'Ellos eran nuestros hijos', dijo Obama en Newtown

Univision.com | Dec 15, 2012 | 9:51 PM

SIGUIENTE:

Noticiero Univision: Desde Newtown, Connecticut, el Presidente de los Estados Unidos habló a la nación ‘nuestro trabajo es mantener seguros a nuestros hijos y hacer el bien…estas tragedias no las podemos tolerar más.’

'Ellos eran nuestros hijos'

El presidente estadounidense, Barack Obama, afirmó el domingo que EEUU debe cambiar "para evitar nuevas tragedias" como la matanza escolar del pasado viernes en esta ciudad.
"Ya no podemos tolerar esto. Estas tragedias deben terminar y, para terminarlas, debemos cambiar", urgió Obama en una vigilia interconfesional en recuerdo de los 26 muertos en una escuela de Newtown.
"Yo vengo a ofrecer el amor y las oraciones de una nación", dijo Obama.
"Ustedes no están solos en su dolor. Todos a través de esta tierra nuestra que hemos llorado con ustedes."
Obama llamó a "hacer que nuestro país sea digno" de su memoria, tras haber comunicado a los familiares y allegados de las víctimas "el amor y las plegarias" de Estados Unidos.
¿'El precio de la libertad'?
En su discurso ante las víctimas, el mandatario lamentó la muerte de las víctimas, en especial de los menores, y admitió que no se está haciendo lo suficiente para evitar este tipo de tragedias.
"No hay excusa para no analizar medidas que garanticen seguridad de las escuelas y de niños como los masacrados".
Obama dijo que Estados Unidos tiene la obligación de cuidar de sus niños, y "si no podemos hacerlo bien, no podemos hacer nada bien", ¿cómo podemos decir, como país, que estamos cumpliendo nuestras obligaciones?".
Por ello, consideró -en el acto celebrado en el instituto de enseñanza media de Newtown- que "no estamos haciendo bastante".
Recordó que, desde que ocupa el cargo, se trata de la cuarta vez que acude a una comunidad víctima de tiroteos masivos, y que entre cada uno de ellos se ha producido "una serie sin final" de muertes por armas de fuego en todo el país, muchos de ellos afectando a niños.
Obama admitió que hay "causas complejas" a la violencia en Estados Unidos, pero insistió en que "no podemos aceptar como rutinarios los acontecimientos como este".
También se preguntó si "la violencia que afecta a nuestros niños año tras año es el precio de la libertad". 
Ante las críticas y la polémica reabierta sobre la posesión de armas en el país, Obama anunció que usará su poder como mandatario de Estados Unidos para hacer que cambie la situación, pues es la cuarta masacre en su mandato. Sin embargo, no anunció qué tipo de medidas se tomarán.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegó la tarde del domingo a Newtown (Connecticut) para acompañar a las familias de las víctimas del tiroteo del pasado viernes en la escuela primaria Sandy Hook, que dejó 27 muertos, incluidos 20 niños y el autor del ataque.
El Air Force One aterrizó en el Aeropuerto Internacional Bradley, en Hartford, la capital estatal, desde donde Obama, vestido con un traje oscuro, se dirigió después por tierra hacia la localidad de Newtown, informaron los periodistas que le acompañan en el viaje.
El mandatario estadounidense dio unas palabras en una vigilia que se celebró por las víctimas de la masacre a las 19.00 hora local (00.00 GMT) y alentó a las familias tanto de los fallecidos como del resto de alumnos y profesores del centro educativo.
En Newtown, en Conneticut, el viernes tuvo lugar la masacre en una escuela elemental que acabó con la vida de 27 personas, 20 de ellas niños.
Obama acude a la ciudad para "acompañar a las familias de aquellos que han perdido la vida y agradecer a los primeros en responder" ante la tragedia, según informó en un comunicado el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, informó la agencia Efe.
La gran mayoría de los niños víctimas de la matanza de la escuela Sandy Hook tenía seis años (16 de un total de veinte), según la lista de víctimas del tiroteo divulgada por las autoridades.
El autor de los hechos, Adam Lanza, de 20 años, usó un rifle semiautomático Bushmaster 223 y dos pistolas semiautomáticas, una Glock y una Sig Sauer, para cometer la matanza.
Las tres armas estaban registradas a nombre de su madre, Nancy, que fue asesinada por su hijo en su propia casa antes de dirigirse a la escuela para perpetrar la masacre.
La conmoción de Peter Lanza
En otro parte informativo, Efe destaca que, Peter Lanza, el padre del asesino de la escuela de Connecticut, aseguró el sábado que "no hay palabras para expresar lo rotos que estamos" tras saber que su hijo es responsable de la muerte de 27 personas, incluyendo su propia madre.
En una declaración difundida a la prensa, Peter Lanza aseguró que su familia está "afligida junto con todos los afectados por esta enorme tragedia".
"Estamos en un estado de incredulidad", añadió Lanza, cuyo hijo pequeño Adam, de veinte años, mató a su madre con una de las seis armas que ella poseía y a continuación se dirigió a la escuela, donde mató a veinte niños y seis adultos antes de quitarse la vida.
