La importancia de las materias STEM en la escuela

GreatSchools | Dec 03, 2012 | 1:35 PM

SIGUIENTE:

Las carreras en ciencias, matemáticas, tecnología e ingeniería seguirán creciendo a pesar de la crisis económica, y pagan mejor que todas las demás.

Por Carol Lloyd
Ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. El pegajoso acrónimo utilizado para estos cuatro campos académicos ha estado en el pulso de la conciencia colectiva durante años.
Pero 2011 fue un año extraordinario para los STEM.
Las conferencias de STEM abundaron (para todos, desde personal militar a mujeres afroamericanas); principales escolares declararon 2011 el "año de STEM", e innumerables artículos de periódicos reportaron diligentemente sobre varias iniciativas estatales y federales sobre STEM, y sobre escuelas y clases concentradas en STEM.
Todo este alboroto por los STEM tiene su raíz en una realidad educativa desalentadora.
En los más recientes exámenes PISA (evaluaciones a estudiantes de 15 años en todo el mundo) los niños estadounidenses quedaron en el puesto 31 en matemáticas y en el 23 en ciencias, muy por detrás de los estudiantes en otras naciones industrializadas.
La falta de maestros calificados de ciencias y matemáticas en nuestras escuelas públicas significa que muchos estudiantes terminan aprendiendo matemáticas con maestros o maestras con más experiencia en historia de Estados Unidos o en arte.
¿Sorprende entonces que, con estos problemas, las compañías de tecnología no encuentren suficientes estadounidenses para llenar sus puestos de trabajo, y tengan que reclutar en otros países?
De profesionales a padres
Los STEM siempre han estado en el ámbito de los expertos.
El término surgió hace 120 años en el Comité de los Diez en Harvard, integrado por educadores que querían modernizar un sistema escolar basado en valores agrarios y preparar a los estudiantes para una sociedad industrializada cada vez más tecnológica (¡Hola electricidad!).
Desde entonces, cada vez que los políticos, los expertos en política pública y los educadores se dan cuenta de que Estados Unidos está quedándose atrás en ciencias y matemáticas, comienzan a producir iniciativas de STEM, escuelas de STEM y currículos de STEM.
Como influencia primaria en la educación de sus hijos e hijas, cabe preguntarse cómo los padres y madres encajan en la ecuación STEM.
La contestación (como todo lo que tiene que ver con ser padre o madre) es a la vez simple y compleja. Si la escuela de tu hijo no tiene programas de ciencia y matemáticas excelentes, no va a ser fácil reemplazar esa educación.
Sin embargo, los padres y madres pueden introducir el aprendizaje de las STEM en las vidas de sus hijos de numerosas maneras:
1) No asumas que la escuela de tu hijo o hija ha cubierto el tema. Si crees que la escuela no le está dando educación adecuada en STEM, piensa en actividades que tengan que ver con las materias para después de la escuela o los fines de semana. Busca campamentos o programas que le enseñen a tu hijo o hija algo nuevo -como robótica, olimpiadas de matemáticas- que no aprenderá en la escuela.
2) Explora qué es lo que les gusta a tus hijos y cómo introducir los STEM en sus actividades favoritas. Cosas tan sencillas como hacer un terrario para cultivar frijoles pueden hacer una gran diferencia. ¿A tu hijo le gusta construir cosas? Adelante. Los juegos con bloquecitos de construcción están asociados a destrezas matemáticas. ¿Le gusta la naturaleza? Salgan. Muchos científicos citan su exposición temprana a la naturaleza como la razón por la cual buscaron carreras en las ciencias.
3) Finalmente, mantén los STEM en mente cuando pases tiempo con tu hijo o hija. Selecciona películas con temas científicos (documentales de ciencia como Winged Migration, LIFE o Walking with Cavemen pueden proveer una oportunidad excepcional para aprender dentro del marco de la diversión familiar). Selecciona juegos de mesa que desarrollen las células cerebrales que procesan los conocimientos de los STEM. ¿Sabías que el ajedrez está vinculado al talento matemático? Cuando compres, busca juguetes STEM.
Hagas lo que hagas, asegúrate de que aprender de STEM sea una experiencia divertida. Por que no importa cuán complicado (o burocrático) parezca, los STEM significan expandir la mente de tu niño o niña. Y si ese no es el trabajo del padre o madre, entonces ¿cuál es?
©GreatSchools
Commentarios

Presentado por

Encuéntranos en