Detenidos van a la cárcel tras violentas protestas en México

Univision.com | Dec 03, 2012 | 7:49 PM

Hasta 30 años de prisión

La Fiscalía de Ciudad de México informó hoy que 58 hombres y 11 mujeres fueron recluidos en una cárcel acusados de "ataques a la paz pública en pandilla", entre otros delitos, por su supuesta participación en los disturbios del sábado pasado durante la investidura del presidente Enrique Peña Nieto.
La noche del sábado, alrededor de 100 personas habían sido detenidas y una cifra similar había resultado herida, producto de los enfrentamientos entre policías y manifestantes, según informaron fuentes oficiales.
En declaraciones a una radioemisora local, el procurador de la capital, Jesús Rodrígues, afirmó que los detenidos se exponen a condenas que van de los 5 a los 30 años de prisión.
"La conducta que realizaron estas personas, con todos los instrumentos para actuar con violencia contra personas y cosas, se ajusta perfectamente a lo que dice el código penal", dijo.
El alcalde de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard, reveló en conferencia de prensa que 92 personas, incluyendo 11 menors, habían sido presentadas ante la fiscalía capitalina el sábado por la noche.
Ebrard atribuyó la violencia a grupos que planearon sus acciones con antelación con el objetivo de destruir y sembrar la inestabilidad en la ciudad.
'No va a quedar impune'
"Si alguien está indignado es la Ciudad de México frente a esta agresión, y no va a quedar impune", declaró el alcalde, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD).
A su vez, el fiscal capitalino Jesús Rodríguez vinculó la violencia a tres grupos anarquistas y dijo que se investigará si otras agrupaciones están involucradas.
En una rueda de prensa anterior, Ebrard había desvinculado estos actos de las manifestaciones pacíficas que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y el PRD llevaron a cabo en protesta contra la investidura de Peña.
Señaló que los detenidos destruyeron propiedad privada y pública en varios puntos del centro de la ciudad, incluyendo las inmediaciones del emblemático Palacio de Bellas Artes, y agredieron a los policías incluso con bombas molotov.
Ebrard rechazó estos "actos de barbarie", que incluyeron destrucción y daños a inmuebles, vehículos y al menos cinco patrullas policiales, así como saqueos de comercios.
Dos heridos de gravedad
En tanto, la Cruz Roja Mexicana indicó en un comunicado que en total los servicios de emergencia de la institución atendieron a 76 personas con heridas leves y otras 29 fueron trasladadas a diferentes hospitales de Ciudad de México, detalla Efe.
Uno de los heridos, Juan Francisco Kuy Kendal, de 67 años, sufrió un traumatismo craneoencefálico y fue intervenido quirúrgicamente. Su condición es estable y se está controlando el edema cerebral que tiene, indicó el comunicado.
Otros pacientes continúan hospitalizados con lesiones diversas, incluyendo contusiones y fracturas, añadió.
Las imágenes de la cadena mexicana Milenio mostraron a un joven herido en la cabeza y tendido en el suelo, inmovilizado, que no reaccionaba cuando sus compañeros intentaron arrastrarlo de una pierna. Las autoridades no han hecho alusión a su estado ni precisado dónde se encuentra.
Los disturbios comenzaron muy temprano en las inmediaciones del Palacio de San Lázaro, sede de la Cámara de Diputados, donde se llevó a cabo la sesión solemne de investidura de Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), como presidente de México.
Los manifestantes lanzaron petardos, botellas con gasolina encendidas y piedras, y se enfrentaron con palos con las fuerzas de seguridad desplegadas en los alrededores del recinto legislativo e incluso se apoderaron de vehículos para tratar de derribar una barrera metálica e ingresar en la sede.
Los policías impidieron el paso de los manifestantes, en su mayoría maestros y miembros del movimiento juvenil Yo Soy 132, y respondieron con gases lacrimógenos y chorros de agua lanzados desde tanques antidisturbios.
