Juran nuevos magistrados sustitutos en Parlamento hondureño

EFE | Dec 12, 2012 | 2:12 PM

Noticia generó caos

El presidente del Parlamento de Honduras, Juan Orlando Hernández, juramentó a los cuatro magistrados del poder judicial que sustituirán a los destituidos por 97 de los 128 diputados que integran el Poder Legislativo.
Los cuatro magistrados juramentados son Silvia Trinidad Santos, Germán Vicente García, José Elmer Lizardo y Víctor Manuel Lozano, quienes sustituirán a Rosalinda Cruz, José Francisco Ruiz, José Antonio Navas y Gustavo Enrique Bustillo, quienes eran miembros de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.
El Parlamento resolvió destituir a Santos, García, Lizardo y Lozano por haber declarado inconstitucionales unas pruebas de confianza que por disposición del Poder Ejecutivo se estaban aplicando en la Policía Nacional, como parte de un proceso de depuración de esa institución, que está infiltrada por el crimen.
Los nuevos magistrados de la Sala de lo Constitucional fueron escogidos hoy mismo de una lista de 45 nominados en 2009 para integrar la Corte Suprema de Justicia de Honduras.
De los cinco miembros que hasta el martes integraban la Sala de lo Constitucional, solamente Óscar Chinchilla, quien votó a favor de las pruebas de confianza que se han venido practicando en la Policía Nacional, se mantiene en el cargo.
En la exposición de motivos para aprobar la destitución de los cuatro magistrados también se señaló que declararon inconstitucionales las pruebas de confianza el 27 de noviembre pasado, dos días después de que el decreto de la iniciativa había expirado tras estar vigente desde mayo pasado.
En medios locales de prensa ha trascendido extraoficialmente hoy que el pleno de la Corte Suprema de Justicia, integrado por 15 magistrados, ha pospuesto para otra fecha la sesión que tenía prevista para hoy para ratificar o rechazar el fallo de la Sala Constitucional sobre las pruebas de confianza en la Policía.
La destitución de los cuatro magistrados ha recordado en Honduras la expulsión del poder y del país, el 28 de junio de 2009, del entonces presidente, Manuel Zelaya, cuando promovía una consulta popular para reformar la Constitución, desoyendo impedimentos legales.
Varios magistrados que votaron en contra de la destitución de los cuatro magistrados coincidieron en señalar que el Legislativo no tiene facultades para una decisión de tal naturaleza y que de nuevo se ha sentado un "mal precedente" sobre la injerencia de un poder sobre otro en Honduras.
©EFE
Commentarios