", sentenció.
A su vez, un hombre de 70 años advirtió un mal presagio para quienes no son de Chimaltitán y llegan a ser identificados por quienes conocen como los de la plaza. Al cabo de unos minutos el hombre calla, preocupado.
Cuando se retira, la mujer cuenta que al hijo de ese señor lo asesinaron hace meses. El homicida rentó por dos semanas una habitación a dos casas de distancia del domicilio de su víctima. El día del hecho el delincuente esperó a que el hombre estuviera solo en la finca para obligarlo a salir a la calle y matarlo.
Por su parte, las autoridades municipales y estatales indicaron que en la zona norte de Jalisco, limítrofe con Zacatecas, se registraron 30 asesinatos en hechos al parecer vinculados con la delincuencia organizada en 2012.
De esa cifra en Chimaltitán sucedieron 16 muertes, 13 casos en multihomicidios.
Quienes no pagan son asesinados
Entre los que conocen la política local, cuentan que Chimaltitán fue el único municipio de Jalisco que suspendió campañas antes de los tiempos marcados por el calendario electoral durante el pasado proceso, por el ataque a balazos contra un grupo de militantes que dejó dos muertos y dos heridos.
Mientras caminan por las calles solitarias, los pobladores relatan otras historias que motivaron a muchos a irse.
"Aquí cerca de la presidencia municipal, hace dos años, en 2010, Los Zetas trataron de extorsionar a un hombre. Él rentaba maquinaria. Se lo llevaron. Cobraron casi un millón de pesos y lo fueron a tirar embolsado al otro lado del puente", cuenta una mujer de 35 años. Ella asegura que otros que no quisieron pagar rescate se murieron. También hubo quienes luego de ser liberados, huyeron.
"La situación es difícil. Muchos jóvenes le entran a eso y se llevan a la familia entre las patas. Otros se van de aquí a la primera amenaza. Otros ni eso esperan para escapar del pueblo. Muchos que nos quedamos no tenemos nada que perder. Las amenazas no son para nosotros, sólo nos queda rezar para que no nos toque una bala perdida", concluyó la mujer.
©Univision.com
Commentarios