Una vez concluida la ceremonia de investidura, los manifestantes de desplazaron hacia el Zócalo (la plaza central de la ciudad) y en el camino hicieron destrozos en hoteles de la céntrica Avenida Juárez, rompieron vidrios de instalaciones bancarias y destruyeron paradas de autobuses.
También arremetieron contra restaurantes y vehículos privados estacionados en las calles, y realizaron pintas en edificios públicos.
Manifestaciones en la Feria Internacional del Libro
En tanto, en la occidental ciudad de Guadalajara, manifestantes se congregaron en la Plaza Juárez y marcharon causando daños en la sede del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que pertenece Peña Nieto, y en instalaciones de la cadena Televisa a la que acusan de haber favorecido a Peña en la cobertura de la campaña electoral.
El grupo, supuestamente formado por varias organizaciones, entre ellas el Yo Soy 132, llegó hasta las inmediaciones de la Expo Guadalajara, donde se celebra la Feria Internacional del Libro (FIL), donde fueron recibidos por un dispositivo de seguridad formado por granaderos.
Fuentes policiales dijeron a la prensa que alrededor de una veintena de los manifestantes fueron detenidos, la mayoría jóvenes, y que cuatro policías fueron heridos, uno de ellos de gravedad.
Daños en Hemiciclo a Juárez y Alameda Central
Notimex destaca que los manifestantes, quienes salieron de las inmediaciones de San Lázaro, se enfrentaron también con elementos de la Policía Auxiliar del Distrito Federal frente al Palacio de Bellas Artes y calles del Centro Histórico.
En las baldosas de la Alameda, recién remodelada, los quejosos realizaron pintas y en otros casos las arrancaron para agredir a elementos de la Policía, ubicados en las calles 5 de Mayo, Francisco I. Madero y Tacuba, así como el Eje Central, rumbo a Fray Servando, informa Notimex.
Los inconformes quienes se cubrían el rostro lanzaron huevos, botellas, latas, entre otros objetos a los automóviles que circulaban por la avenida Juárez.
En la misma zona causaron daños a puestos de periódicos, semáforos, e intentaron incendiar un árbol, por lo que fue necesario el arribo del Cuerpo de Bomberos. Otro grupo destrozó una unidad de trolebús e intentó incendiarla.
En la esquina de avenida Juárez y Dolores rompieron los vidrios de una sucursal de Bancomer, así como los sistemas de alarma y cámaras del inmueble bancario, ante el temor de transéuntes que llamaban a la calma y el diálogo.
En la cuenta en twitter @Metrobus_GDF se anuncian circuitos temporales en la Línea 1 de Indios Verdes a Revolución y de Insurgentes a El Caminero por el paso de manifestantes en Reforma.
A su vez la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal tuiteó: "La CDHDF mantiene presencia en calles de la ciudad ante los actos de violencia registrados en las manifestaciones".
Familiares de detenidos exigen su lliberación
Para la mañana del domingo, elementos del Cuerpo de Granaderos reforzaron la vigilancia de la sede de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), debido a que jóvenes y familiares de los detenidos por los hechos vandálicos registrados este sábado exigen su liberación.
Los inconformes mantienen bloqueado el tránsito vehicular en la esquina de Doctor Vértiz y Doctor Lavista, donde se encuentra la Agencia Central de Investigación, donde rinden su declaración 92 personas, entre ellas 11 menores que fueron presentadas por los acontecimientos de este sábado.
En la esquina de Doctor Lavista y Eje Central un grupo de jóvenes se enfrentó con elementos de Seguridad Pública, lo que derivó en la captura de otras cuatro personas que también fueron presentadas ante el Ministerio Público de la Agencia Central de Investigación.
Familiares de los detenidos acudieron a la representación social para conocer su situación jurídica, por lo que se reunieron con los representantes de grupos opositores para encontrar una estrategia de defensa.

