Bromistas de radio harán donativo a familia de enfermera

EFE | Dec 11, 2012 | 2:48 PM

SIGUIENTE:

La emisora lamentó lo sucedido, pero afirma que no cometió ninguna ilegalidad.

Conmoción por lo ocurrido

SÍDNEY, Australia - La radio australiana 2Day FM anunció que donará los ingresos publicitarios que consiga hasta final de año a un fondo para la familia de Jacintha Saldanha, la enfermera que fue hallada muerta tras la broma sobre la duquesa Catalina que le hicieron los locutores de la emisora.
Southern Cross Austereo, la sociedad propietaria de 2Day FM, dijo que retomará la emisión de publicidad el próximo jueves, suspendida desde el pasado sábado después de que se conociera la muerte de la mujer y de que varias empresas retiraran sus anuncios.
La compañía dijo en un comunicado que hará un donativo de al menos unos 500.000 dólares australianos ($524 mil o 404 mil euros) que se destinarán a "un fondo que beneficie directamente a la familia de Saldanha".
"Sentimos mucho lo ocurrido. Es una tragedia terrible y nuestros pensamientos continúan estando con la familia. Esperamos que contribuyendo a un fondo conmemorativo podamos dar a la familia de Saldanha el apoyo que necesitan en estos momentos tan difíciles", dijo el director ejecutivo de Austereo, Rhys Holleran.
"La empresa reitera que se siente profundamente entristecida por este trágico e inesperado suceso y ofrece sus condolencias a la familia de Jacintha Saldanha", añadió Holleran.
Consecuencia catastrófica
Empresas como Coles o Telstra fueron algunas de las que retiraron su publicidad de la radio, que canceló el programa donde se emitió la llamada-broma, y a la que la suspensión de la emisión de anuncios le ha supuesto pérdidas diarias de $150 mil, según la televisión ABC.
Los autores de la broma telefónica, Mel Greig y Michael Christian, se declararon ayer "abatidos" y "desconsolados" por la muerte de la enfermera y pidieron disculpas a su familia, en entrevistas a televisiones australianas.
Greig y Christian se hicieron pasar por la Reina Isabel II y por el Príncipe Carlos en una llamada telefónica el pasado martes al hospital King Edward VII para conseguir datos del embarazo de la duquesa de Cambridge.
Saldanha, de 46 años y madre de dos hijos, fue quien descolgó el teléfono y pasó la llamada a un compañero del hospital que contó detalles sobre el estado de Catalina, ingresada en el centro por fuertes molestias derivadas de su embarazo.
La enfermera fue encontrada muerta en un domicilio en el centro de Londres, cercano al centro médico, aparentemente por suicidio. 
©EFE
Comentarios