EEUU: 'Una nación aturdida' tras matanza en Connecticut

Univision.com | Dec 15, 2012 | 10:57 AM

Presidente Obama dirigió mensaje a la nación

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se dirigió el sábado a una nación aturdida tras la masacre del viernes en Newtown, Connecticut, declarando que “todos los padres en EEUU tienen un gran peso de dolor en el corazón”.
De acuerdo a lo que informa The Associated Press, Barack Obama se dirigió a la tragedia por segunda vez, tras los hechos del viernes. Dijo que compartía el dolor de las familias de las víctimas, a la vez que afirmó que él y su esposa Michelle “están haciendo lo que saben que todos los padres están haciendo: estar lo más cerca de sus hijos como nos es posible y recordándoles cuánto les amamos”.
"Hay familias en Connecticut que no pueden hacer eso hoy. Y nos necesitan ahora", agregó Obama en su discurso semanal.
Veinte niños, seis adultos y el tirador murieron el viernes en una escuela de Newtown, una pequeña localidad de Connecticut (noreste), en una de las peores masacres jamás cometidas en un establecimiento escolar en Estados Unidos.
"Nada puede reemplazar a un hijo o un pariente desaparecido, pero podemos tenderle la mano a quienes lo precisan, para recordarles que estamos aquí para ellos, que rezamos por ellos y para que el amor que sentían por sus desaparecidos no permanezca únicamente en sus memorias, sino también (...) en la de sus países", citó en tanto la Agencia France Press.
En el discurso semanal por internet del mandatario, los republicanos cedieron su tiempo para que el mandatario pudiera hablar a la nación.
“Nuestros corazones hoy están rotos (…) Lloramos por las familias de aquellos que hemos perdido, y seguimos en nuestros corazones a los padres de quienes sobrevivieron”.
"La mayoría de los que murieron eran apenas unos niños con toda su vida por delante. Y cada padre en Estados Unidos tiene el corazón dolorido. Entre los caídos también hubo maestros, hombres y mujeres que dedicaron sus vidas a ayudar a nuestros niños a realizar sus sueños", señaló el mandatario, citó en tanto Efe.
Tiroteos frecuentes
Al igual que el viernes, Obama lamentó que el país ha atravesado "demasiadas de estas tragedias en los últimos años", y enumeró los tiroteos en la escuela de Newton, un centro comercial en Oregon el martes pasado, un templo en Wisconsin, una sala de cine en Colorado, y "un sinnúmero" de calles en ciudades como Chicago (Illinois) y Filadelfia (Pensilvania).
"Cualquiera de esos vecindarios podría ser el nuestro. Así es que necesitamos unirnos y tomar acción significativa para prevenir más tragedias como esta. Sin importar (las divisiones) políticas", manifestó.
Obama dijo que junto a su esposa Michelle, hará lo que todo padre ante semejante tragedia: abrazar más fuerte a los hijos "y recordarles cuánto los amamos".
Las familias que perdieron a sus hijos en Connecticut no podrán hacerlo y "nos necesitan porque, aunque nada puede ocupar el espacio de un hijo o ser querido muerto, todos podemos tender una mano a quienes la necesitan, para recordarles que estamos con ellos, que oramos por ellos y que el amor que sintieron por aquellos que perdieron perdura no solo en sus memorias sino en su comunidad y su país", puntualizó.
Sobre el control de la venta de armas, silencio
El mandatario no hizo mención alguna, ni en el discurso del viernes ni en el del sábado, sobre esfuerzos para que el Congreso apruebe leyes para controlar más la venta y el acceso a las armas de fuego, como reclaman muchos grupos progresistas.
Los activistas a favor del control de armas recuerdan que Obama habló de la necesidad de una "conversación nacional" sobre las armas de fuego, tras el tiroteo en Tucson (Arizona) en enero de 2011, que dejó seis muertos y varios heridos, entre ellos la entonces congresista demócrata Gabrielle Giffords.
Mientras, las autoridades de Newtown han convocado una rueda de prensa a las 13.00 GMT para identificar de manera oficial al autor del tiroteo, identificado por los medios nacionales como Adam Lanza, de 20 años, y que se suicidó tras abrir fuego contra niños y maestros.
El tiroteo, ocurrido en un pequeño y tranquilo poblado de 27 mil personas, a 96 kilómetros al noreste de la ciudad de Nueva York, es la tragedia más grande en un recinto educativo en EEUU desde la masacre de Virginia Tech en 2007, donde murieron 33 personas, incluyendo el autor del tiroteo.
La masacre en la secundaria de Columbia (Colorado), en 1999, dejó 13 muertos.
La Casa Blanca ha dicho que, a raíz de la tragedia, Obama ha cancelado un viaje a Portland (Maine) el próximo martes, pero no ha precisado cuándo tiene previsto viajar a Newtown.
Newtonwn, del idilio a la pesadilla
En tanto, los residentes de un idílico pueblo del estado de Connecticut se encontraban el sábado sumidos en el horror a raíz de una de las peores matanzas en centros educativos de la historia de Estados Unidos, informa la Agencia France Press.
Las autoridades dieron pocas pistas acerca de los motivos que pudo tener el autor de la matanza en Newtown, un boscoso y pintoresco pueblito al noreste de la ciudad de Nueva York.
Fundada en 1705, Newtown tiene una poblacion de 27 mil habitantes y en la última década sólo se había registrado un homicidio, destaca por su parte la agencia Efe.
Todas las víctimas fueron identificadas, informó Paul Vance, sigue AFP. "La investigación se realizó durante toda la noche. Nuestro objetivo era identificar a todas las víctimas para aliviar a las familias. Nuestros policías trabajaron toda la noche y pudieron identificar a todas las víctimas", dijo a la cadena CBS.