¿Quién estuvo detras los actos vandálicos?

En otro parte informativo, Notimex destaca qie el Gobierno del Distrito Federal atribuyó a "grupos anarquistas" los actos de violencia registrados la tarde del sábado en el Centro Histórico, los cuales fueron planeados deliberadamente y representan una agresión a la capital del país.
El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubon, y el procurador de Justicia, Jesús Rodríguez Almeida, detallaron que entre los grupos que han sido identificados están "Bloque Negro Anarquista", "Cruz Negra Anarquista" y "Coordinadora Estudiantil Anarquista".
En conferencia de prensa Ebrard puntualizó que la violencia fue diseñada a escala para destruir y afectar a la capital del país, pero advirtió que no habrá impunidad y se buscará a otros posibles responsables.
El titular de la Procuraduría General del Justicia del Distrito Federal (PGJDF) puntualizó que entre los detenidos se encontraban 11 menores de edad.
Destacó que estas personas fueron aprehendidas en diferentes sucesos que se registraron en las calles de Regina, Madero, Eje 2 Norte, Juárez y la Glorieta de Colón siendo estos dos últimos lugares donde se detuvo a la mayor cantidad de personas.
Por su parte Ebrard Casaubon refirió que se repararán los daños perpetrados en contra de la Alameda Central y el Hemiciclo a Juárez "que acabábamos de remodelar".
El Gobierno del Distrito Federal apoyará además a los cuatro hoteles del Centro Histórico afectados por los disturbios ocurridos este sábado por manifestantes, informó el secretario de Turismo del Distrito Federal, Carlos Mackinlay.
Durante un recorrido por Paseo de la Reforma y avenida Juárez, el funcionario capitalino consideró que los hechos no afectarán la ocupación hotelera ni alejarán al turismo de la ciudad de México.
Mackinlay Grohmann y el presidente de la Asociación de Hoteles de la Ciudad de México, Nathan Poplawsky, constataron algunos de los daños a los hoteles Hilton, Sevilla Palace, Meliá y Meridien, provocados por manifestantes en el marco de la toma de posesión de Enrique Peña Nieto como presidente de la República.
Las afectaciones quedarán reparadas en algunos días, aseguró el secretario de Turismo capitalino, mientras que los gerentes de los inmuebles mencionaron que ninguno de los huéspedes resultó con afectaciones.
Gobierno federal se sumó a las condenas
El Gobierno Federal se solidarizó con las autoridades capitalinas y condenó los actos vandálicos suscitados el sábado durante las protestas.
En un comunicado, la Secretaría de Gobernación (Segob) señaló que corresponde a las autoridades del fuero común la investigación y el deslinde de responsabilidades en el ámbito de su competencia.
Finalmente la dependencia refrendó el compromiso del Gobierno de la República de respetar el ejercicio de la garantía de libertad de expresión, cuyo límite establece la Constitución.
La izquierda pide castigos
El presidente nacional del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano, deslindó a su partido de los actos de vandalismo registrados en el Centro Histórico, y pidió se investigue a fondo estos hechos para castigar a los culpables materiales e intelectuales.
En conferencia de prensa mencionó que el partido condena los acontecimientos del sábado, pues la trasmisión de poderes no puede ser pretexto para dañar inmuebles y monumentos.
Respaldó las acciones emprendidas por el gobierno capitalino que han dado como resultado detenciones, para deslindar responsabilidades sobre estos actos que pretenden propiciar inestabilidad.
"No se puede justificar que por puntos de vista políticos se ejerzan actos de violencia que atenten contra la seguridad de las personas y las instituciones. Estamos por ello en este sentido claramente en solidaridad con las acciones del gobierno de la ciudad", afirmó.
"Al mismo tiempo, porque se empiezan a circular versiones con la intención de desacreditar al PRD; por lo que se deslinda clara y absolutamente de estos actos de violencia que el día de hoy vimos en estas partes del Centro Histórico y del corredor Alameda-Reforma de la Ciudad de México, estamos absolutamente al margen", puntualizó.
Zambrano manifestó que es necesario saber quiénes están detrás de esos "actos de barbarie que no se habían presentado en la Ciudad de México", así como del enfrentamiento entre policías y manifestantes afuera de la Cámara de Diputados.
Expresó que en México el uso legítimo de la fuerza pública está constitucionalmente permitido, lo que se debe evitar es que se violen derechos humanos y los resultados de las investigaciones revelarán si hubo algún exceso en alguno de estos casos.
Seis mil elementos vigilaron la seguridad
Días antes, en las inmediaciones de la sede del Congreso, se instaló un cerco de la policía federal, con más de seis mil elementos, y se colocó protección de vallas metálicas de unos tres metros de altura.
"No esperábamos algo tan violento", comentó a la AFP, con rostro nervioso y asustado, uno de los 200 uniformados que trataban de repeler con gases lacrimógenos a medio millar de manifestantes que acecharon uno de los flancos del cerco metálico, que por momentos se convirtió en una auténtica cortina de humo y fuego.
"Ni sus putos gases, ni los granaderos (policías antimotines) nos van a detener", se leía en una leyenda pintada en el pavimento, con la firma del movimiento estudiantil #Yosoy132, surgido durante la campaña y que llamaba a votar contra el PRI por considerar que era un regreso a regímenes autoritarios.
"Ha concluido un gobierno espurio y comienza la pesadilla de la imposición, la ilegitimidad, inicia la restauración, la vuelta al pasado", dijo el diputado Ricardo Monreal, de Movimiento Ciudadano y que fue jefe de campaña de Andrés López Obrador, el candidato de izquierda derrotado en los comicios del 1 de julio.
©Univision.com
Commentarios