Lanza dijo que ha cooperado "plenamente" con los investigadores y que seguirá haciéndolo en el futuro.
"Estamos apenados y tratando de encontrar sentido a lo que ha ocurrido", concluyó.
Según han informado los medios locales, Peter y Nancy Lanza se divorciaron hace unos diez años (un evento que algunos vecinos dicen que afectó a los dos hijos de la pareja) y posteriormente él se casó en segundas nupcias hace tres años.
Lanza trabaja en el departamento de administración de una gran empresa y su hijo mayor, Ryan, de 24 años, trabaja en Hoboken (Nueva Jersey).
El hermano de Nancy Lanza, James Champion, que es un agente de la policía estatal de Connecticut, dijo a través de un comunicado que "toda la familia está traumatizada".
Más sobre las víctimas
El presidente estadounidense, Barack Obama, tiene previsto visitar Newtown este domingo, donde la Policía de Connecticut continúa su investigación para intentar comprender cómo y por qué un joven de 20 años mató fríamente a niños de 6 y 7 años en la escuela de Sandy Hook, un hecho que traumatizó al país.
Dos días después de la masacre, Barack Obama "se reunirá con las familias de los desaparecidos y agradecerá a los servicios de emergencia". Hablará durante una ceremonia religiosa a las 19:00 locales (12:00 GMT), informó la Casa Blanca, según publica la Agencia France Press.
La Policía reveló el sábado la identidad de las 26 víctimas de esta escuela de Newtown, al norte de Nueva York.
Entre las víctimas hay doce niñas y ocho niños. Dieciséis de los 20 niños tenían 6 años y 4 ya habían cumplido los 7. El más joven, Noah Pozner, cumplió seis años el 20 de noviembre. El mayor, Daniel Barden, había cumplido 7 años el 25 de setiembre. La mayoría de los niños estaban en primer año, según las autoridades.
Seis mujeres adultas, integrantes del cuerpo de funcionarios de la escuela, figuran también en la lista de víctimas. Entre ellas la directora, dos maestras y la psicóloga de la escuela.
El médico forense Wayne Carver precisó que los niños y las mujeres asesinadas por Adam Lanza, 20 años, quien luego se suicidó, recibieron varios disparos. "Entre tres y once en los siete (cuerpos) que examiné personalmente", dijo durante una conferencia de prensa. Agregó que fue "probablemente la peor escena criminal" que presenció en 30 años de carrera.
Adam Lanza entró a la fuerza en la escuela luego de que la directora cerrara la puerta tras la entrada de todos los alumnos. Tenía tres armas que pertenecían a su madre, dos pistolas automáticas y un fusil de asalto.
La investigación que se lleva a cabo tanto en la escuela como en la casa del asesino, que vivía con su madre -ultimada allí antes de la masacre- permitió encontrar "muy buenos elementos" que "esperamos permitan hacernos una idea completa de cómo y, sobre todo, por qué se produjo todo esto", dijo el portavoz de la Policía de Connecticut, Paul Vance.
El sábado se realizaron varias ceremonias fúnebres en la pequeña ciudad de 27.000 habitantes. Un memorial improvisado en la escuela recibió globos blancos, cartas, peluches y flores.
Una personalidad enigmática
Victoria Soto, de 27 años, habría sido asesinada tras haber escondido a sus alumnos en un armario. La directora, Dawn Hochsprung, de 47 años, y la psicóloga, Mary Sherlach, 56 años, fueron alcanzadas por los disparos mientras corrían para proteger a los niños tras haber escuchado las detonaciones, explicó una responsable de la escuela, Janet Robinson.
Mary Ann Jacob, empleada de la biblioteca, contó que se encerró con tres adultos y 18 niños en una sala de ordenadores, con objetos para dibujar. Le dijo a los niños que se trataba de un ejercicio.
Una alumna, Lenie Urbina, 9 años, contó a sus padres que había escuchado a alguien decir "Las manos en alto, y luego bang, bang, bang".
La personalidad de Adam Lanza sigue siendo un enigma. Ex compañeros de clase lo describen como alguien tímido, solitario y muy inteligente.
El asesino no dio señales de estar preparando una masacre. Algunos evocaron el síndrome de Asperger, un trastorno de carácter autista, caracterizado por las dificultades para las relaciones sociales. Pero esto no fue confirmado.
De todas las masacres en campus universitarios y escuelas de Estados Unidos, el saldo en número de víctimas de este episodio sólo fue superado por la de la Universidad Técnica de Virginia en 2007, en la que fueron asesinadas 32 personas
Barack Obama llamó el sábado a sus compatriotas a solidarizarse con los familiares de las víctimas de la matanza y pidió "medidas decisivas" para evitar estas "tragedias".
El drama disparó un diluvio de llamados para que Obama aborde el control de armas, un tema sensible que evitó durante su primer mandato.
El uso de armas de fuego causan la muerte de 31.000 personas en Estados Unidos cada año, entre las cuales 18.000 son suicidios. Más de 300 millones de armas de fuego están en circulación.
En Estados Unidos, la Federación de Fútbol estadounidense (NFL) anunció que se realizará un minuto de silencio en los partidos del domingo.
©Univision.com
Comentarios