Carolina del Norte suaviza tono migratorio

Univision.com* | Dec 07, 2012 | 12:27 PM

Legisladores recomiendan que sea el gobierno federal quien arregle el problema de los indocumentados

RALEIGH – Un comité legislativo en Carolina del Norte tomó la decisión de recomendar que no se adopten medidas para combatir la inmigración indocumentada, paso que lo distanciaría de la lista de estados antiinmigrantes que integró junto con Arizona, Alabama, Georgia, Indiana, Texas y su vecino Carolina del Sur.
El denominado Comité Selecto de la Cámara de Representantes para el Papel del Estado en la Política Migratoria, controlado por republicanos, concluyó un año de reuniones recomendando que no se adopten acciones legislativas, y pidió al gobierno federal que tome medidas para atender el problema, reportó The Associated Press.
La conclusión se conoce un mes después de los comicios presidenciales ganados por el presidente Barack Obama (demócrata), quien gobernará un segundo mandato a partir del 20 de enero y donde el tema de la reforma migratoria fue clave para conseguir la mayoría del voto latino e inclinar la balanza a su favor.
Activistas por los derechos de los inmigrantes temían que al término de su trabajo, el comité respaldara un endurecimiento de la postura migratoria y allanara el camino para que la Asamblea aprobara medidas similares a la SB1070 de Arizona, que criminalizó la estadía indocumentada y generó un efecto dominó.
El legislador Frank Iler (republicano), dijo que el comité no estaba recomendando “una iniciativa en específica", mientras que Thom Tillis, líder de la Cámara de Representantes, dijo al diario StarNews que los congresistas de Carolina del Norte no están obligados seguir a otros estados en el tema migratorio.
¿Se revertirá la ola antiinmigrante generada en 2010? Participe en el Foro de Inmigración.
La creación del Comité
En marzo del año pasado la Asamblea de Carolina del Norte suspendió temporalmente el debate de una iniciativa de ley antiinmigrante inspirada en medidas similares promulgadas, entre otros estados, por Arizona, Alabama y Georgia, y anunció la creación del Comité.
Para esa fecha había una fuerte presión para que la mayoría republicana en Carolina del Norte, que tomó el control de la legislatura estatal en 2010, siguiera el ejemplo de sus homólogos de Arizona, Alabama, Georgia, Carolina del Sur y otros estados que han promulgado leyes estrictas que impiden a los inmigrantes sin papeles obtener servicios públicos si no demuestran que viven de manera legal en Estados Unidos.
Las legislaciones en estos estados, entre otras medidas, otorgan poderes extraordinarios a las policías locales para detener individuos si tienen duda razonable que se trata de indocumentados.
Según la ley vigente de Carolina del Norte, los indocumentados no pueden obtener licencias para conducir y podrían no ser elegibles para programas universitarios.
Estados antiinmigrantes
Entre febrero y junio de 2010 seis estados (Alabama, Georgia, Indiana, Carolina del Sur, Texas y Utah) aprobaron leyes migratorias inspiradas en la polémica SB1070 de Arizona.
Entre otras medidas, las legislaciones incluyeron la criminalización de la estadía indocumentada –que en el resto de estados sigue siendo una falta de carácter civil no criminal-, otorgaron poderes extraordinarios a las policías (estatal y municipal) para que sus agentes detengan a individuos si tienen duda razonable que se trata de indocumentados y obliga a los empleadores a inscribirse en el programa federal E-Verify, para verificar el estado migratorio de los trabajadores.
Otras medidas castigan severamente el uso de documentos de identidad adquiridos de forma fraudulenta, prohíben las denominadas “Ciudades Santuarios” y rechazan la aceptación de las matriculas consulares como forma válida de identificación.
Luego de conocerse los resultados de la elección del 6 de noviembre, tanto demócratas como republicanos han declarado estar dispuestos a debatir una reforma migratoria en el curso de 2013.
Por ahora los demócratas, incluyendo a la Casa Blanca, promueven que el debate se centre en un plan que, además de un fuerte componente de seguridad nacional, incluya una vía de legalización para indocumentados que, entre otros requisitos, carezcan de antecedentes criminales, hablen inglés u paguen una multa.
El ala ultra conservadora del Partido Republicano insiste en aprobar una reforma migratoria que sólo incluya beneficios para la inmigración legal.
©Univision.com*
Comentarios