Luego, los cuerpos fueron retirados de la escuela, agregó, y precisó que los investigadores trabajaron junto al médico forense.
Horas después de la matanza, centenares de personas se reunieron para una vigilia en la iglesia de Newtown, cuya capacidad se vio totalmente colmada, y muchos debieron quedar fuera.
Mensaje de Benedicto XVI
"Es una comunidad que realmente se une cuando suceden cosas como ésta", dijo el párroco Robert Weiss durante la misa. Durante el oficio religioso también se leyó una carta del papa Benedicto XVI.
El mensaje papal fue enviado al administrador diocesano de Bridgeport (EEUU) Jerald A. Doyle, a través del Secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, según una nota de la oficina de prensa de la Santa Sede, detalla la agencia Efe.
El papa -señala el comunicado- fue inmediatamente informado del tiroteo perpetrado en la escuela elemental Sandy Hook, en la localidad de Newton (Connecticut), donde murieron 27 personas, 20 de ellas niños.
Benedicto XVI quiso transmitir su más sincero dolor y asegurar su cercanía y sus oraciones por las víctimas, sus familias y por todos los que están afectados por estos acontecimientos tan impactantes.
"Como consecuencia de esta tragedia sinsentido, el papa pidió a Dios nuestro Padre que consuele a todos los que lloran y le rogó también que apoye a toda la comunidad con la fuerza espiritual que triunfa sobre la violencia a través del poder del perdón, la esperanza y la reconciliación del amor", concluye la nota.
El dolor de los habitantes
David Connors, cuyos trillizos estaban en la escuela durante el tiroteo, pero que resultaron ilesos, dijo que aún estaba horrorizado. "Es duro. Nunca me imaginé que algo así podía ocurrir aquí", aseguró.
"Nuestra fe ha sido puesta a prueba", dijo por su parte el gobernador del estado, Dan Malloy, a la muchedumbre congregada. "No necesariamente nuestra fe en Dios, sino nuestra fe en la comunidad y en quiénes somos, en lo que representamos colectivamente".
El gobernador había dicho unas horas antes que "el mal ha visitado hoy a esta comunidad".
El presidente Barack Obama dijo mientras se secaba las lágrimas y luchaba por mantener la compostura, que estaba aterrado por la tragedia.
El portavoz policial Vance dijo que sólo uno de los heridos había sobrevivido e indicó que el autor de los disparos había estado inusualmente preciso y metódico a la hora de abrir fuego.
La mayor parte de los asesinatos, que se iniciaron a las 09:30 locales, "se produjeron en una de las alas de la escuela, en dos habitaciones", agregó Vance.
Medios estadounidenses dijeron que el asesino era Adam Lanza, de 20 años, a quien la Policía confundió antes con su hermano Ryan Lanza, de 24 años, porque llevaba su documento de identidad en el momento de la matanza.
Algunos medios dijeron asimismo que en una vivienda de Newtown se halló muerta a la madre de Lanza --se trataría de la vigésimoctava víctima si se cuentan las 26 de la escuela y al propio tirador-- que era maestra en Sandy Hook y que Adam habría ultimado antes de dirigirse al centro escolar.
Testigos describieron un intenso tiroteo en la escuela primaria, posiblemente con unos 100 disparos, y que vieron un corredor salpicado de sangre.
"Pensé que todos íbamos a morir", declaró una maestra a la cadena ABC, a la que narró que se mantuvo escondida con sus estudiantes.
Un joven estudiante dijo a la cadena de televisión WCBS que pudo escuchar los disparos, pero que no sabía de dónde venían. "Estaba en el gimnasio en ese momento... escuchamos varios 'bangs' y pensamos que era el guadia tirando cosas. Escuchamos gritos", dijo.
"Entonces entró la Policía. '¿Está aquí?' Y él salió corriendo. Entonces alguien gritó '¡vayan a un lugar seguro!' y nos metimos en un armario del gimnasio y nos quedamos allí por un rato", dijo mientras llegaban sus estupefactos padres. "Entonces la policía golpeó la puerta", 'estamos evacuando a la gente'. Salimos corriendo", agregó.
Obama concurrió a la televisión pública para expresar su "inconsolable pena". Ordenó que las banderas nacionales flamearan a media asta.
Dolor en todo el mundo
El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, transmitió su "profunda impresión y horror". La reina Isabel II envió un mensaje a Obama, en el que asegura que está "profundamente consternada y triste" y el presidente francés, Francois Hollande, transmitió sus condolencias a Obama, asegurando que la noticia lo "horrorizó".
El presidente ruso, Vladimir Putin, envió un telegrama a su homólogo estadounidense pidiéndole que "transmita sus palabras de apoyo y simpatía a los seres queridos de las víctimas y su compasión a todos los estadounidenses".
De todas las masacres en campus universitarios y escuelas de Estados Unidos, el saldo en número de víctimas de este episodio sólo fue superado por la de la Universidad Técnica de Virginia en 2007, en la que fueron asesinadas 32 personas.
Los últimos datos exceden largamente los de la masacre de 1999 en la escuela secundaria de Columbine (15), que desencadenó un feroz pero inconcluso debate sobre las flexibles leyes sobre posesión de armas en Estados Unidos.
Sin embargo, la Casa Blanca echó el viernes por tierra cualquier sugerencia de que el controvertido tema fuera a ponerse nueva y rápidamente sobre el tapete.
©Univision.com
Commentarios