Nuevos jefes de policía vigilarán las calles de Sao Paulo

AFP | Nov 28, 2012 | 9:10 PM

Intentarán contener la ola de violencia

El gobernador del estado de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, prestó juramento a los nuevos jefes de la policía militar y civil, designados para intentar contener una ola de violencia que ha costado la vida a más de 300 personas desde inicios de octubre.
Alckmin y su nuevo secretario de Seguridad Pública, Fernando Grella Vieira, tuvieron una primera sesión de trabajo con el coronel Benedito Roberto Meira, el nuevo jefe de la policía militar, y con Luiz Mauricio Souza Balzeck, el nuevo jefe de la policía civil, indicó el gobierno estatal en un comunicado.
El cambio de los dos jefes policiales llega en medio de una ola de violencia ligada a una guerra no declarada entre un grupo criminal que opera desde prisiones paulistas conocido como "Primer Comando de la Capital" (PCC) y la policía militar.
Al menos 10 asesinatos fueron reportados en el área metropolitana de Sao Paulo, donde viven más de 20 millones de personas, durante el fin de semana, según funcionarios.
Aumentarán el número de efectivos
La violencia costó a Antonio Ferreira Pinto su puesto como secretario de Seguridad del estado. Fue reemplazado la semana pasada por Vieira.
Alckmin ha anunciado planes para aumentar los efectivos, sobre todo en las áreas de inteligencia e investigación.
Los nuevos jefes de la policía enfrentan el desafío de esclarecer los asesinatos de decenas de policías militares e investigar las acusaciones de que hay policías involucrados en los homicidios de presuntos delincuentes, así como luchar contra la corrupción en sus fuerzas.
Suman 300 homicidios desde octubre
Unas 300 personas han sido blanco de homicidios desde octubre, cerca de un tercio de ellas policías militares.
El PCC fue creado en 1993 por presos de la cárcel de Taubaté, cercana a Sao Paulo. Hoy opera dentro y fuera de las prisiones del estado, ordena asesinatos de policías y es acusado de tráfico de droga y otros crímenes.
Los ataques recuerdan a los brasileños el violento mes de mayo de 2006, cuando una ola de homicidios, rebeliones carcelarias y barricadas callejeras atribuidas al PCC dejó más de 170 muertos, entre ellos 47 policías.
©AFP
Commentarios