El 'talón de Aquiles' de Felipe Calderón

Univision.com | Nov 29, 2012 | 2:57 PM

La estrategia de seguridad es cuestionada por muchos

Con Vicente Fox Quesada, en 2000, comenzó la alternancia del poder en México. La elección de entonces marcó un precedente en la política del país, pues el Partido Revolucionario Institucional (PRI) dejó la silla presidencial tras ostentarla durante 70 años.
En 2006, con unos comicios polémicos y de resultados mucho más cerrados, Felipe Calderón Hinojosa se alzó con el triunfo, dando al Partido Acción Nacional (PAN) seis años más en el gobierno del país y enterrando en el tercer sitio de las preferencias electorales al PRI.
Pero fuertes razones debieron tener los mexicanos para revivir los fantasmas del pasado, pues los resultados oficiales otorgaron en 2012 un claro triunfo en las urnas a Enrique Peña Nieto, con lo que el PRI resurgía desde las cenizas con todo y su historia de 70 años de autoritarismo y corrupción desde el gobierno.
Para el diario estadounidense The Washington Post, la estrategia de seguridad del gobierno de Felipe Calderón es la razón de la derrota del PAN en las elecciones presidenciales de 2012. Cabe recordar que al inicio de su mandato, en diciembre de 2006, el presidente emprendió una lucha abierta en contra del crimen organizado que ah dejado, de acuerdo a recuentos periodísticos, unos cien mil muertos a lo largo y ancho del país.
Esta batalla, que sin duda y para bien o para mal marcará el mandato de Calderón, consistió en que el presidente “envió a batallones de soldados pobremente entrenados a las calles para pelear contra poderosas organizaciones trasnacionales del crimen organizado, deja el campo de batalla esta semana con, al menos, 60 mil muertos por la violencia relacionada con las drogas y la guerra esencialmente estancada”, aseveró el medio.
Las promesas rotas
Durante su campaña presidencial, Felipe Calderón había prometido a los mexicanos que sería “el presidente del empleo”. Sin embargo, las cifras en ese aspecto no fueron sobresalientes.
“Calderón entró al gobierno prometiendo reducir la pobreza, aumentar las oportunidades en educación y abrir el país a empresas competitivas. Se lograron ganancias modestas, pero este gobierno de centro-derecha fue consumido por la guerra contra las drogas”, sentenció The Washington Post.
“Su estrategia desató niveles récord en crímenes, lo que ayudó a mandar a su partido a una asombrosa derrota en la elección presidencial de julio”, dice el rotativo. Y con razón: el partido en el poder se fue hasta el tercer sitio. Su contendiente, Josefina Vázquez Mota, se ubicó por debajo de Peña Nieto y del izquierdista Andrés Manuel López Obrador, quien nuevamente se quedó con el segundo puesto en su también segundo intento de llegar a la silla presidencial.
“Durante los primeros cinco años de la administración de Calderón, los homicidios aumentaron en más de 200 por ciento”, dice el diario. Y aunque las autoridades afirman que la mayoría de las víctimas han sido personas vinculadas al crimen organizado que han muerto a manos de rivales delictivos en la disputa del poder, otros sin vínculos delictivos también han perdido la vida. Las voces oficiales los llaman simplemente “daños colaterales”.
Estando a cargo, las instituciones de Felipe Calderón presumen de haber golpeado fuertemente a la delincuencia organizada en el país. Sostienen que más de la mitad de los 37 capos más buscados del país han sido detenidos o abatidos por las autoridades mexicanas. Sin embargo, una gran interrogante queda del gobierno de Calderón, y The Washington Post no olvidó mencionarla.
El tema incómodo
“Aunque muchos señores de la droga han caído durante el gobierno de Calderón, una excepción importante es el jefe del cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, el traficante más poderoso de México, quien bajo el gobierno de Calderón ha expandido su control a las regiones y rutas más lucrativas”, recuerda el rotativo.
Cabe recordar que Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera se fugó de la prisión de máxima seguridad de Puente Grande, en Jalisco el 19 de enero de 2001, durante el gobierno de Vicente Fox.
CNN afirma que el más famoso narcotraficante mexicano corrompió a las autoridades del penal antes de fugarse, aunque la versión oficial dice que escapó sin ser visto por nadie a bordo de un camión de lavandería.
'Con la frente en alto'
La noche del miércoles, el presidente mexicano emitió su mensaje de despedida a la nación, afirmando que “México es distinto y es mejor” y además sostuvo que se va “con la conciencia de haber actuado en cumplimiento de mi deber y responsabilidad al servicio de México”.
El mensaje fue transmitido en cadena nacional, y fue el momento adecuado para muchos de protestar contra el sexenio que termina: “Sobre su conciencia (…)pesará el clamor de las víctimas que no lo dejaremos dormir en ningún lado”, citó el portal del diario español El Mundo a miembros del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad que, horas antes, se manifestaron en la Estela de Luz, monumento polémico fuertemente criticado por su costo.
“Más allá de mis capacidades y limitaciones, les aseguro que he puesto toda mi voluntad y entendimiento para construir el bien común. He trabajado para dejar una patria más fuerte, con un mejor sistema de justicia. Más sano y con una economía sólida”, dijo Calderón en su mensaje.
Sin embargo, Guadalupe Fernández, integrante de una Organización No Gubernamental de desaparecidos dijo a El Mundo que Felipe Calderón “se va como el presidente más cruel, sanguinario e inepto de la historia de México”. Y dirigiéndose al mandatario, Fernández le dijo: “Te negaste a escucharnos, tu guerra fallida y tu ambición no tuvieron límites. Que la historia te condene (…) Dejas un pueblo masacrado pero no vencido”.
©Univision.com
Comentarios